De lo que subyace tras los actos conmemorativos de las fiestas patrias por Marta Marucco

04/08/2016

Paula Fraga, Horacio Cárdenas y Diego Saullo, maestros de 4° grado de la Escuela N° 15, DE 13°, resolvieron abordar la Promesa a la Bandera como un emprendimiento colectivo para eludir el peligro de reducirla a un acto formal, vacío de pensamiento y de sentimiento

Empezaron reuniéndose los tres para acordar un punto de partida y lo hallaron en la idea de Patria, entendida como la Pachamama, la Madre Tierra, identificada con el lugar donde nacemos, trabajamos y aprendemos con otros. Esta decisión no fue arbitraria, respetó la  pertenencia cultural de la mayoría de las familias que envían a sus hijos a la escuela.

A partir de ese enfoque, los docentes organizaron la enseñanza del tema como proceso de intercambio de saberes con vistas a enriquecerlos mediante la apoyatura de diversos recursos: imágenes, información impresa, canciones, aportes de las familias… La oralidad, la observación, el dibujo, la lectura, dieron lugar a breves escrituras sintetizadoras de la interpretación personal de cada niño sobre lo que estaban tratando.

A título de ejemplo, van los textos de Alejo quien privilegió la información sobre el contexto social y de Viviana quien resaltó el sentido político de la conmemoración. Ambos fueron leídos en el acto escolar:

"Belgrano nació en 1770. Era de familia rica. Cuando vio a los indios, gauchos y negros que trabajaban sin parar, Belgrano pensó que no estaba bien y se unió a la Revolución.

Los ricos no trabajaban. Para ellos trabajar significaba una mala palabra. Los negros no podían ser ricos. Solo los blancos eran ricos porque creían que eran mejores.

Los gauchos trabajaban en un campo que no era de ellos. Su trabajo era matar a las vacas y darle el cuero al patrón, que se lo daba a Inglaterra. Ahí hacían botas, carteras y telas. En América les vendían los cueros a $10 y los ingleses te vendían las carteras a $100"  Alejo Aranda

"Belgrano luchó con San Martín, con Juan Azurduy, que era la jefa de muchos indios y con Güemes, que era el jefe de los gauchos. Lucharon por la Libertad.

Belgrano creó la bandera y puso el sol en homenaje a Tupac Amarú porque el también luchó por la libertad.

Belgrano murió el 20 de Junio de 1820 porque estaba enfermo y no tenía plata. Además tenía 50 años y estaba viejito.

El luchó porque quería que todos vivieran felices. No solo los ricos, sino todos" Viviana Quispe Guzmán

De este interesante proceso, pueden compartir distintos momentos con el video: https://vimeo.com/171146980

Los maestros Paula, Horacio y Diego también escribieron. Estas son sus Palabras para el Día de la Bandera.

Buenos días a todos: queridos chicos, familias, compañeros de trabajo, comunidad.

Hoy es un día muy especial para todos. Como desde hace muchos años, los chicos y chicas de 4º grado prometen lealtad a la Bandera, un acto cargado de significados que no podemos dejar de contar y explicar. De eso se tratarán estas palabras.

La Bandera, esa que saludamos cada mañana, es el símbolo de la Patria. Es la manera de nombrar y dibujar algo que no tiene una forma precisa. La Patria es así, tan difícil de mostrar que necesita una Bandera. Nada fácil, pues la Patria no tiene un solo color ni un solo sabor; tiene muchos. Todos los colores; todos los sabores. Bien distinta de las banderas que tenían los reyes y los altos nobles: solo el mustio matiz y el rancio aroma de sus privilegios. Nuestra Bandera en cambio tiene dos colores a la vista, pero esconde todo un arco iris dentro. Si la vemos bien se parece mucho a aquella, la bandera de los pueblos andinos, a quienes Belgrano les dedicó el Sol de la celeste y blanca.

Ahora bien… ¿qué es la Patria? La Patria es en principio el lugar donde estamos, el suelo que pisamos. Es la cuna donde nacen nuestros hermanos y hermanas, donde florece todo lo que hace posible nuestra existencia.

Por eso la Patria es el hogar de nuestra familia y también la casa de nuestros vecinos, no importa cuán lejos hayan nacido. La Patria es también el colectivero que me lleva a la escuela, son los albañiles que levantaron estos edificios, los campesinos que cultivan lo que nos da de comer, las enfermeras que luchan diariamente del lado de la vida, los que limpian cada rincón con el sudor de su frente para que nadie se enferme, los que cortan y cosen la ropa que nos abriga, los pescadores que conversan con la luna, los pintores que embellecen la mirada, las maestras, los músicos, las cocineras, los amadores del pan ganado altivamente.

Cuando vemos la Bandera, los vemos a ellos. La Patria es la humanidad que está más cerca de nuestro corazón y es el tapiz que los cobija e ilumina. Por eso la Patria es también Matria: es Madre. Es partera de vida. Es alimento, manantial de calor. La Patria es la Tierra, la Madre Tierra. Por eso nuestra Bandera también es el manto de la Pachamama, es el estandarte de Libertad que guía al pueblo en sus sueños de ser cada vez más.

