Archivo de la categoría ‘Noticias’

SEMANA DEL ORGULLO LGBTTIBQ

las12

VIERNES, 8 DE NOVIEMBRE DE 2013

SEMANA DEL ORGULLO LGBTTIBQ

Boca cerrada, piernas abiertas

Asistir a una consulta ginecológica puede ser una experiencia traumática para cualquiera –en realidad, necesitar de la medicina en general puede ser traumático–, tanto por la vulnerabilidad en que te deja la posición en la camilla, la rutina del pap y la colpo, del dolor y la vergüenza. Pero si a esto se suma que tu identidad u orientación sexual es distinta de la esperada, las cosas se complican todavía más: lxs profesionales no saben qué preguntar ni cómo reaccionar –entonces lo hacen con violencia– cuando una lesbiana dice que se “cuida con guantes” o cuando un hombre trans simplemente pide un turno. A un año de la ley de identidad de género, tres de la de matrimonio igualitario y a horas de la XXII Marcha del Orgullo LGBTTIBQ, ni la visibilidad, ni la atención de la salud para todos y todas ni las políticas públicas para la inclusión parecen atravesar las paredes del consultorio.

“¡Viejo dinosaurio! Sos un charlatán que sabe de las necesidades de las mujeres tanto como de la atmósfera de la Luna!”, grita, antes de dar un portazo, el personaje de Maggie Gyllenhall en Hysteria. Ella es la hija pródiga que abandonó la casa paterna para crear e instalarse en un centro social comunitario. El dueño de la puerta –y del consultorio ginecológico más top de Londres, año 1880– es un médico que se embadurna las manos (las manos) con aceite de almizcle y de lirio antes de realizarles masajes en la vulva preferentemente a viudas y religiosas. El “viejo dinosaurio” lo hace por dinero. Entre colegas ostenta conocimiento: “El orgasmo femenino no puede experimentar la menor sensación de placer sin la penetración del órgano masculino”. Su hija, sufragista, reniega: ése es un problema de señoras burguesas que están hartas y aburridas. A su modo, diagnostica el síntoma como una cuestión de derechos sexuales.

Ciento treinta y dos años después, una escena parecida se repite pero a puertas cerradas, en la frialdad de un consultorio. Los silencios retumban tanto como las preguntas equivocadas. En una escena privada, la gran mayoría de lxs médicxs desconocen las otras formas de los cuerpos de cuidarse y de encontrarse. Formas reconocidas en la calle, en la casa, en la tele, en la familia, en la educación, hasta en las leyes. Estamos a ciento treinta y dos años de la creación del primer vibrador eléctrico (en síntesis, de lo que trata Hysteria), a 40 de la revolución de la píldora, a 10 años de la campaña Cambiemos las Preguntas, a tres de la ley de matrimonio igualitario, a uno de la de identidad de género, a cinco meses de la de fertilización asistida y a 23 años de la primera Marcha del Orgullo y a cinco minutos del desfile 2013. El sistema de salud todavía transpira lesbofobia y transfobia, se basa en protocolos sexistas, carece de empatía y de actualización profesional en diversidad, etcétera, etcétera, etcétera.

¿Acaso existe el consultorio ideal? ¿Dónde está? ¿Cómo multiplicarlo? ¿Hay que multiplicarlo o antes hay que cambiar el mundo? ¿Está generando la ciencia el saber necesario? ¿Qué controla, en realidad, la corporación médica? ¿Qué atención recibe una mujer lesbiana que informa a su doc que es lesbiana? ¿Qué le pasa a una que no lo informa? ¿Por qué una lesbiana tendría que mentir? ¿Por qué puede llegar a decir (y a pensar) que es virgen? ¿Cómo logra un varón trans hacerse un PAP? ¿Qué le puede pasar a un varón trans si no accede a hacerse el PAP? ¿Qué tienen que ver una vagina, un espéculo, un nombre anotado en un DNI y el derecho a la salud integral? ¿Tiranosaurios Rex y Boas Constrictoras de guardapolvo blanco estarán en vías de extinción? ¿Cuánto aliviarían el karma consejerías idóneas? ¿Cómo sensibilizar a las nuevas generaciones si cuando Las Baruyeras volantean en la Facultad de Medicina (de la UBA) no hay quien les reciba un folleto? Va a llegar el día: en las salas de espera se apilarán las revistas Cosmo y Jardín junto a Las Fulanas, El Teje, Olé, y por qué no Cuerpos Equivocados, el libro del sexólogo Adrián Helien, del Hospital Durand.

La tensión ya es un hecho.

COMPOSICION TEMA: “CUANDO DIGO QUE SOY LESBIANA”

“La Docta todavía tiene cabeza de aldea”, cuenta Myriam S. desde Córdoba. Y se explica: “El ginecólogo es una experiencia de lo más variada para toda mujer. En mi caso, el doctor L. (el único hombre que visita mi cuerpo) es respetuoso, y cuando le dije que con mi pareja mujer pensábamos en la maternidad, desplegó una lista de consejos sin cuestionamientos pacatos. En el caso de Cecilia fue diferente. Debía hacer una serie de estudios y consultar a otra ginecóloga que no era la suya. Y la doctora, sin mayores preguntas previas, lanza el interrogante sobreentendido (¿y cómo te cuidás?). Esto disparó en la cabeza de Ceci mil posibilidades (‘Como verduras y frutas, tomo dos litros de agua a diario, salgo a caminar’, etc.) hasta que respondió: ‘Mi pareja es una chica’. La profesional la miró (tal vez fue ésa la primera vez que la veía), y cayó en otro sobreentendido, comenzando a describir lo que es un PAP, relato que fue interrumpido por Ceci con diplomacia y la puso al tanto de los controles periódicos que se realiza, como cualquier mujer de treinta años. Todos estos momentos incómodos se reducirían en mi relato a una línea si en la charla de presentación se incluyera la pregunta ‘¿Sos heterosexual u homosexual?’”.

