Archivo de Enero de 2012

Noticias: INEDITA ADVERTENCIA OFICIAL EN TORNO DE LOS TRATAMIENTOS CON CELULAS MADRE

Promesas falsas de curación

Una comisión de expertos del Ministerio de Ciencia llamó la atención sobre “promesas irrealizables” de supuestas curas a distintos males con las llamadas “células madre”. Los tratamientos que sí son efectivos y los que están en experimentación.

Una comisión del Ministerio de Ciencia y Tecnología –integrada por prestigiosos especialistas– advirtió sobre las “promesas irrealizables de curación” de quienes promueven supuestos tratamientos con “células madre” para enfermedades como la diabetes o el Parkinson. El llamado de atención está en sintonía con el anuncio de la FDA (organismo de control sanitario norteamericano) de que “perseguirá a aquellos que expongan al público a los peligros de los tratamientos ilegales con células madre”; en diciembre pasado tres sujetos, uno de ellos médico, fueron detenidos en Estados Unidos por aplicar estas falsas terapias. En la Argentina vienen proliferando las colectas para enviar pacientes al extranjero a probar estos tratamientos: el problema no es sólo que sean caros o inefectivos, sino que pueden tener graves efectos adversos; por ejemplo –se ha demostrado–, pueden causar cáncer. Los únicos usos clínicos de células madre que reconoce la medicina son los trasplantes de médula ósea, que se utilizan para tratar la leucemia y otras enfermedades graves de la sangre, en combinación con quimio o radioterapia.

Seguir leyendo

Comentarios (10) »

ENTREVISTA: GUSTAVO ORTIZ MILLAN ES UN ACTIVO DEFENSOR DE LA LEY QUE DESPENALIZO Y LEGALIZO EL ABORTO EN EL DISTRITO FEDERAL EN MEXICO

“Las leyes que penalizan el aborto son inmorales”

Doctor en Filosofía e investigador en la Universidad de Columbia y en la UNAM de México, Ortiz Millán dijo a Página/12 durante una entrevista que la prohibición del aborto es una cuestión moral. Sostiene que en la Biblia no se prohíbe la interrupción del embarazo.

“Las leyes que penalizan el aborto son inmorales”, afirma Gustavo Ortiz Millán. Doctor en Filosofía por Columbia University en Nueva York, Ortiz Millán es investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México, se especializa en temas de ética y filosofía de la mente y ha sido un activo defensor de la ley que despenalizó y legalizó el aborto en las primeras 12 semanas de gestación en el Distrito Federal hace cuatro años. “En la Biblia no hay una condena moral al aborto”, señala en una entrevista con Página/12. Y también se explaya sobre las razones morales para despenalizar esa práctica y el debate en torno del inicio de la vida humana, entre otras aristas de la discusión pública en torno del tema.

La charla transcurre en el café del Malba. Ortiz Millán abre su billetera y saca una tarjeta del mismo tamaño que las tarjetas personales, con el sello de la Secretaría de Salud de la Ciudad de México. La tarjeta no tiene los datos de algún funcionario. Resume en sus dos caras toda la información necesaria para que una mujer pueda realizarse un aborto con medicamentos, puntualmente con misoprostol: la dosis indicada, los efectos esperados, los signos de alarma, cuándo no usar la droga y un teléfono oficial para consultas. Ortiz Millán la muestra con orgullo. Ese pequeño rectángulo de cartón es una muestra clara de los avances que se han producido en la capital mexicana para facilitar el acceso a la interrupción legal de embarazo. El filósofo, que estuvo de visita en la Argentina, es autor del libro La moralidad del aborto (Siglo XXI Editores). Vino a Buenos Aires para participar del Encuentro de Filosofía Analítica de la Sociedad Argentina de Análisis Filosófico (Sadaf). Investigador del Instituto de Investigaciones Filosóficas de la UNAM y miembro del Colegio de Bioética, ha impartido cursos en Columbia University, New York University y Broo-klyn College, entre otros ámbitos académicos. Actualmente enseña ética y filosofía de la mente en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM. Ortiz Millán es una de las personas que realizaron cabildeo ante los jueces de la Corte Suprema cuando el máximo tribunal mexicano debió pronunciarse sobre la constitucionalidad de la ley de aborto del Distrito Federal en 2008. Movilizó a la comunidad filosófica, consiguió firmas, promovió la publicación de solicitadas en los diarios.

–¿Por qué se involucró con el tema del aborto?

–Me involucré porque hay una dimensión moral en este asunto. Repetidamente escuchaba a la gente que debatía el tema, sobre todo del lado liberal, que decía que el aborto no es una cuestión moral, sino de salud pública. Entiendo por qué decían eso, porque la posición conservadora habla en nombre de la moral, pero habla en nombre de una moral religiosa. Si dejás de ver el aborto como una cuestión moral estás perdiendo buena parte de la riqueza de todo el debate que tradicionalmente se ha dado desde la ética. La penalización es una cuestión moral, desde muchos puntos de vista y esto lo veo desde una ética laica, en términos de las consecuencias en la salud pública en relación con la cantidad de mujeres que mueren todos los años por abortos inseguros, pero también porque se están violentando los derechos de las mujeres, sus derechos sexuales y reproductivos, el derecho a su autonomía y a decidir sobre su persona.

Seguir leyendo

Comentá »
Creative Commons License

Desarrollo y mantenimiento RCC - Red Cooperativa de Comunicaciones C.P.S.L.

Realizado con herramientas de Software Libre bajo licencia GPL