la tercerización y privatización de la inscripción on line que ya venía fracasando con los alumnos