“Cuando digo que soy lesbiana entran en shock cognitivo. Tienen un montón de fantasías sobre qué deberían saber, que no es tanto. Una ginecóloga me decía: Bueno, si usás muchos juguetes sexuales… Ese es el estereotipo, como si una heterosexual no pudiera usar juguetes. Cómo te llaman habla de cómo te piensan, cómo piensa tu cuerpo, qué supuestos están teniendo detrás. No se trata sólo de que te traten bien sino de que puedan pensarte”, reflexiona Ana Mines, activista lesbiana feminista.

“La primera vez que me atendí con una ginecóloga en particular –recuerda Virginia Cano, filósofa porteña– le explicito que soy lesbiana (posibilidad que jamás se le cruzó por la cabeza) y me pregunta: Pero tuviste relaciones con hombres, ¿no? (léase varones). Sí. Entonces no va a haber problemas con el PAP y la colpo. De esto deduje:

1) que el lesbianismo le hizo perder la memoria (ya le había informado que hacía estos controles anualmente),

2) que en su miope concepción de la sexualidad la penetración (y la pérdida de la virginidad) sólo puede ser efectuada por un varón y 3) que en su vida vio un dildo, un strap, un consolador, ¡ni se enteró de lo que es capaz una (o varias) mano(s)!”

Desde Tucumán, Lola pide ayuda en su muro de FB: “Necesito que me recomienden una ginecóloga piola, piola de verdad (y que atienda por obra social)”. Los 20 comentarios se encadenaron en menos de 5 minutos, y socializaron apenas tres o cuatro nombres. Hasta surgió un chiste: “¡Vamos todas juntas!”. Por inbox detalla su historia: tiene endometriosis y no está dispuesta a tomar anticonceptivos para curarse.

“Me pasó que las preguntas sobre cuidados tenían que ver exclusivamente con anticoncepción –rememora Pao Lin, desde su trinchera en Tierra Violeta–. Yo tengo sexo con otra mujer, y le decía me cuido con guantes. Y el tipo, mientras se ponía los guantes para tomarme una muestra del PAP, no entendía que yo pudiera usarlos. Pareciera que ni siquiera hizo una reflexión sobre su propia práctica, porque él se pone guantes para meter dedos dentro del cuerpo de una mujer. Deconstruye la información aprendida en la facultad o reproduce prejuicios basados en la ideología de quienes lo formaron, el saber médico de los años ’20.”

En Rosario, en una de las reuniones de Las Safinas –grupo de reflexión y acción lésbica– surgió la misma idea que en el muro de Lola, la misma estrategia política de ir a la consulta en patota (¡Las Histéricas Somos Lo Máximo!). Para desarmar jerarquías y relaciones desiguales de poder. También como una forma de achicar el pánico. “¿Cómo lo decimos? ¿Lo tenemos que decir? ¿Por qué? Esas son nuestras preguntas –cuenta Eugenia Sarrias–. Cuando no podemos decir algo de nuestra realidad esto opera negativamente en nuestra salud mental. No es una cuestión de libertad, no es derecho a la intimidad; es miedo a la sanción social. Esta forma de vivir la privacidad nos encierra. Planteamos un trato especializado en nuestras realidades.”

A nivel país, observar la aplicación de la ley de educación sexual (y la cantidad de iglesias católicas) es un termómetro para intuir la apertura sanitaria hacia la diversidad. Curioso: en el Inadi no recibieron denuncias relacionadas. Pero dicen estar listos para dar asesoramiento en el 08009992345.

LAS VAGINAS SIN INDUSTRIA

El tema tiene su nube morbo, su oscuridad, sus espasmos, su alegría, su intuición y su latido, su jugo, su tufo. Carne de tabú y de demagogia. De la moral y de los excesos.

Tanto es así que una mañana cualquiera, como ocurrió esta semana, hasta en el programa de radio Perros de la Calle se puede querer no escuchar un chascarrillo digno del Baby Etchecopar: “Va una mujer al ginecólogo, en su vulva tiene rayas azules. El médico le pregunta: señora, ¿su marido es verdulero? Entonces vaya y dígale que se saque la birome de la oreja cuando le haga sexo oral”. Con el mismo título de propiedad para hablar del tema, un ex estudiante de Letras puede argumentar: “Dejé la carrera porque no quería ser el ginecólogo de la literatura, quería ser su amante”. A su vez, una camada de especialistas todavía se sienten ofendidas por los descargos de los testimonios que Even Ensler compiló en Monólogos de la vagina.

A la vagina de Carla Sichi la revisa un urólogo. A sus curvas las escolta una endocrinóloga. Carla se atiende en el Hospital Durand; ahí encontró la contención necesaria para entender por qué se sentía una persona andrógina. Ahí le hicieron la vaginoplastía. “Con los genitales que tenía me reconstruyeron la vagina. Te arman la cavidad, el clítoris, todo. Cosméticamente quedó espectacular, y sensorialmente también. Estoy tan apta para gozar como cualquier mujer biológica”, cuenta desde Ciudad Evita, su casa, donde todos siempre la aceptaron, “y eso que es un barrio milico, milico, milico”. Es peluquera y desde hace 20 años trabaja de forma independiente.

En Capital, cuando un varón trans llama por un turno para hacerse un chequeo gineco, comienza “el reto”, como Thomás Casavieja llama al maltrato. Explicar que no hay ningún error, aunque choquen las columnas del Excel, o hacer pedagogía sobre la identidad de un tipo trans o quizá pedirle al papa Francisco que mande una carta piadosa no logran torcer la autoridad de una recepcionista (ni de sus jefxs). Explicar que no hay equivocación cuando un varón solicita turno con el ginecólogx es explicar que existen “hombres” con vagina, es también su manera de transitar los servicios médicos exigiendo el acceso al derecho a la salud.

“El sistema nos clasifica y separa –advierte Thomás, que es miembro de la organización Capicüa Diversidad–. No hay especialistas para órganos del cuerpo sino para los géneros de las personas. Es difícil romper paradigmas con el sistema médico. La ginecología en particular está preparada para recibir personas que tengan una vagina independientemente de lo que su DNI diga. Es una realidad, pocos varones trans se acercan a hacerse un chequeo socialmente asignado a ‘mujeres’. Y nuestros cuerpos trans también necesitan cuidados. Los tratamientos hormonales a los que se expone nuestra comunidad son, muchas veces, bombas de tiempo para el cuerpo que habitamos. No sólo los varones trans desconocemos esos riesgos y necesidades, sino que lxs propixs profesionales los desconocen. Hay cuerpos que habitamos, y los necesitamos saludables independientemente del sistema en el que vivamos, las leyes que tengamos y el especialista que nos toque.”

