Para que esto no se termine nunca: Walsh y su herencia. Por Pablo Frisch

12/05/2016

“Reproduzca esta información, hágala circular por los medios a su alcance: a mano, a máquina, a mimeógrafo, oralmente. Mande copias a sus amigos: nueve de cada diez las estarán esperando. Millones quieren ser informados.

El terror se basa en la incomunicación. Rompa el aislamiento. Vuelva a sentir la satisfacción moral de un acto de libertad. Derrote al terror. Haga circular esta información”

reclamaba Rodolfo Walsh a los periodistas locales y a los corresponsales de prensa extranjera a quienes el 24 de marzo de 1977 envió su Carta Abierta a la Junta Militar

Treinta y nueve años después, Belén, Santiago y Alejo, integrantes del Centro de estudiantes de la Escuela de Enseñanza Media porteña que lleva su nombre,  lograron que compañeros, profesores, preceptores y participantes en la Marcha por Memoria, Verdad y Justicia, pusieran voz a este testimonio de dignidad periodística

Pablo Frisch, uno de sus profesores y miembro del Grupo de Reflexión, los entrevistó para que contaran por qué, para qué y cómo lo hicieron


Para que esto no se termine nunca: Walsh y su herencia.

Por Pablo Frisch


Belén, Santiago y Alejo son estudiantes de la Escuela de Enseñanza Media N° 1 del Distrito Escolar n° 16, una institución pública ubicada en el barrio porteño de Villa Pueyrredón, que lleva el nombre “Rodolfo Walsh”. Allí cursan el tercer y cuarto año de sus estudios, a la vez que participan activamente en su Centro de Estudiantes. El último acto por la Memoria, Verdad y la Justicia, estuvo a su cargo. Decidieron filmar a varios de sus compañeros, docentes, preceptores, familiares -y hasta desconocidos- leyendo distintos fragmentos de la Carta Abierta a la Junta Militar de Walsh, paraluego proyectar el video en pleno acto. Cuentan las malas lenguas que a más de uno se le piantó un lagrimón durante la función. A quien escribe este artículo también, aunque le llegó por facebook. Los entrevistamos para conocer un poco más sobre la historia detrás del video y del Centro de Estudiantes, preguntándonos sobre las eventuales intervenciones pedagógicas que pudieron haberles aportado algo significativo a estos jóvenes tan interesantes y creativos.

Link al video: https://www.youtube.com/watch?v=K0c7xncpZoA&feature=youtu.be


PF: ¿Cómo fue que se les ocurrió la idea de filmar a sus compañeros y docentes leyendo la Carta Abierta a la Junta Militar de Rodolfo Walsh?

Belén: Nos parecía importante que los demás alumnos y también los profesores pudieran, más que leer, sentir la carta de Rodolfo Walsh y conocer el peso que tenía entonces y el que tiene ahora. Somos una escuela con orientación en comunicación social y nos pareció importante ver este hecho como algo súper importante para el periodismo en Argentina y por qué no para todo el mundo.

Santiago: Claro, ponerse enfrente de un micrófono y leer la carta como si leyeras cualquier otro relato es fácil. Nosotros lo que queríamos hacer era que los pibes lo vivan de otra forma.

Belén: Y que realmente les llegue, porque capaz vos vas a un acto normal en la escuela, ves a un locutor que habla sobre la carta de Rodolfo Walsh… y es algo como muy lejano. En cambio, verla encarnada en tus propios compañeros y profesores,o quizá en el pibe que se sienta al lado tuyo en el aula, es algo que llega mucho más.

Santiago: Al hacer este video con estudiantes, profesores, preceptores y también con gente que nos encontrábamos en la calle y les pedíamos que lean un fragmento de la carta… yo creo que ahí les llegó de otra forma. Tal vez les hayan dado ganas de averiguar más sobre el tema y se hayan puesto a investigar.

PF: ¿Cómo fue recibido el video por parte de la institución?

Santiago: Los profesores, preceptores y directivos nos felicitaron, nos dijeron que estaba muy bueno. También fue muy bien recibido por parte de los chicos.

Belén: Además los pibes mostraron mucho más interés que en los videos de los actos “normales”. De hecho después se pasó otro video más cliché con un locutor hablando sobre la dictadura y el nuestro les gustó más.

Santiago: Claro, retuvieron más el que hicimos nosotros que el otro.

Alejo: Cuando estábamos pensando sobrela llegada que podría tener entre nuestros compañeros el video, decidimos no filmar toda la carta, sino acortarla un poco para que fuera más dinámico.

Belén: Claro, además el video fue filmado en distintos escenarios y contextos, que incluyeron también la marcha del 24 de Marzo. Tener una marcha atrás mientras leíamos la carta de Rodolfo Walsh, con el cabildo de fondo y la gente con las banderas fue algo muysimbólico. Todo eso junto toma mucha fuerza.

