Nota de Coyuntura: "¡Extra, extra!: el Gobierno de la Ciudad te da descuentos para un jardín privado" - Natalia Stoppani

13/07/2015

La falta de vacantes en el nivel inicial en la Ciudad de Buenos Aires es un tema que se arrastra desde hace años. Si bien esto es sabido, lo que sí es propio del gobierno macrista es la profundización del conflicto seguido de la baja sistemática del presupuesto destinado a educación en general y a infraestructura en particular. Y para sumar un dato más: con la tarjeta “Ba con Vos”, los trabajadores dependientes del GCBA tienen la posibilidad de obtener un descuento del 50% en el Milenio III College, jardín de infantes y escuela primaria del barrio de Belgrano.

Para hacer memoria: en el año 2006, la Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia (ACIJ) ya reclamaba por la falta de vacantes mediante una acción judicial contra el GCBA (el problema afectaba a 6000 chicos aproximadamente1); en febrero de 2009, el entonces Ministro de Educación porteño Mariano Narodowski y la ex Ministra de Desarrollo Social María Eugenia Vidal fueron multados con 50 pesos diarios por no presentar un plan de obras para satisfacer la necesidad de escuelas para la población demandante; en 2011, se establece un acta compromiso entre ACIJ (como representante legal de diversos denunciantes) con el gobierno de Mauricio Macri por medio del cual se comprometían a cumplir un plan de construcción de escuelas de nivel inicial, entre muchos otros compromisos; en marzo de 2013, la cantidad de niños/as que aún no contaban con la vacante ascendía a 67672; en 2014 un informe realizado por la Multisectorial por la Educación Pública demostró que sobre 387 casos analizados con posterioridad a la inscripción on line 2013, el 60% remitía a faltas de vacantes de nivel incial3; en 2015, diversos medios de comunicación denunciaron junto a los sindicatos la falta de, al menos, cuatro mil vacantes para jardín maternal y jardín de infantes4.


Este problema, que como se ve tiene historia, se volvió mucho más visible con el sistema de inscripción on line de la Ciudad durante 2013. Es decir, además de ser un sistema que no pudo ni resolver lo que antes se hacía a mano y escuela por escuela, puso sobre la mesa que siguen sin ser suficientes las vacantes existentes. Asimismo, pone de manifiesto que el Gobierno no construye las escuelas que hacen falta y que muchas familias terminan inscribiendo a sus hijos en la escuela privada. Otras formas de responder a este tema por parte del Gobierno de la Ciudad son, por un lado, la creación de los Centros de Primera Infancia (no escuelas) que dependen del Ministerio de Desarrollo Social y, por el otro, la instalación de aulas container supuestamente “provisorias”. No contentos con ello, el presupuesto destinado a infraestructura escolar para el 2015 mostró un descenso de casi nueve puntos respecto al 20085, dejando de manifiesto la falta de voluntad política del gobierno para generar vacantes nuevas y así cumplir con el derecho a la educación de todos los niños y niñas.

Para rematar la gravísima crisis de infraestructura y vacantes que posee nuestra Ciudad, en la web oficial se publica un beneficio educativo que poseen todos los trabajadores del gobierno que tengan la tarjeta “Ba con vos”: el 50% de descuento para acceder a la matrícula anual en una escuela privada. También aparecen descuentos para universidades privadas como la Di Tella, así como hace dos años había beneficios para la UADE. Nos preguntamos quién paga esa “media beca” y cómo es posible que un gobierno que no garantiza el derecho a la educación de miles de niños y niñas en la escuela pública, ofrezca un descuento para una escuela privada ¿No es esto una forma de inducir a la educación privada cuando no hay vacantes en la pública?, ¿Acaso no es una forma más de privatización implícita de la matrícula de la escuela pública?. Cuestionamos si esta medida no implica una malversación del erario público, ya que en lugar de ir destinado para las necesidades de las mayorías, es usado para beneficiar a aquellos pocos que pueden pagar una cuota en una escuela privada. Nos preguntamos a qué modelo de Ciudad responden estas medidas. Y sin duda acá tenemos una respuesta: para una Ciudad gobernada por mercaderes de la educación, que en lugar de responder con derechos a los problemas sociales, lo hace con negocios y servicios.

Observatorio de Políticas Educativas

Natalia Stoppani

Compartir en

Añadir nuevo comentario

Image CAPTCHA