Entre las últimas acciones de Capicüa, está la jornada en la Facultad de Medicina en la que socializaron una guía de salud para personas trans y el sistema médico, en el marco de las Jornadas Mundiales por la Despatologización de Identidades y Expresiones de Género Trans. Hoy harán lo mismo en el XXVIII Congreso Nacional de Medicina General de San Luis.

No estamos en la época victoriana, pero la frase de otro personaje de Hysteria sigue vigente. “La medicina es peligrosa para la salud”, advertía Joseph Mortimer Granvile, el médico sensible que termina inventando el primer vibrador y ganándose el corazón de la chica feminista, Charlotte Darlymple. Con las ganancias que le genera su invento abren juntos una clínica social.

LA ISLA BONITA

“La ginecología es una especialidad compleja. Ejerce autoridad, conserva ese poder de aduana sobre lo que está bien y lo que está mal. Desde su formación viene con una impronta como de lugar sagrado del saber. Es un área estratégica para controlar la heterosexualidad y la reproducción, como si el resto de las situaciones posibles no tuvieran importancia”, coinciden Lorena Volpin, Lucía Cavallero y Ana Mines. Son la cabeza detrás de la mesa de trabajo “Violencias heterosexistas del sistema de salud”, que acaban de realizar en el Centro de la Cooperación como parte de un proyecto más amplio. A través de unos talleres que realizaron junto a otras compañeras en la Villa 20 de Lugano, corroboraron que las situaciones de violencia ejercida desde el sistema de salud hacia las mujeres van más allá de su orientación sexual, pero más acá de su clase y etnia. Empezaron el planteo desde lo macro, imaginando un mundo en el que la medicalización no sea compulsiva, que el sistema de salud funcione como acompañamiento y transferencia de conocimiento, y no sea invasivo. Para profundizar en este paradigma sin dejar de tener los pies en la tierra, convocaron a diferentes colectivos para intercambiar opiniones y experiencias. “La acción de los movimientos sociales es necesaria para garantizar, entre otras cosas, que la ley de identidad de género sea un hecho: los artículos relacionados con la salud no fueron reglamentados”, avisan.

¿Dónde está la punta del ovillo? ¿Por qué todos opinan sobre nuestras vaginas? ¿Por qué no terminan de cambiar las preguntas? Qué tal si por ejemplo Alejandra, 32 años, lesbiana, en su control ginecológico escuchara lo siguiente: “¿Tenés relaciones actualmente? ¿Estás soltera, en pareja o en múltiples parejas? ¿Con un hombre o con una mujer? ¿Tus parejas anteriores fueron siempre mujeres? ¿Vivís con alguien? ¿Tienen hijos? ¿Son tuyos, de él/ella o adoptivos? ¿Te hiciste algún PAP antes? ¿No? Te hago la orden, quedate tranquila, es una técnica sencilla y no duele. Son unos segundos, es una manera de saber si tenés alguna infección o está todo bien. Y para prevenir cáncer de cuello de útero. También te voy a dar este folleto que explica cómo hacer una barrera de látex y tiene otros consejos para mantener sexo seguro entre mujeres”. Ese intercambio ideal proponen las Ovejas Negras, de Uruguay, en el audiovisual Cuál es la diferencia, hecho en el marco del proyecto Centros de Salud Libres de Homofobia, con fines didácticos y pensando en agentes de salud como destinatarios.

En la vida real, el equipo interdisciplinario del Hospital Evita, de Lanús, vaya si cambió las preguntas: ¿Cuál será la incidencia de cáncer de mama en varones trans mastectomizados pero con antecedentes familiares? ¿El suministro de hormonas masculinas aumentará los riesgos de enfermedades cardiovasculares en ellos? ¿Cómo mejorar la adherencia (la irregularidad en el tratamiento hormonal puede terminar en embarazo no deseado)? ¿Cómo prevenir conductas de riesgo (o cómo frenar la alta prevalencia de sífilis)?

“Nunca antes habíamos tenido pacientes lesbianas. Tampoco varones trans con ablaciones o que quieran ser mastectomizados en el futuro, o que buscaran tratamientos hormonales o ligadura, ellos son los que hoy más consultan”, cuenta Edith Dinerstein, infectóloga del Evita. Desde el vamos tuvo el OK político del hospital para reinventar el área de VIH sida. Una experiencia que nació por accidente, por el reflejo de querer atender las problemáticas emergentes y encontrar una manera urgente de estar a la altura.

La Isla Bonita de Lanús tiene sus pares; centros de salud inclusivos y amigables… que en todo el país se cuentan con los dedos de una sola mano. El Hospital Durand, el servicio de Rosario, el del Alvarez, los Centros de Atención Primaria de Parque Patricios, el del Abasto. “El consultorio friendly no es algo que reivindicamos –aviva Diana Aravena, trans y candidata a legisladora–. Podemos usarlo por una emergencia, pero no es algo que tengamos que festejar.” Claro, la apertura debe ser parte de cualquier institución, una de las tantas piezas para lograr el acceso a la salud integral.

“Hay cosas que están cambiando, pero las respuestas van lentas. No estamos formados. Algunas personas trans ven en nosotras al enemigo”, descarga María Piaggio, ginecóloga del Cesac de Parque Patricios. Su celular vive prendido; es uno de esos contactos confiables para pasarse entre amigxs. Ella es parte de una red informal, espontánea, de colegas que se conocieron en las capacitaciones del Programa de Salud Sexual y Reproductiva y hoy intercambian datos, información, material de lectura sobre diversidad sexual. Lo hacen por un compromiso propio, no por responsabilidad institucional. “Desde el primer nivel de atención, desde la administrativa que da los turnos, tenemos la obligación de dar una respuesta. Pedimos tiempo.” Pero no hay tiempo.

