La Masacre de Uncía, Bolivia 1923.

Música: Arbolito: Amerika Bonita

Mapa de Bolivia y del dpto. de Potosi

Al igual que en el resto de América Latina a fines del siglo XIX y comienzos del XX, en Bolivia comenzaron a formarse las primeras organizaciones obreras, a lo largo de la década de 1910 y 1920 se organizaron y aumentaron la participación de los obreros, sobre todo en los sectores mineros ya que las minas eran explotadas por empresas extranjeras a lo largo del sector cordillerano del país, logrando un gran auge económico para el país pero, a la vez  tubo como consecuencia la explotación de una gran parte de la sociedad y de los trabajadores bolivianos

             El 1 de mayo de 1923, en Uncía, capital de la Provincia de Bustillo, perteneciente al departamento de Potosí, no sólo se conmemoró el recuerdo de “Los mártires de Chicago”, sino que también se fundo la “Federación Obrera Central de Uncía” (FOCU), con el objetivo de organizar la resistencia cansados de la explotación de las compañías estañíferas “La Salvadora” y “Estañifera Llallagua”, promover la solidaridad y el compañerismo entre los obreros, como así también lograr una mejor remuneración y mejores condiciones de trabajo. Los ideólogos en la conformación de la federación y principales dirigentes fueron: Guillermo Gamarra, Gumercindo Rivera, Manuel Herrera, Marcial Arana y Ernesto Fernández.  

La formación de la FOCU no fue bien vista por las empresas extranjeras, ya que esta buscaba organizar a todos los obreros mineros de la región bajo su control, y esto provoco el comienzo de las hostilidades entre los dos grupos,  por parte de las compañías no se reconoció la formación de la federación, proponiendo a cambio la formación de sub consejos federales, para   descentralizar a la nueva  organización.

El no reconocimiento de la nueva federación llevo a un ida y vuelta de discusiones que finalizaría con el llamado a huelga general por parte de los obreros mineros, este fue el único camino para poder lograr sus objetivos y  comenzó el envío de telegramas a las demás federaciones del país para lograr un gran apoyo; así fue como el 1 de junio de 1923, el gobierno de Bolivia debió decretar el Estado de sitió dada la gran respuesta que recibieron los obreros mineros de Uncía de las demás federaciones. Al día siguiente los soldados comenzaron a recorrer las calles de Uncía con la orden de reprimir cualquier encuentro o manifestación de obreros que se produjera, esto era el anuncio de lo que vendría en los próximos días.

 El día 4 de junio por la mañana Gamarra fue visitado, en su lugar de trabajo, por el teniente Coronel Villegas y los empresarios Ayroa y Blink a una charla en la oficina de la subprefectura, en la que le ofrecieron llegar a un arreglo con las compañías, dado el peligro que esto representaba para Gamarra los obreros impidieron que fuese llevado, pero Gamarra en pos de encontrar una solución al conflicto acepto ir junto con otros compañeros; una vez en la oficina, les fue comunicado que quedaban arrestados junto a dirigentes que pertenecían al gobierno, que apoyaba a los obreros. Claro que al mismo tiempo el resto de los obreros no se quedaría de brazos cruzados y comenzaron a llegar a la plaza central de Uncía, donde estaba ubicada la oficina, para pedir la libertar de lo presos políticos.

Para impedir la represión del ejército sobre los obreros manifestantes, Gamarra y Rivera salieron de la oficina comunicándoles a sus compañeros que estaban siendo notificados de que debían viajar a La Paz, capital del país, ha reunirse con los gobernantes, y que no temieran por ellos que todo iba a estar bien, además ya podían regresas a sus casas a esperar los resultados de dicho viaje y reunión; pero los obreros descreídos del gobierno y temiendo por la vida de sus representantes no se movieron de la plaza.

Esto produjo que el mayor del ejército Ayroa diera la orden al “Batallón Técnico” de abrir fuego contra los manifestantes, pero en un hecho llamativo los soldados se negaron a reprimir a los trabajadores, lo que enfureció aun más al mayor Ayroa, decidiendo este tomar una ametralladora y arremeter contra los obreros asesinado a cuatro obreros e hiriendo a otros doce de los cuales tres morirían en los días sucesivos (estos son los datos oficiales, ya que, según el relato de algunos sobrevivientes, fueron mucho más que cuatro los cuerpos que quedaron desangrados en la plaza, y que luego desaparecieron), este fue el comienzo de la persecución y asesinato de los obreros. En medio de la plaza poblada de muertos y heridos se escucha el grito de una mujer, Aurelia de Tapia Leiza, quién fue callada por los fusiles, para luego caer herida.

Al día siguiente, 5 de junio, unos 6000 obreros de las regiones vecinas se sumaron a la huelga, que duraría hasta el día 9, cuando, Hernando Siles, delegado del gobierno, y el sacerdote franciscano Fernando González, recomendaron a los obreros aceptar las propuestas para nada convenientes que ofreció el gobierno juntamente a las empresas mineras, cuyo principal punto era dividir a la Federación en dos secciones independientes sin vinculación entre las mismas y camino por el que lograrían la desaparición de la nueva Federación.

