Grecia: Entre Heidegger y la Economía Política

21/07/2011

Por Ernesto Mattos*


Existe una relación latente entre la Economía Política y la Filosofía. Jose Pablo Feimann (el bueno), con su elocuencia y disertación precisa y aguda, realizaba algunos comentarios sobre Martín Heidegger y la cultura occidental. Para el pensador de Messkirch, la cultura occidental era  Alemania y que ella debía el desarrollo de su pensamiento a los filósofos griegos. Todo el resto no era parte de esa grandiosa cultura occidental. Es decir, Francia, Italia, España, Portugal, Irlanda no serian parte de esa cuna de civilización.

Se podría pensar que después de la invasión de los bárbaros a Roma y la caída de su imperio, los invasores eran los "alemanes", tal como su denominación latina. De esa caída se produjo un legado de fusión y amalgama entre las culturas romana-alemana y hebreo-cristiana.

En esa línea, son los bárbaros (alemanes) los que siguen invadiendo y procurando deconstruir las culturas en la región europea de aquellos tiempos. Pasando los siglos, en la actualidad de crisis económica, que podríamos decir que son provocadas por las estructuras económicas diferentes (Ver Tabla I) de los Estado Nación y sus clases dominantes; que tiene relación con la estructura de comercio exterior. La posición en la división internacional del trabajo. Nos demuestra que hay cierta dominación económica, esto es la expresión de las clases dominantes que incrementaron su acumulación y precisan exportar capitales para seguir incrementando su tasa de ganancia.

Alemania, como último competidor del imperio Chino, domina ciertas economías vía la dependencia comercial y financiera. Relación que mantiene con Grecia. Por eso nuestra relación entre Heidegger y la cultura occidental, la cuna de la civilización para muchos intelectuales (discutible en futuros trabajos) es Grecia. Como hemos escuchado en las noticias, Grecia es hoy el territorio prometido a las privatizaciones. Echémosle un ojo a su situación económica y veremos que el jugador clave es Alemania. Tal vez Hiedegger tenga que dar algunas explicaciones con respecto a esto pero tal vez la economía política y la filosofía sean testigos de los procesos de acumulación y expansión del capital.

Grecia tiene una economía capitalista con la contabilidad del sector público por cerca de 40% del PIB y PIB per cápita de alrededor de dos tercios de las principales economías de la zona euro. El turismo aporta el 15% del PIB. Los inmigrantes representan casi una quinta parte de la fuerza de trabajo, principalmente en trabajos agrícolas y no calificados.

Es uno de los principales beneficiarios de las ayudas de la UE, lo que equivale a cerca de 3,3% del PIB anual. La economía griega creció en casi un 4,0% por año entre 2003 y 2007, debido en parte a los gastos de infraestructura relacionados con los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, y en parte a una mayor disponibilidad de crédito, que ha mantenido los niveles récord de gasto de los consumidores. Sin embargo, la economía entró en recesión en 2009 como consecuencia de la crisis financiera mundial, el endurecimiento de las condiciones de crédito, y el fracaso de Atenas para hacer frente a un creciente déficit presupuestario, se combino con una caída de los ingresos del Estado, y el aumento de los gastos del gobierno. Esta crisis económica, que se había gestado en el centro del imperio norteamericano vía sus instituciones financieras de alta tecnología llegaba a las costas griegas.

Este panorama produjo: la economía se contrajo un 2% en 2009, y 4.8% en 2010. Con el déficit alcance el 15,4% del PIB. Las medidas de austeridad redujo el déficit al 9,4% del PIB en 2010. La deuda pública, la inflación y el desempleo están por encima de la media de la zona euro, mientras que el ingreso per cápita está por debajo, el desempleo se elevó a 12% en 2010.