“El desafío es garantizar la inclusión”, reconoce Noelia Casati, coordinadora del Area de Diversidad Sexual de Rosario. A escala provincial, por ejemplo, las organizaciones lgtb participan del Consejo Asesor de Salud Sexual y Reproductiva, lograron que en una Agenda de las Mujeres (disponible on line) se socialice data sobre derechos sexuales y reproductivos que incluye la realidad de lesbianas, bisexuales y trans. Y van por la creación de un área, dentro del aparato provincial, que replique la isla bonita que resultó la experiencia rosarina.

¿Pero acaso en Rosario semejante historial incide en lo que pasa en los consultorios? ¿Lograron mejor atención, diagnóstico y tratamiento? Casati reconoce también que, a pesar de tanto logro, sigue ahí la dificultad de acceso y permanencia en el sistema de salud local para lesbianas y bisexuales. “Necesitamos seguir generando espacios de reflexión y capacitación. Por eso es fundamental fomentar la visibilización como herramienta y el fortalecimiento de encuentros que promuevan sus derechos.”

Eugenia Sarrias, como lesbiana visible, miembra de Las Safinas, reconoce que no es nada fácil. Que ninguna puerta se abre sin dolor. “Usamos cada estrategia jurídica para pedir acciones en salud y trabajar con los profesionales de ginecología, psicología, endrocrinología, clínica. No se va a dar de un día para el otro, es un proceso, es un cambio cultural.”

Pero los dinosaurios van a desaparecer. Oh, mi amor…

Comentá »

Artículos: Salud cardiovascular

¿Qué son los “factores de riesgo”?

Hay condiciones que aumentan el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares. Algunas son inmodificables, pero si se combaten las demás se puede hacer mucho por la salud del corazón. Un repaso por los buenos hábitos, y los que conviene desterrar.

Un “factor de riesgo” es una condición o una característica presente que aumenta la posibilidad de contraer una enfermedad en el futuro. No debe confundirse este concepto con el de “asociación”, que significa una situación presente que acompaña a una enfermedad, pero que carece de una relación causa/efecto con la misma.

Para que una condición sea considerada “factor de riesgo” de una enfermedad deben cumplirse además otras dos condiciones:

* Deben existir mecanismos biológicos que relacionen al factor de riesgo con la enfermedad.

* Se debe demostrar que la eliminación del factor de riesgo reduce la frecuencia de aparición de la enfermedad.

Uno de los hitos en la historia del descubrimiento de los factores de riesgo cardiovascular es el “Estudio Framingham”. Fue iniciado en 1948 por el Servicio de Salud Pública de Estados Unidos y la Universidad de Harvard en esa localidad cercana a Boston, con el objeto de estudiar las causas de las enfermedades cardiovasculares. Se examinó a los 5.209 habitantes de esa ciudad y se los controló cada dos años durante las décadas siguientes, registrando quienes contraían afecciones cardiovasculares. De ese modo, se llegó a la conclusión que las cuatro características capaces de predecir la aparición de infarto de miocardio,accidente cerebro vascular u otras enfermedades provocadas por la obstrucción de las arterias (”factores de riesgo cardiovascular”) eran:

* El colesterol sanguíneo elevado.

* La presión arterial elevada.

* El tabaquismo.

* La diabetes.

Posteriormente se identificaron otros factores de riesgo:

* La edad.

* La herencia.

* El sexo masculino.

* El climaterio femenino.

* El colesterol HDL (o “colesterol bueno”) bajo.

* La obesidad.

* El sedentarismo.

* El estrés emocional.

Es importante recordar que algunos de estos factores son inmodificables, como la edad, el sexo, la herencia o el climaterio. Pero innumerables estudios científicos en todo el mundo han demostrado que combatiendo los demás se pueden prevenir sustancialmente las enfermedades cardiovasculares. Actualmente se acepta en todo el mundo que la manera más eficaz de encarar esta lucha es identificar y eliminar esos factores.

Recordemos que el “trípode del corazón sano” es: no fumarcomer en forma saludable y hacer actividad física con regularidad.

Por el profesor Jorge Lerman, presidente de la Fundación Cardiológica Argentina.

FUENTE: Diario “Clarín” digital, 5/2/2013
Comentá »

Balance del año del Departamento de Salud

Actividades realizadas por el Departamento de Salud del Centro Cultural de la Cooperación durante el ciclo 2012:

- Las mujeres en situación de aborto frente al sistema de salud.

- Presentación del libro “América Latina debate sobre Drogas”

- Jornada y Festival por el aborto legal, seguro y gratuito.

Ciclo Comunicación y Salud, en conjunto con el Depto de Comunicación.

- Primer encuentro: Las campañas de salud. El aporte de la comunicación a la prevención de enfermedades y la promoción de la salud. El desafío de comunicar “hábitos” y “prácticas” saludables.

-Segundo encuentro: Medios de comunicación y temas de salud. El abordaje mediático de la salud y la enfermedad. El rol de la publicidad.

-Tercer encuentro: La dimensión intercultural y de género en la comunicación de la salud. Los límites, las dificultades.

- Salud Mental en la Ciudad de Buenos Aires. Un abordaje cualitativo sobre las estadísticas en el sistema público.

- “La comunicación en salud como herramienta de gestión territorial. Aportes para la construcción social del espacio”, organizado con FAESS.

Comentarios (2) »

Noticias: Medios y comunicación

Sobre comunicación y salud

Ianina Lois y Brenda Maier informan acerca de recientes jornadas sobre comunicación y salud realizadas en el Centro Cultural de la Cooperación.

Por Ianina Lois y Brenda Maier *

Cuando se habla de salud, no siempre nos referimos a lo mismo. Suscribimos a la concepción de salud, como un proceso que varía según los contextos históricos y culturales de cada sociedad. La misma se construye como un supuesto Estado de Bienestar a alcanzar, un parámetro que diferencia qué es salud y qué no lo es. Así, la salud, la enfermedad y la atención responden a procesos históricos que se encuentran atravesados por distintos factores: sociales, políticos, culturales y/o económicos, determinando y definiendo qué se va a entender por salud y por enfermedad. Por su parte, en estos años el campo de la comunicación en salud se ha desarrollado, profesionalizado y enriquecido. Sin embargo aún queda mucho camino por recorrer. En el proceso de conformación del campo se han alcanzado ciertas articulaciones que intentan desfragmentar prácticas y saberes. Se han puesto de manifiesto las tensiones y resistencias hacia dentro del propio campo, como también entre la salud y la comunicación como espacios relativamente autónomos.

