Brasil-Argentina: no hay 2 sin 3

09/09/2011

Por Leonardo Granato*

El 29 de julio de 2011, la presidenta Cristina Fernández de Kichner se reunió con su par brasileña Dilma Rousseff y ratificaron la estratégica relación bilateral de sus países, tal como lo afirmaran en su primera Declaración Presidencial Conjunta del 31 de enero de 2011[i].

Con motivo de la inauguración de la nueva embajada de la República Argentina en Brasilia[ii], las primeras mandatarias mantuvieron una reunión de trabajo en la que repasaron los temas de las agendas bilateral, regional y multilateral y evaluaron el estado de implementación de los proyectos considerados prioritarios en el ámbito del Mecanismo de Integración y Coordinación Bilateral Brasil-Argentina (MICBA).

A los efectos del presente artículo se agruparán algunos de los temas contenidos en el Comunicado Conjunto[iii] en los siguientes ítems: integración regional, defensa, comercio, democracia, asuntos multilaterales, transporte aéreo, educación y cultura, fronteras, Islas Malvinas, energía e inversiones.

En lo referido a la integración regional, las presidentas consideraron la alianza estratégica como piedra fundamental para el éxito del proyecto común de integración, en el cual se destacan la importancia de la profundización del MERCOSUR como ámbito de integración política, social, económica y comercial de la región, y la constitución de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR) como factor de unidad, diálogo político y cooperación en América del Sur; celebraron los veinte años de la firma del Tratado de Asunción, que dio inicio al MERCOSUR el 26 de marzo de 1991, y se comprometieron a continuar trabajando conjuntamente para la consolidación y la profundización del proyecto de integración regional.

Asimismo, las mandatarias instruyeron a las autoridades competentes de ambos países para que se aboquen a explorar posibles vías adicionales de integración, incluyendo a entidades financieras y mercados de valores.

En referencia a la defensa, las presidentas reafirmaron la importancia de la relación estratégica en materia de Defensa y la puesta en funcionamiento del Mecanismo de Diálogo Político Estratégico a nivel Viceministerial, creado con el objeto de darle sustentabilidad y profundizar la cooperación en áreas de políticas de defensa entre Brasil y Argentina.

Respecto del comercio, las mandatarias instaron a las respectivas Cancillerías y demás órganos de gobierno a profundizar los esfuerzos de articulación ya establecidos en materia de complementación y especialización productivas, y destacaron el expresivo crecimiento del flujo de comercio bilateral verificado en el primer semestre del año, reiterando el compromiso de ambos países con el ahondamiento sustentado de las relaciones económicas y comerciales bilaterales.

Asimismo, las presidentas manifestaron su satisfacción por la suscripción del Acuerdo Bilateral entre el Banco Central do Brasil y el Banco Central de la República Argentina en el marco del Convenio de Pagos y Créditos Recíprocos de la Asociación Latinoamericana de Integración (ALADI). Este acuerdo permite cursar operaciones de comercio internacional de servicios, no asociadas al comercio de bienes, necesarios para la ejecución de obras de ingeniería civil destinadas a la construcción de infraestructura y de plantas industriales.

Por otra parte, las presidentas registraron con satisfacción la conformación de la nómina de empresarios que integrarán las secciones nacionales del Consejo Empresarial, creado en oportunidad de la visita de la presidenta Dilma Rousseff a la Argentina el 31 de enero pasado.

Por otra parte, las mandatarias reafirmaron su compromiso con la finalización del Plan Estratégico de Acción Social del MERCOSUR (PEAS); reiteraron su compromiso en fortalecer el pilar ciudadano de la integración regional; expresaron su apoyo a la implementación progresiva de los elementos contenidos en el Plan de Acción para la Conformación de un Estatuto de la Ciudadanía del MERCOSUR y reconocieron la necesidad de actualizar el "Protocolo de Ushuaia sobre Compromiso Democrático en el MERCOSUR, la República de Bolivia y la República de Chile" con miras a reforzar el apego regional con los valores democráticos.

Al respecto, las mandatarias coincidieron en cuanto a la importancia prioritaria de democratizar los foros de gobernanza global, fortalecer el multilateralismo y avanzar en el proceso de reforma de las Naciones Unidas y en ese contexto acordaron sobre la importancia de reformar el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. Asimismo, reconocieron la necesidad de esfuerzos conjuntos y coordinados para el éxito de la Conferencia de Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sustentable (Rio+20) y enfatizaron el importante papel que la Conferencia podrá desempeñar en la superación de desafíos comunes, especialmente en el contexto de la erradicación de la pobreza.

Por otra parte, las presidentas destacaron la importancia del G-20 como principal foro de coordinación económica internacional y manifestaron preocupación con la evolución de la economía internacional y con el aumento de los riesgos de la recuperación en 2011. También expresaron su apoyo al sistema multilateral de comercio y a la conclusión de la Ronda de Doha, especialmente con el objetivo de permitir una mayor integración de los países en desarrollo a la economía mundial. Teniendo en cuenta las negociaciones de la Ronda de Doha, reiteraron la necesidad de coordinar posiciones en el MERCOSUR debido a las implicancias de tales negociaciones para la consolidación del Mercado Común.