PF: ¿Dónde aprendieron las cosas que pusieron en juego en ese video?

Belén: Es algo que siempre me interesó y dentro de la escuela hubo momentos en los que le dieron más cabida a mi interés que en otros. Hay profesores que te enseñan la historia como dicen los libros, con muchos datos, fechas y nombres. Y entonces te queda como que es algo super lejano, no te toca nada. Pero si te lo cuentan de una forma más cercana y personal, como algo que realmente pasó en tu país, te llega de otra forma. Me parece muy loco pensar que a pibes como yo los secuestraban por hacer lo que hago yo todos los días.

Santiago: A mi me preocupa un poco que en esa época a pibes de nuestra edad los secuestraban y hoy hay pibes de nuestra edad que no tienen idea de lo que pasó. Tienen que saberlo. A mi este tema siempre me impresionó mucho, cuando me enteré de todo esto en la escuela, de chiquito, no podía creer que habían pasado todas estas cosas.

Alejo: Yo no recuerdo cuándo fue que me enteré por primera vez que había habido una dictadura en la Argentina.Para un chico de 6 o 7 años que aprende todo esto, es como raro.

Belén: Yo recuerdo que me chocaba mucho la palabra desaparecido, no lo podía creer. Esta idea de que no están ni vivos ni muertos era rara. No podés desaparecer del mundo así por que si. Creo que la escuela en general le dio cabida a mis inquietudes. Algunas veces me respondían específicamente lo que había preguntado y entonces la cosa quedaba ahí. Otras veces, yo preguntaba algo y los profesores me hacían preguntarme tres millones de cosas más y eso te daba ganas de saber mucho más.

PF: ¿Creen que su participación en el programa “Jóvenes y Memoria” que funciona en la escuela les brindó algunas herramientas interesantes?Santiago: Si. Nos fuimos vinculando de distintas formas al programa. Al principio no sabíamos de este proyecto. Nosotros comenzamos a construir el Centro de Estudiantes en 2015 y nuestra primera marcha fue precisamente la del 24 de marzo, me acuerdo que fuimos 10 o 12 chicos. Entonces el profe FedeLiptak nos convocó para formar parte del proyecto Jóvenes y Memoria.

Alejo: Cuando ellos empezaron a formar el Centro de Estudiantes yo tenía ganas de participar, me parecía una idea interesante. Todavía no nos conocíamos entre nosotros, porque estábamos en turnos diferentes. Cuando empecé a ver que se empezaba a formar algo interesante, ahí me acerqué al proyecto.

Belén: Yo desde la primaria que quiero armar un Centro de Estudiantes. Traté y no funcionó. Después cuando vine a la secundaria acá, empecé a preguntarle a todo el mundo si había un centro y nadie sabía mucho. Cuando ellos hicieron la marcha yo no me enteré porque estaba en el otro turno. Fue entonces que el profe Liptak me convocó para que participe en el proyecto y me re copé.

Santiago: Una vez dentro del Proyecto Memoria, viendo que lo que más nos interesaba realmente era armar un centro, decidimos hacer un video sobre la historia de los Centros de Estudiantes en Latinoamérica y sus luchas.

Belén: Creo que también le dábamos importancia a Walsh en ese video, porque tener la herencia del nombre de Rodolfo Walsh en la escuela y no tener un centro de estudiantes… Es como que dejaste una lucha, un puesto vacante: no la tomaste.

(*) Para ver el video clickear aquí: https://www.youtube.com/watch?v=JQ1KWTrRjkQ&feature=youtu.be

PF: ¿Qué más pueden contarnos sobre el Centro de Estudiantes en esta escuela?

Santiago: Ahora estamos mucho más avanzados. El año pasado tuvimos elecciones y hoy se suman cada vez más chicos. Trabajamos de una forma cada vez más organizada, creamos comisiones en las que laburan juntos pibes de primero a quinto año.


Belén: Como que está mucho más consolidado y más incluido en la escuela. Llegás a primer año y sabés que hay un centro de estudiantes, y no es algo “de los chicos raros de quinto año”.

Alejo: Al haber más chicos, cada uno con sus actividades fuera de la escuela, empiezan a llegar al Centro de Estudiantes más actividades, más inquietudes, más problemas, más cosas para hacer. Y más ideas también.

Santiago: Este año nos planteamos qué pasará cuando nosotros egresemos y ya tenemos un par de ideas como para que los chicos de primero y segundo se pongan también las pilas con el centro, para que esto no se termine nunca

Alejo: Ya hay pibes de primer año que se prenden más con el Centro que los de quinto.

Compartir en

Añadir nuevo comentario

Image CAPTCHA