El Centro Cultural de la Cooperación, en el marco de su décimo aniversario, realizó recientemente un ciclo sobre comunicación y salud para abordar el análisis de la salud en los medios, en las instituciones sanitarias, las campañas y los programas, y las políticas de salud pública. El objetivo fue reflexionar sobre algunas de las dimensiones de este campo, buscando dar cuenta de las tensiones y coincidencias y de la diversidad y complejidad del encuentro de disciplinas y teorías.

Académico/as y profesionales de la salud y de las ciencias sociales compartieron sus ideas y experiencias sobre temas que incluyeron la reflexión sobre el aporte de la comunicación a la prevención de enfermedades y la promoción de la salud, el desafío de comunicar “hábitos” y “prácticas” saludables, el rol de los medios y de la publicidad y la dimensión intercultural y de género en la comunicación de la salud.

Las presentaciones realizadas en las referidas jornadas indagaron sobre el cruce de la dimensión comunicacional con los factores determinantes de salud y enfermedad, la epidemiología como herramienta de definición de los problemas de salud de una población, el enfoque comunitario en la promoción, la relación médico-paciente, las formas de construcción del saber médico, entre otros.

Asimismo se problematizó la definición y estatuto de la comunicación en el campo de la salud. Se dio cuenta de la complejidad de usos del concepto que van desde comprenderla como un instrumento a concebirla como hecho cultural y producción social de sentidos, y las consecuencias de estas definiciones en la práctica profesional.

También estuvo presente la discusión sobre la producción de información en salud, la especialización temática de los periodistas y la construcción de relatos mediáticos. Se abordó la resignificación del campo en el contexto actual, con una mirada en relación con los sujetos y los escenarios donde se desarrollan estos procesos.

Las experiencias territoriales reforzaron la importancia de la incorporación de la participación comunitaria en los procesos de comunicación, reconociendo que estas instancias fortalecen las políticas sanitarias, porque acercan la gestión a la comunidad y se constituye en una herramienta que favorece la inclusión.

En los diferentes encuentros se dio cuenta de la multiplicidad de dimensiones desde donde acercarnos al campo de comunicación y salud, un espacio que se ha ido nutriendo de teorías, metodologías, políticas, prácticas, tecnologías, actores, instituciones, agendas, relaciones de poder y disputa de sentidos. En el marco de escenarios sociales complejos, y reconociendo las mediaciones tanto materiales como simbólicas que entraman los procesos de comunicación en salud, quedó planteado el desafío de enriquecer el desarrollo crítico del conocimiento, así como la producción, la discusión y el intercambio sobre la comunicación y salud.

* Investigadoras del Centro Cultural de la Cooperación.

Fuente: Diario “Página 12″, 5/9/2012

Comentá »

Noticias: Hepatitis

Hepatitis B y C: test gratis para dos virus que afectan a 1 millón de personas

Los hacen esta semana en hospitales, instituciones y lugares públicos. La mitad de los infectados no lo sabe. Las dos variantes de la enfermedad pueden provocar cirrosis y hasta cáncer de hígado.

hepatitis

En Argentina hay al menos 1 millón de personas que están infectadas por los virus de la hepatitis B y C , pero la mitad lo desconoce. Para hacer que esa mitad también acceda al diagnóstico y al tratamiento oportuno, esta semana la Asociación Argentina para el Estudio de las Enfermedades del Hígado (AAEEH) organizó una gran campaña para que hospitales públicos e instituciones privadas de diferentes ciudades hagan pruebas para detectar las hepatitis.

Además, el sábado 28 –el Día Mundial contra la Hepatitis– se intentará alcanzar un récord para el libro de los Guinnes con un encuentro en el Planetario de la ciudad de Buenos Aires, organizado por la Asociación, juntamente con la Fundación HCV Sin Fronteras y la Alianza Mundial Hepatitis. Allí, también habrá detecciones que se llevarán a cabo en colaboración con el Instituto Malbrán.

Y el Ministerio de Salud de la Nación dará 300 dosis de la vacuna contra la hepatitis B. El programa Buenos Aires Trasplante, dependiente de la cartera de salud porteña, también estará presente con un stand que invitará a ser donante de órganos.

El acto central será este sábado a las 11, y la idea es advertir que las hepatitis B y C están más cerca de lo que habitualmente se cree. Y si no están diagnosticadas ni controladas, ambas infecciones pueden causar cirrosis y cáncer de hígado en los afectados.

“Queremos invitar a la población a que se haga el test para detectar los virus de la hepatitis. Muchas personas no saben que están infectadas, porque las hepatitis casi no dan síntomas ”, afirmó Adrián Gadano, jefe de sección de hepatología del Hospital Italiano de Buenos Aires.

Seguir leyendo

Comentá »

Noticias: Fertilización asistida

Diputados le dio media sanción al proyecto de fertilización asistida

La iniciativa, que ahora pasa al Senado, permitirá que la infertilidad sea reconocida como enfermedad e incluida en el Plan Médico Obligatorio, para que las obras sociales, las prepagas y el sistema de salud público cubran los tratamientos.

La Cámara de Diputados aprobó en esta tarde por abrumadora mayoría el proyecto de ley para incluir en el Plan Médico Obligatorio (PMO) los tratamientos y procedimientos de fertilización asistida.

La votación resultó con 169 votos a favor, no se registraron votos en contra y apenas siete diputados se abstuvieron, después de cuatro horas de debate en el recinto.

El proyecto, que ahora pasará a consideración del Senado, establece la obligación de cubrir los tratamientos de fertilización en el servicio de salud pública y obras sociales y privadas, sin discriminar a los peticionantes.

A las 12.30, y con 129 diputados presentes, el titular del cuerpo, Julián Domínguez, dio inicio a la sesión en la que el Frente para la Victoria (FPV) buscó que aprobaran la iniciativa.

“El objetivo es sesionar”, dijeron fuentes del oficialismo a la agencia de noticias Télam, que convocaron a debatir el dictamen firmado días atrás.