En referencia al transporte aéreo, las mandatarias recordaron la importancia del transporte aéreo bilateral para el incremento continuo del flujo de personas y de mercaderías y como forma de estimular el comercio, el turismo y la integración entre Brasil y la Argentina. Asimismo, reforzaron su voluntad de proponer a las autoridades del sector aéreo el inicio de análisis para consultas aeronáuticas en los temas de interés.

Respecto del tema educativo, las presidentas instaron a las respectivas autoridades educacionales a que prosigan con los esfuerzos en el sentido de incrementar la movilidad académica de estudiantes y profesores universitarios de grado y posgrado, por medio de programas bilaterales y multilaterales de intercambio e investigaciones conjuntas, entre otras modalidades. Asimismo, reafirmaron el compromiso de sus gobiernos con el fortalecimiento del intercambio cultural entre Brasil y la Argentina y, destacaron el papel de la cultura como instrumento de integración entre los pueblos, de construcción de ciudadanía y de fortalecimiento de la identidad.

En referencia a la cuestión fronteriza, las mandatarias manifestaron su satisfacción con la realización de la primera reunión de la Comisión de Cooperación y Desarrollo Fronterizo (CODEFRO) en septiembre de este año, y destacaron la entrada en vigor del Acuerdo entre la República Argentina y la República Federativa del Brasil sobre Localidades Fronterizas Vinculadas, que servirá para profundizar la integración fronteriza, estableciendo reglas específicas para facilitar el trabajo, el acceso a la enseñanza pública y a los servicios de salud pública, la residencia, el tránsito y el comercio fronterizo de mercaderías y productos de subsistencia entre las localidades fronterizas vinculadas.

En referencia al asunto de Islas Malvinas, la Presidenta de la República Federativa del Brasil reiteró el respaldo de su país a los legítimos derechos de la República Argentina en la disputa de soberanía relativa a las Islas Malvinas, Georgias del Sur, Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes. Esta posición está sustentada en la larga tradición diplomática brasileña de apoyo al reclamo argentino y cuyo antecedente histórico se inicia ante el acto de fuerza que expulsó a la Argentina del territorio de las Islas Malvinas en 1833.

Finalmente, la presidenta Rousseff reafirmó los compromisos de la Declaración de UNASUR del 26 de noviembre de 2010, de adoptar, de conformidad con el derecho internacional y sus respectivas legislaciones internas, todas las medidas susceptibles de ser reglamentadas para impedir el ingreso a sus puertos de los buques que enarbolen la bandera ilegal de las Islas Malvinas.

En alusión al tema energético, las presidentas instaron a los organismos competentes de ambos países a intensificar los estudios tendientes a instituir un mecanismo permanente de intercambio compensado de energía eléctrica entre ambos países, procurando la búsqueda de un equilibrio técnico y económico-comercial razonable en la interconexión entre los países, a fin de favorecer el intercambio de energía entre Argentina y Brasil.

Respecto de las inversiones, las mandatarias reafirmaron la importancia de continuar trabajando para jerarquizar las complementariedades económicas entre ambos países y así potenciar el incremento comercial a través de más y mejores inversiones productivas. Asimismo, coincidieron en que el incremento de las inversiones permitirá avanzar hacia una mayor y más sustentable integración productiva que redunde en beneficios mutuos y a la vez posicione mejor a ambos países en el mercado global.

Finalmente, las presidentas se congratularon por el incremento de las inversiones recíprocas e instaron a priorizar las complementariedades y el trabajo conjunto en aquellos sectores de base industrial y tecnológica que permitan seguir agregando valor en origen a los recursos y aumentar así la capacidad de ambos países de seguir generando empleos de calidad. En este mismo sentido, las mandatarias instaron a la celebración de un Memorando de Entendimiento en materia de cooperación de inversiones con el objetivo de identificar áreas de cooperación, aumentar las inversiones bilaterales e intercambiar informaciones y experiencias respecto de las políticas de promoción de inversiones en ambos países.

Con relación a los proyectos prioritarios en el ámbito del MICBA, las mandatarias reconocieron avances en las discusiones relativas a coordinación macroeconómica, comercio e inversión, sistema de pagos en moneda local, finanzas internacionales y, política fiscal, impuestos y aduana; reafirmaron el compromiso con la cooperación espacial y el Satélite Argentino-Brasileño de Observación de Océanos; y se expresaron en el sentido de promover acciones para consolidar las potenciales complementariedades productivas en el sector de la construcción naval.

