Iniciativa transformadora

01/06/2015


Al sur de la provincia mediterránea el grupo cooperativo ACERO brinda servicios esenciales a la población y avanza en la concreción de nuevas obras. Sinergia solidaria para el bien común.

«Lo inédito en esta construcción de la Estación Transformadora Elena es que por primera vez la Empresa Provincial de Energía Eléctrica de Córdoba (EPEC) adjudica a una cooperativa en forma directa la administración y ejecución de obra. El Estado provincial, de esta manera, ahorró un 40% de los costos de la obra y marcamos un cambio en lo que hace a la política de ejecución de la obra pública», destaca Armando Boatti, presidente de la Asociación de Cooperativas Eléctricas y Servicios Públicos Regional Oeste (ACERO), entidad formada por las cooperativas de servicios públicos de Los Cóndores, Coronel Baigorria, Berrotarán, Elena, Alcira Gigena, Alpa Corral y Río de los Sauces, localidades aledañas a la ruta nacional 36, que une la capital de la provincia de Córdoba con la ciudad de Río Cuarto.

«Una vez más, desde ACERO aportamos soluciones ante las diversas demandas de los asociados de nuestras respectivas cooperativas», agrega Boatti.

La historia del grupo cooperativo ACERO se inició en 1995, cuando varias cooperativas de servicios ubicadas en localidades del sur cordobés trataban de satisfacer una necesidad crucial: brindar gas por redes a sus asociados mediante el sistema de grandes depósitos (zepelines), asegurando un servicio estable del combustible, mejorando la calidad de vida de los habitantes de dichas poblaciones.

«Este proyecto llevó a una reunión de consejeros para ver la posibilidad de unirse y así obtener mejores condiciones en compras de insumos para ese servicio», recuerda Boatti, y menciona al contador Constancio Beltramo como parte fundamental del proyecto, dado que fue quien aportó sus conocimientos en cooperativismo para dejar conformada formalmente la asociación ACERO como entidad de segundo grado, en el año 1997.

«Con esta asociación logramos construir un gasoducto que dotó a todas las localidades de gas natural. Después, creamos un plan de ahorro cerrado para adquirir camionetas, que resultó muy exitoso y aún está en vigencia. En 2006, también atendiendo a los reclamos de los asociados que no obtenían buenos servicios de telefonía fija, firmamos un convenio con Telecom para convertirnos desde ACERO en los responsables del mantenimiento de las líneas», enumera el presidente del grupo cooperativo.

La construcción de la estación transformadora es definida por el dirigente como otro gran paso para poder seguir brindando mejores servicios a la población de esa zona de Córdoba. «Aquí estamos en la sala de comandos, el corazón de la obra: una estructura de 200 metros cubiertos donde se ubicarán los tableros de comando a distancia, cargador, rectificador, elementos para comunicación y canales subterráneos para cables», describe Boatti, mientras junto con Carlos José, secretario de ACERO y Fernando García, jefe de redes de la cooperativa de Elena, supervisan los avances de la estación que beneficiará a más de 40.000 habitantes de los departamentos provinciales de Río Cuarto y Calamuchita.

«Estos cables aportarán una salida de 33 KV que alimentarán energéticamente en dos direcciones: hacia el sur, Elena, Río de los Sauces, Alcira Gigena, Baigorria, Alpa Corral; y hacia el norte, Los Cóndores y Berrotarán. Tendremos el doble de capacidad que en la línea actual,  que mide 85 kilómetros y nace en el tercer lago de Embalse en la Usina Reolín y culmina en Río Cuarto», explica García.

Según el técnico, se eligió la localidad de Elena para construir la estación porque está en la mitad de la línea, lo cual facilita dividir  la carga hacia ambas direcciones.
«En este sitio, a la entrada del predio de la estación, estará el transformador de potencia», indica José señalando una base entre canales para tendido de cables y dos paredes de contención. «Estamos en condiciones de prever la conclusión de la obra para fines del próximo mes de julio, teniendo en cuenta óptimas condiciones  climáticas y los tiempos del arribo del equipo transformador», agrega.

Enfrentar el colapso

La estación resolverá una serie de reclamos que los dirigentes reciben en las cooperativas que conforman ACERO.  Según los entrevistados, desde hace años se intenta desde la cooperativa revertir la situación de colapso energético que está cerca de suceder por la saturación de la actual línea ante el crecimiento de las localidades turísticas y las industrias de la zona. «Esta obra solucionará problemas de electricidad en la región por unos 30 años, abasteciendo a los usuarios urbanos y también dando soluciones concretas a las muchas industrias de los rubros agropecuario, minero, maderero y turístico», dice José y concluye: «Con la creación de la Estación Transformadora Elena demostramos que esta asociación se convirtió en el brazo económico de las cooperativas, y que estas pueden plantearse a futuro seguir con la construcción de obras públicas de envergadura que aporten al bien común en una gran región de Córdoba».

Texto y fotos: Bibiana Fulchieri

www.accion.coop

Compartir en

Añadir nuevo comentario

Image CAPTCHA