La iniciativa reúnió varios proyectos impulsados por legisladores de diferentes bloques y garantiza “el acceso integral de los tratamientos médico-asistenciales de Reproducción Médicamente Asistida”, mientras que las especificaciones técnicas quedarán contempladas en el nuevo Código Civil y Comercial.

La iniciativa que obtuvo dictamen de mayoría establece que las obras sociales, las prepagas y el sistema de salud público deberán incorporar al PMO la cobertura integral de los procedimientos de “reproducción humana asistida” contemplados por la Organización Mundial de la Salud. En esas prácticas están incluidas la inducción de ovulación, la estimulación ovárica controlada, el desencadenamiento de la ovulación y la inseminación intrauterina.

El proyecto establece además que la cobertura implica el diagnóstico, los medicamentos y las terapias de apoyo bajo los criterios que establezca el Ministerio de Salud y aclara que la orientación sexual o el estado civil de los pacientes no podrán implicar la imposición de limitaciones o la exclusión del beneficio.

En noviembre Diputados había logrado sancionar en general un proyecto integral vinculado a la fertilización asistida, pero no hubo acuerdo para su aprobación en particular, por lo que caducó cuando en diciembre se renovó el cuerpo con el ingreso de los legisladores electos en octubre de 2011.

FUENTE: Diario Clarín 27-06-2012

Comentá »

Noticias: Salud mental

La Ciudad sin dispositivos acordes a la ley de salud mental

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires no implementó ningún dispositivo para adecuar el tratamiento de los usuarios de salud mental a la ley vigente, aseguraron los oradores de la presentación del libro elaborado por la Asesoría General Tutelar (AGT).

“La Ciudad no tiene un plan de salud mental. Lo que hay es una inercia en relación a planes que ya había y los que generaban mayor resistencia y avance se desmantelaron”, señaló a Télam Gabriela Spinelli, coordinadora del Área Salud Mental de la AGT.

Antes de presentar esta mañana el libro “Panorámicas de Salud Mental: a un año de la sanción de la Ley Nacional N° 26.657″, Spinelli detalló que durante este tiempo “en la Ciudad de Buenos Aires se han implementado algunos organismos que no dependen del Ejecutivo como el Equipo Público de Abogados de la AGT y la Unidad de Letrados de la Defensoría General de la Nación”.

“Ambos espacios tienen más que ver con garantías de las personas que están internadas que con adecuar dispositivos que plantea la ley para que el cambio que promueve sea efectivo”, sostuvo.

A modo de ejemplo describió que “el 85% del presupuesto de Salud Mental está destinado a los hospitales monovalentes (mientras que la ley promueve su eliminación) y la Ciudad no implementó ninguna sala de atención en los hospitales generales”.

“La Ley fue cuidadosa en este sentido -agregó- prohibió la creación de nuevos `manicomios` tanto públicos como privados y previó la sustitución de los existentes, pero esto es un proceso lento que la Ciudad todavía ni siquiera inició”.

En referencia a la situación de los niños con afectaciones en su salud mental, Spinelli sostuvo que “los dispositivos que existen son preocupantes”.

“Hay una discriminación muy fuerte de los niños que tienen afectada su salud mental, no reciben las mismas políticas que se destinan a otros niños pobres que de por sí son deficientes. Tienen destinados el peor de los dispositivos, el peor de los tratamientos”, detalló.

Y agregó: “la excusa es que `son pocos`, y nosotros explicamos que esos “pocos” son alguien y son los que peor están”.

“Si hubiera más políticas preventivas se evitarían las internaciones, las separaciones de los niños de sus familias y el ingreso a estos dispositivos que son horrorosos”, concluyó.

En el mismo sentido, Silvia Faraone, Profesora de la Cátedra de Salud Mental de la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA, también afirmó que “la Ciudad no da respuestas a los problemas que existen en el Borda y el Moyano y, además, desarticuló el Programa de Atención Comunitaria de Niños, Niñas y Adolescentes con Trastornos Mentales Severos (PAC)”.

Por su parte, la jueza en lo Contencioso Administrativo y vicepresidenta del Consejo de la Magistratura porteño, Alejandra Petrella, detalló que en la Ciudad de Buenos Aires “existen dos mil personas privadas de su libertad, aunque sea un concepto con el que muchos médicos no estén de acuerdo”.

“Yo me pregunto: `¿a la sociedad porteña le preocupan estas personas?`. Más allá de los cambios jurídicos, que por supuesto son necesarios, necesitamos modificaciones políticas, sociales y culturales para que la ley se pueda poner en acción”, sostuvo.

Otro de los expositores, Hugo Cohen, Asesor Subregional en Salud Mental para Sudamérica de la Organización Panamericana de la Salud, sostuvo que la Ciudad contaba “desde hace diez años con la ley N° 448 de Salud Mental (que brindaba herramientas en el sentido de la ley nacional actual) y tampoco se había hecho nada”.

“Es imprescindible construir alternativas porque el problema de fondo aquí no son los conceptos sino que una madre pueda llevar a su hijo cerca de su casa y lo atiendan bien”, advirtió.

El libro “Panorámicas de Salud Mental: a un año de la sanción de la Ley Nacional N° 26.657 resume un trabajo muy intenso desde momentos previos a la sanción de la ley, brinda un panorama de este proceso actual e incluso hace referencia al que se abre con la reforma del Código Civil”, explicó la Asesora General Tutelar, Laura Musa.

“Este libro expresa ese paso del `enfermo mental` a un ciudadano sujeto de derecho que tiene una afectación, momentánea o no, pero que no tiene por qué tener afectados sus derechos”, sostuvo.

Para Spinelli, “el objetivo es señalar un norte hacia dónde deberíamos ir para la efectiva implementación de la Ley y dar un aporte para enriquecer el debate, a la vez que interpelar a funcionarios y operadores jurídicos y políticos acerca de cuáles son las acciones que faltan”.

El libro presentado esta mañana forma parte de una colección de la AGT denominada: “De Incapaces a Sujetos de Derechos” y que abordó otras problemáticas como la infancia y la salud mental, la explotación sexual infantil, las políticas públicas de infancia, el derecho a la vivienda y el programa “Ciudadanía Porteña”.