Asimismo, las mandatarias reiteraron la determinación de proseguir en la cooperación bilateral en materia nuclear, que, mediante el diálogo político, la confianza y la estrecha coordinación en materia de salvaguardias, constituye una expresión emblemática de la asociación estratégica entre el Brasil y la Argentina. También, resaltaron la importancia del diálogo político bilateral, en el ámbito del Comité Permanente de Política Nuclear (CPPN), y la necesidad de intensificar la coordinación en los foros multilaterales, dada la creciente relevancia de los temas nucleares en la agenda internacional.

En este mismo sentido, las presidentas manifestaron su aprecio por los avances logrados en los diversos proyectos de la Comisión Binacional de Energía Nuclear (COBEN) y se congratularon por la celebración, este año, del vigésimo aniversario del acuerdo bilateral que dio origen a la Agencia Brasileño-Argentina de Contabilidad y Control de Materiales Nucleares (ABACC).

Finalmente, las presidentas expresaron satisfacción por la apertura de la licitación internacional para la contratación de los Estudios de Viabilidad y Proyectos de Garabí y Panambí, en el tramo compartido del Río Uruguay; enfatizaron la importancia de los pilares de racionalidad técnica y económica de la cooperación industrial y para ello instruyeron a sus negociadores, en el ámbito del MERCOSUR, a redoblar esfuerzos para la aprobación del Régimen Común de Importación de Bienes Destinados a la Industria Aeronáutica; y decidieron intensificar la cooperación en el ámbito de políticas de planeamiento urbano y vivienda con el propósito de contribuir al desarrollo regional y a la promoción de acciones y prácticas ambientalmente sustentables y geográficamente equilibradas en ambos países.

Atento a lo reseñado, este segundo encuentro presidencial nos permitió visualizar el grado de avance experimentado tanto en los temas de las agendas bilateral, regional y multilateral como en la implementación de los proyectos considerados prioritarios en el ámbito del MICBA, todo ello producto de la diplomacia presidencial impulsada por las presidentas de Argentina y Brasil. Como no hay dos sin tres, esperamos que una tercera reunión presidencial demuestre que el eje Argentina-Brasil tiene "vocación popular y cara de mujer" y, que como dijo la presidenta Fernández de Kirchner, esta "década recuperada"[iv] nos devuelva los paradigmas para seguir creciendo.


[i] "La Declaración Conjunta refleja lo esencial del entendimiento de Argentina y Brasil a partir de reafirmar la importancia 'de la relación estratégica entre la Argentina y Brasil como eje constitutivo de la integración a nivel regional' y, al reiterar el 'compromiso con el proceso de integración bilateral como una política de estado en ambos países, a fin de alcanzar las altas aspiraciones de desarrollo y prosperidad de sus respectivos pueblos' (I.1)". Véase Granato, Leonardo. "Argentina-Brasil post Lula: breve referencia a los temas de agenda (1/2)". En: SURdesarrollo, 3 (29), 2011. Disponible en: http://www.centrocultural.coop/blogs/surdesarrollo/2011/03/argentina-brasil-post-lula-breve-referencia-a-los-temas-de-agenda-12/

[ii] En su discurso de inauguración, la presidenta Fernández de Kirchner expresó: "Esta no es una construcción cualquiera, la Argentina no tenía embajada propia en la casa de su principal socio y amigo, teníamos embajadas en Washington, teníamos embajadas en los países desarrollados, pero aquí, en este terreno donde se ha levantado esta modernísima, me atrevería a decir la más nueva de Brasil y la más moderna, había un terreno que había donado, por el Gobierno de Brasil, allá por la década de los 60, cuando se funda la ciudad de Brasilia y la Argentina jamás había construido nada aqui". Disponible en: http://www.casarosada.gov.ar/discursos/25283-inauguracion-de-la-nueva-sede-de-la-embajada-de-la-republica-argentina-en-brasil-palabras-de-la-presidenta-de-la-nacion [recuperado: 31/07/2011].

[iii] El Comunicado Conjunto está disponible en: http://www.mrecic.gov.ar/portal/ver_adjunto.php?id=3592 [recuperado: 31/07/2011]. La versión portugués se encuentra en: http://www.itamaraty.gov.br/sala-de-imprensa/notas-a-imprensa/comunicado-conjunto-por-ocasiao-da-visita-oficial-da-presidenta-da-republica-argentina-cristina-fernandez-de-kirchner-ao-brasil-2013-brasilia-29-de-julho-de-2011 [recuperado: 31/07/2011].

[iv] Palabras de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner en el almuerzo ofrecido en su honor por la presidenta del Brasil con motivo de la inauguración de la nueva embajada argentina en Brasilia. Disponible en: http://www.casarosada.gov.ar/discursos/25285-almuerzo-de-honor-ofrecido-por-la-presidenta-de-brasil-palabras-de-la-presidenta-de-la-nacion [recuperado: 31/07/2011].

Leonardo Granato es doctorando en la Universidad Federal de Rio de Janeiro, investidador del departamento de economía política y sistema mundial del CCC.

Compartir en

Añadir nuevo comentario

Image CAPTCHA