Cuidar la Tierra, cuidar la Pacha, es cuidar la Patria. Cuando prometemos lealtad a la Bandera, estamos prometiendo respetar y cuidar lo que nos rodea, el suelo, el cielo, nuestros hermanos y hermanas. Y, como bien dijeron los chicos de 4º reflexionando sobre la canción que cantarán: cuidar la Pacha es también cuidarnos a nosotros mismos.


Esta interesante idea de Patria no marca fronteras para dividir. Al contrario, las borra. La Madre Tierra no tiene límites trazados en escritorios. Su único mapa son las montañas, los ríos y los pueblos hermanos.

Belgrano lo vio muy claro cuando creó la Bandera. Él sabía que sin los pueblos americanos no había liberación. Por eso miró al continente y encontró el Sol de los Incas, esa civilización gigante, y lo puso en el centro de la bandera. Ese sol que justo por estos días comienza su viaje de regreso. La noche de San Juan y sus fogatas, el Willka Kuti aymara, el Inti Raymi quechua, la fiesta del sol niño que vuelve a crecer, a agrandar los días y acortar las noches; el wiñoy tripantu mapuche, la nueva salida del sol. Hasta eso parece haber pensado Don Manuel al dejarnos.

Hoy los chicos y chicas de 4º prometen respeto y lealtad a la Bandera; es decir, a todas esas ideas y convicciones. No es poco. Sabemos que es una gran responsabilidad, a veces hasta una carga, pero les decimos también que es un bellísimo gesto de generosa entrega y una tarea llena de recompensas para el alma, como lo es cualquier acto de amor.

Paula Fraga, Horacio Cárdenas, Diego Saullo - Maestros de 4º grado, TM  

La participación de las familias fue más allá de su presencia en el acto escolar. Ezequiel Jusid, papá de una alumna e integrante de la banda Arbolito, cantó con todos los prometedores de lealtad a la bandera el tema Pachamama de la que es autor.

En el enlace https://www.youtube.com/watch?v=tqNmRyXSiLk&feature=youtu.be, podrán ver y escuchar: la apertura del acto con el Himno Nacional, la promesa a la bandera, seguida por vibrantes aplausos, y la interpretación de Pachamama con el Arbolito Ezequiel y su guitarra acompañada por instrumentos ejecutados por chicos y docentes.

Y el entusiasmo de haber confirmado que las conmemoraciones patrias pueden ser mucho más que un mero acto protocolar, maestros, alumnos, familias de 4° grado.

Decidieron ser partícipes activos de la celebración próxima: el 9 de Julio, Día del Patrono de la Escuela 15, República Argentina.

Como le correspondía preparar el acto central al turno tarde, los grados de la mañana organizaron talleres. Los cuartos propusieron pintar un mural con las familias y los quintos se prendieron.

La temática elegida dio continuidad a la que fue base del Día de la Bandera, la Patria como Madre Tierra; la naturaleza y la cultura -los seres humanos trabajando y creando- armonizadas en el territorio. El marco fue el proyecto emancipador del sector americanista de Mayo (Belgrano, San Martín, Güemes, Azurduy) que participó activamente en la Declaración de la Independencia y en las batallas por hacerla efectiva, bien ligados a los habitantes del territorio de lo que es testimonio el acta redactada en tres idiomas: español, quechua y aimara. https://www.youtube.com/watch?v=tqNmRyXSiLk&feature=youtu.be

Los invitamos a entrar a https://vimeo.com/174037949 para participar virtualmente de la elaboración del mural que, además, pueden ver desplegado en esta fotografía

La celebración del 9 de Julio en la Escuela N° 15 del Distrito Escolar 13 muestra entre sus originalidades entrelazar la Declaración de la Independencia y la creación de la Bandera Argentina, acontecimiento que anticipó la decisión expresada en 1816 de proclamar ante el mundo la voluntad unánime e indudable de constituirnos en una Nación libre e independiente de los reyes de España y de cualquier otra potencia extranjera que pretendiera dominarnos.

Por último queremos destacar la interpretación contrastante que tuvo el Bicentenario en su conmemoración oficial y la que inspiró los actos realizados en muchas escuelas de nuestro país. Lo sintetizamos así:

El gobierno amarillo esconde el sol en el logo del Bicentenario; la escuela lo pone en el centro.

Para ellos la patria es una tienda, un mostrador para hacer negocios; para nosotros es madre, cuna, abrigo y horizonte.

Un ministro le pide perdón a la falsa “madrepatria”; los pibes le piden perdón a la verdadera Madre Tierra.

Para el Presidente, Belgrano sintió “angustia” al declararse la Independencia; para los pibes, fue su razón de ser.

El Gobierno invitó al rey cazaelefantes, y solo asistió él. En la escuela estaban todos los que tenían que estar.

Por cada vendepatria hay cientos de amapatrias.

Marta Marucco

Compartir en

Añadir nuevo comentario

Image CAPTCHA