FUENTE: Telam 26-06-2012

Comentarios (1) »

Noticias: DISCREPANCIAS ENTRE VIDAL Y LEMUS POR LA CONTINUIDAD DE UN PROGRAMA

La salud, presa de una interna

En marzo, Salud desarticuló un prestigioso programa de atención a chicos con patologías mentales severas. Pero la vicejefa de Gobierno pidió que se lo restablezca. Lemus anuló su resolución pero no reincorporó a las coordinadoras desafectadas.

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires anuló –pero no anuló– la resolución que había desarticulado el Programa de Atención Comunitaria de Niños y Adolescentes (PAC), destinado a la atención de patologías mentales severas que evitaba internaciones por razones sociales. La anuló, porque emitió otra resolución que cancela los efectos de la primera. Pero no la anuló, porque las ex coordinadoras del PAC no fueron reincorporadas y porque el desmontaje del organismo ya se viene produciendo. Esta confusa situación se puede examinar desde dos niveles. Un nivel trata del conflicto entre funcionarios: la resolución que desarticulaba el PAC –firmada en marzo por Jorge Lemus, ministro de Salud– había sido promovida por la directora de Salud Mental, María Grosso, pero María Eugenia Vidal, vicejefa de Gobierno, se opuso a la caída del Programa y promovió la segunda resolución, que el propio Lemus firmó pero no implementó. El segundo nivel en que debe entenderse el tema es la dificultad para desbaratar un programa que, por la naturaleza misma de su acción, tenía anclajes en muy diversas instituciones vinculadas con la Ciudad: si la actual vicejefa procuró defenderlo (y hasta ahora fracasó en el intento), fue a partir de su propia experiencia como ministra de Desarrollo Social, área que registra una historia de trabajo fructífero con el PAC.

El 13 de marzo, el ministro Lemus firmó la resolución 347, que trasladaba el PAC al Hospital Tobar García y reemplazaba a sus coordinadoras y equipo. María Grosso notificó personalmente y por escrito del desplazamiento a las coordinadoras, Alejandra Barcala y Patricia Alvarez Zunino. Sin embargo, en mayo, el ministro Lemus firmó otra resolución: “Suspéndanse las designaciones de coordinadora y equipo de trabajo interdisciplinario” que había fijado la resolución anterior. Los fundamentos de la suspensión aluden a que “se están articulando acciones conjuntas con el Ministerio de Desarrollo Social del Gobierno de la Ciudad”. Página/12 tuvo acceso a esta resolución, que no fue dada a conocer ni comunicada a los interesados. Una fuente del Ministerio de Salud de la Ciudad aseguró, no obstante, que “esta resolución anula la anterior, y todo queda como estaba antes”. Este diario intentó en vano consultar a María Eugenia Vidal.

Según contó a este diario María Elena Naddeo –diputada de la Ciudad, titular de la Comisión de Seguimiento de la Ley 448 de Salud Mental–, “María Eugenia Vidal me aseguró que las autoridades históricas del PAC vuelven a estar en funciones, como efecto de la última resolución firmada por el ministro de Salud. El propio Lemus me dijo lo mismo el 7 de junio. La intervención de la vicejefa de Gobierno se debe a que, cuando fue ministra de Desarrollo Social, registró la experiencia positiva con el PAC en relación con los hogares de niños a cargo de ese ministerio –subrayó Naddeo–. Pero los efectos de la última resolución deberían haber sido comunicados oficialmente desde el Ministerio de Salud. Se ha creado una situación de incertidumbre y de grave confusión institucional”.

Alejandra Barcala, ex coordinadora general del PAC, señaló que “el 27 de marzo la directora de Salud Mental, María Grosso, nos presentó a la nueva coordinadora del PAC y nos notificó por escrito; ese mismo día, María Eugenia Vidal se reunió con padres de pacientes a los que les aseguró que el programa iba a seguir con el mismo equipo. Nunca más tuvimos novedades, hasta que nos enteramos de esta resolución, que no nos fue notificada, que es inespecífica y no nos permite volver a instalar el programa como tal”.

Tal como informó Página/12 en su edición del 29 de marzo, el PAC obtuvo diversos premios académicos y de entidades profesionales, y fue reconocido por instituciones como el Consejo de Derechos de Niños y la Asesoría General Tutelar de la Ciudad. Siempre había funcionado en el Centro de Salud Mental Nº 1, conducido por psicólogas. La resolución ministerial luego suspendida las reemplazaba por un médico, gremialista de la Asociación de Médicos Municipales con experticia en internaciones psiquiátricas.

Barcala contó ayer que a “los pacientes que atendíamos los hemos derivado a efectores de la red que habíamos constituido; fuimos suspendiendo las actividades culturales y los talleres para chicos con dificultades y discapacidades psicosociales; avisamos que este año no podíamos recibir a los residentes médicos y psicólogos para capacitarlos; con cada uno de los hogares con los que trabajábamos hicimos un cierre para que no hicieran más derivaciones. Con los chicos de los talleres de malabares, de plástica, de restauración de edificios, de radio, hicimos un ‘festejo de cierre’. Cierto que la fiesta más importante la hacíamos todos los años el Día del Niño, en el Zoológico: juntábamos más de 500 chicos con distintas discapacidades: era una fiesta donde se trabajaba la aceptación de las diferencias y la inclusión para todos”.

Fuente: Diario “Página 12″, 18-06-2012


Comentá »

Despenalizar o regular: América debate qué hacer con las drogas

Si bien no se espera que prospere la propuesta de legalización que discutirá laCumbre de las Américas, es la primera vez que la estrategia regional contra el narco se revisará bajo esta óptica. Diferencias entre los proyectos

A esta altura, la discusión parece inevitable. Pese a las resistencias de países como los Estados Unidos a modificar el paradigma represivo que desde hace décadas se emplea contra las drogas, los gobernantes de las Américas debatirán el próximo fin de semana, en la reunión de Cartagena de Indiasnuevos caminos para enfrentar un flagelo que año a año se cobra miles de vidas en la región.

El tema se instaló en la agenda gracias al persistente esfuerzo del gobierno guatemalteco. Lo que en un principio fue interpretado como un golpe de efecto del presidente Otto Pérez Molina para conseguir más apoyo financiero de Washingtonfue imponiéndose lentamente y ganando seriedad. Varios mandatarios se mostraron a favor de analizar la cuestión, aunque expresaron matices.

