¿Qué pasa con el agua potable en las villas de la Ciudad de Buenos Aires?

Compartimos la nota de opinón de Malina Tobias, investigadora del CCC, publicada hoy en la Agencia Nodal. 

¿Qué pasa con el agua potable en las villas de la Ciudad de Buenos Aires? 

La muerte por coronavirus de Ramona Medina y Víctor Giracoy, dos referentes barriales de la Villa 31 en la Ciudad de Buenoas Aires que en los últimos días venían reclamando la falta de agua potable en el barrio, pusieron en tapa de los medios los problemas históricos que tienen las villas y asentamientos en relación a la accesibilidad a los servicios de agua potable y cloacas.

Las tensiones generadas entre AySA y el gobierno de la ciudad por las responsabilidades de este episodio, no hacen más que evidenciar un problema estructural vinculado a las competencias de provisión de servicios públicos en las villas y asentamientos de la ciudad (y también en los partidos del área metropolitana). Y es que, en la mayoría de estos territorios, las condiciones de informalidad han limitado la exigibilidad por parte de los vecinos de los servicios públicos esenciales (agua, cloaca, electricidad y gas). Así se explica que, según los datos provistos por el Registro Nacional de Barrios Populares y por la propia AySA, de los más de 1000 barrios identificados dentro del área de concesión de la empresa, sólo el 15% (153) posee servicios de agua potable por red y el 4% (38) tienen desagües cloacales.

VER NOTA COMPLETA

 

 

Compartir en

Desarrollado por gcoop.