La erosión de las finanzas públicas, una falta de credibilidad derivada de las estadísticas inexactas y declaradas de modo inexacto, y su bajo rendimiento consistente en seguir adelante con las reformas que le solicito las principales agencias de calificación crediticia a finales de 2009 y ha llevado al país a una crisis financiera. Bajo intensa presión de la UE y los participantes del mercado internacional, impusieron al gobierno que adopte un programa de austeridad a mediano plazo que incluye un recorte en el gasto del gobierno (Ver Tabla II), reduciendo el tamaño del sector público,  reforma del cuidado de la salud y los sistemas de pensiones, y mejorar la competitividad a través de reformas estructurales en los mercados de trabajo y de productos.

Atenas, tiene este desafio por delante, de impulsar reformas que son impopulares, frente a una ruidosa oposición de los sindicatos laborales del país de gran alcance y el público en general. En abril de 2010 una agencia líder de crédito asignado la deuda griega su menor grado de solvencia, en mayo, el Fondo Monetario Internacional y gobiernos de la eurozona ha concedido préstamos Grecia de emergencia a corto y medio plazo por valor 147 mil millones dólares para que el país podría hacer pagos de la deuda a los acreedores. A cambio del rescate más grande jamás reunido, el gobierno anunció recortes en el gasto combinado y aumentos de impuestos un total de $ 40 mil millones durante tres años, en la cima de la austeridad y duras medidas ya adoptadas.

Tabla I: Estructura Económica de Grecia.


Después de esta breve descripción de la economía griega, notamos que la dependencia pone en alerta las posibilidades de desarrollo autónomo y cuestiona las posibilidades de desarrollo en la eurozona. Alemania es el país en el cual concentra su comercio exterior: importa productos manufactureros (maquinarias, equipos de transporte) y exporta (commodities). Sin olvidar que en el Banco Alemán (el homologo del BCRA para nosotros) es el que coordina las políticas del Banco Europeo junto con Francia. Es irónica la historia, pero los bárbaros no solo invadieron Roma sino que se apropiaron de la cultura occidental y ahora controlan la economía griega. Las tensiones entre la Economía Política y la Filosofía se expresan en el continente europeo, mientras las Economía Política y la Filosofía -inconclusa- Latinoamericana se va gestando y tomando otros rumbos.

Tabla II Austeridad en Grecia[1]:

Medidas tomadas o anunciadas desde 2010, fecha de los primeros planes oficiales destinados a hacer frente a la crisis financiera:
Empleos públicos:

-Congelamiento o reducción (hasta un 20%) de los salarios.

-Eliminación del aguinaldo.

-Eliminación de 150,000 puestos (de 700,000), de aquí a 2015.

Jubilaciones:

-Recorte de las pensiones de un 7% en promedio.

-Aumento de la edad jubilatoria de 60 a 67 años, de aquí a 2014.

Protección Social:

-Eliminación del subsidio solidario para desempleados de larga duración, empleados de bajos ingresos, jubilados, campesinos, etc.

-Reducción de los subsidios para discapacitados.

Impuestos:

-Aumento del IVA del 13% (antes de la crisis) al 23%

-Creación de un "impuesto solidario" del 1% al 4%, según los ingresos, y de un impuesto adicional del 3% para los empleados públicos.

-Creación de un "impuesto de emergencia" a las grandes propiedades, yates y piscinas.

Privatizaciones:

Subasta de tierras públicas en zonas turísticas: venta del 10% de OTE, la empresa nacional de telefonía, a su principal accionista, Deutsche Telekom; cesión de la participación del Estado en el Banco Postal (34%), el Puerto del Pireo (75%), el Puerto de Salónica (75%); privatización de una parte de los activos públicos en la Lotería Nacional, las empresas nacionales de gas, electricidad y exploración minera, autopistas, correo, etc.


[1] Europa: La crisis que indigna. Mecanismos perversos que llevan a una callejón sin salida. ¿Hay que pagar la deuda? Por Demien Millet y Eric Toussaint. Le Monde Diplomatique. El Diplo 145. Julio 2011. www.eldiplo.org

*Ernesto Mattos es economista, investigador del departamento de economía política y sistema mundial y del CEMOP.

Compartir en

Añadir nuevo comentario

Image CAPTCHA