Entre quienes consideran que la actual estrategia es un fracaso, existe cierto consenso en que se debe avanzar en una flexibilización del consumo de drogas. Pero las diferencias entre los planes sobre cómo hacerlo son notorias. Seguir leyendo

Comentarios (1) »

Noticias: SERÁ PRODUCIDO EN EL PAÍS EL MEDICAMENTO CONTRA EL MAL DE CHAGAS

Remedio para una enfermedad olvidada

Un consorcio público-privado integrado por dos empresas, una organización social y el Estado fabricará en la Argentina el benznidazol, una droga que había dejado de producir un laboratorio privado internacional. Se entregará gratuitamente.

El benznidazol, un medicamento que se utiliza para combatir el mal de Chagas-Mazza, cuya producción fue discontinuada por un laboratorio privado internacional, será ahora elaborado en el país, a partir de un emprendimiento público-privado del que participan un consorcio de laboratorios, la Fundación Mundo Sano y el Ministerio de Salud de la Nación. “Hoy es un día histórico en materia de salud pública en la Argentina, porque después de sesenta años de enormes esfuerzos en la lucha contra el Chagas, tengo el orgullo de decir que el país comenzó a producir el tratamiento para esa enfermedad”, dijo ayer el ministro de Salud de la Nación, Juan Manzur, quien precisó que el benznidazol estará disponible para quienes lo necesiten a través de la provisión pública de medicamentos que lleva adelante la cartera sanitaria nacional. “El benznidazol era producido por una empresa multinacional que lo había discontinuado porque no era negocio elaborar medicamentos para los pobres”, subrayó el ministro. Esto ponía en serio riesgo la provisión del producto a nivel mundial.

Esto era un problema grave dado que “las estructuras sanitarias del país temían por la falta de un insumo esencial”, dijo Manzur, para agregar que ya se cuenta con una partida de más de mil tratamientos completos, pero se trabaja para abastecer a la demanda local –hay un millón y medio de afectados– y también para proveer del insumo a países latinoamericanos. La droga, que es la principal en el tratamiento de la enfermedad, será producida por los laboratorios ELEA y Maprimed, que es propiedad del Grupo Chemo y Roemmers.

El medicamento cuenta con la autorización como especialidad medicinal por parte de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología (Anmat). “Con el desarrollo de este medicamento a nivel nacional, se demostró en un corto plazo que el país tiene el potencial para producir todo lo necesario para tratar a la población que padece esta enfermedad”, afirmó Jaime Lazovski, subsecretario de Relaciones Sanitarias e Investigación en Salud del ministerio.

“En el caso del Chagas, una enfermedad endémica que afecta a muchos niños en áreas rurales y pobres, tener acceso al tratamiento con un producto argentino es un orgullo para el país, para el ministerio y para la industria nacional”, agregó el funcionario, quien aseguró que la calidad del producto “es excelente”, dado que su disolución “es mejor de la que disponíamos anteriormente”. Resaltó que, además de los adultos, se va a tratar a niños, lo que “hace necesario que el insumo se transforme en una especie de jarabe para el mejor consumo de la población pediátrica”.

En esta primera etapa, los laboratorios produjeron “mil tratamientos completos, lo que nos permite proveer de medicación durante todo el año”, informó Lazovski. Para fines de 2012 está planificado tener “la producción total para un largo tiempo”. Con posterioridad, según resaltó el funcionario, Argentina “podrá proveer de medicación al resto de los países de Latinoamérica que están necesitando este insumo”. El titular del Instituto Nacional de Parasitología Doctor Fatala Chabén, de la cartera de Salud nacional, Sergio Sosa Estani, aseguró que “la producción autónoma de este producto en Argentina es un orgullo y es un gran aporte de una alternativa más para disponer de un medicamento que es crítico”.

En el acto de presentación estuvieron también la presidenta y la directora general de la Fundación Mundo Sano, Silvia Gold y Sonia Tarragona, respectivamente, los gerentes de los Laboratorios Maprimed, Alejandro Lacalle, y de ELEA, Francisco Cervo, y el representante de la OPS en la Argentina, Pier Paolo Balladelli.

“Estamos orgullosos de integrar este consorcio público-privado”, dijo Lacalle. Comentó que “estamos en condiciones de producir la totalidad del principio activo necesario para formular el benznidazol y continuar trabajando en la optimización de los procesos”. Francisco Cervo, de ELEA, señaló que salieron a cubrir “una necesidad urgente de pacientes que se quedaban sin tratamiento, y ya estamos trabajando en un segundo lote”. El próximo objetivo es “extender la producción para abastecer las necesidades que exceden a la Argentina”.

El anuncio oficial fue realizado en el marco de la jornada Atención de la salud y acceso al tratamiento en enfermedad de Chagas, organizada por el Ministerio de Salud y Mundo Sano, que se realizó en la Facultad de Medicina. En el encuentro, especialistas de todo el mundo disertaron sobre los avances en el tratamiento del Chagas y discutieron sobre las estrategias adecuadas para aplicar el benznidazol a pacientes adultos crónicos.

Manzur sostuvo que al asumir su gestión se propuso analizar de qué manera enfrentar una enfermedad de las llamadas “desatendidas”, como el Chagas. Por decreto de la presidenta Cristina Kirchner se creó la Dirección de Enfermedades de Transmisión Vectorial y en dos años “se invirtieron más de 140 millones de pesos en las acciones de prevención y control de la enfermedad”. También se creó el Instituto Nacional de Medicina Tropical, hecho que consideró “otro hito sanitario en la lucha contra las enfermedades de la pobreza”. Para enfrentar estas enfermedades, el Estado se unió a “instituciones de enorme prestigio como son la OPS a nivel internacional y la Fundación Mundo Sano, que tiene un largo recorrido de trabajo en las zonas más pobres y vulnerables”.

Fuente: Diario “Página 12″  21-03-2012

Comentarios (5) »
Creative Commons License

Desarrollo y mantenimiento RCC - Red Cooperativa de Comunicaciones C.P.S.L.

Realizado con herramientas de Software Libre bajo licencia GPL