el gobierno de la Ciudad ingresó de manera ilegal al hospital José T. Borda. Con más de 400 efectivos de la Policía Metropolitana