Pero no fue sólo la división de la federación lo que buscaron el gobierno y los empresarios mineros, sino también al día siguiente de la masacre, comenzaron los destierros y traslados a otras partes del país de los principales dirigentes que conformaron la federación. Gamarra y Rivera, junto a Albarracín y Camacho, fueron puestos en un tren rumbo a la ciudad de Oruro, pero faltando algunos kilómetros para llegar a esta ciudad fueron bajados y desviados a la ciudad de Corque donde se cree que permanecieron encarcelados hasta fines de noviembre de 1923. Ernesto  Fernández fue apresado y enviado a la ciudad de Puerto Acosta, donde se desconoce que es lo que sucedió con él. Maldonado logro escapar a la Argentina, donde siguió comprometido en la lucha obrera en las provincias de Norte Argentino.

El día 8 de junio, los obreros seguían instalados en la plaza, sosteniendo la huelga y reclamando por la libertad y el regreso de los presos políticos. Pero la respuesta obtenida desde el gobierno, y por el mismo presidente del país, Bautista Saavedra, deja bien en claro de que lado estuvieron los gobiernos de Nuestra América a lo largo de la historia, “… es necesario que vuelvan al trabajo y como secuencia de ese acto el gobierno atenderá el regreso de algunos compañeros, los menos peligrosos…”[1], claro que esta promesa jamás fue cumplida.

 

Alejandro Pisnoy

Prof./ Invest. CCC.

 

 

 

 

Referencias Bibliográficas

Lora, Guillermo. Historia del Movimiento Obrero Boliviano 1900-1923. Ed. Los Amigos del Libro. La Paz. 1969.

Querejazú Calvo, Roberto. Llallagua. Historia de una Montaña. www.librosmaravillosos.com

 



[1] Saavedra, Bautista en: Lora, Guillermo. Historia del Movimiento Obrero Boliviano 1900-1923. Ed. Los Amigos del Libro. La Paz. 1969.

Post relacionados:

  1. Bolivia vive el yin yan colectivo

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

16 comentarios para “La Masacre de Uncía, Bolivia 1923.”

  1. Erwin dice:

    Hola! Soy Erwin, soy nacido en Oruro y vivo en Argentina hace ya algunos años. Les agradezco la nota sobre mi país ya que a los largo de los años en mi tierra se derramo mucha sangre a manos de los distintos gobiernos que respondian a los Estados Unidos, y nunca nadie salvo hasta la llegada de Evo, se acordo del pueblo. Recordar la historia de mi país es algo muy fuerte. Muchas Gracias!!

  2. editor dice:

    Muchas Gracias por tu comentario!!

  3. PERCY dice:

    felicidades port tu trabajo, yo soy un uncieno que anda muy lejos de su tierra y es hermoso encontrar paginas en el internet que te hacen snetir orgulloso de ser lo que eres, nunca dejo de ser uncieno y aqui en los EEUU siempre convero con personas de otros paises haciendole conocer nuestra historia y tambien nuestro valor cultural como la tierra donde nacio parte del folcklore que se baila tanto ahora en todo bolivia. Uncia tierra linda dejame cantar…

  4. editor dice:

    Muchas Gracias por tu comentario!! Nos alegra mucho que la gente nunca olvide sus raíces y su cultura, ya que de esta manera el sentimiento y el orgullo que sentimos por nuestra tierra, Nuestra América siempre esta presente. Un saludos!

  5. ross dice:

    Felicitaciones por el trabajo de investigación. Soy nieta de Ernesto Fernandez, peruano secretario general de la Central unica de trabajadores de Uncía, deportado en 1923 y de quien no tuvimos mas noticias, leí recientemente el libro de Gumercindo Rivera sobre la masacre de Uncía, allí no menciona donde fue deportado mi abuelo, y ahora con esta investigación me entero que fue enviado a Puerto Acosta, se agradece, y si tiene mayor información será invalorable para la familia. nuevamente felicitaciones.

  6. editor dice:

    Rosa: Es un honor para nosotros recibir una buena crítica de la nieta de un obrero minero y luchador como fue tu abuelo junto con otros compañeros.
    Te recomiendo leer el trabajo de Querejazú Calvo, Roberto. Llallagua. Historia de una Montaña. El mismo lo podes bajar de la página http://www.librosmaravillosos.com.
    El dato de tu abuelo figura en el libro de Lora, Guillermo. Historia del Movimiento Obrero Boliviano 1900-1923. Me comprometo en estos días reelerlo y ver si hay alguna otra infomación sobre él y enviartela.
    Un saludo!

  7. LOM dice:

    hola gracias por la informacion e investigaciones que hace y publicarlo esto en el inter. yo soy de uncia y la verdad me da mucha alegria saber mas de esta tierra can tanta historia y cultura.

  8. DEVF dice:

    Es unorgullo conocer la historia de los distritos mineros de nuestro pais donde nacio nuestra patria felicidades y siga adelante !que viva uncia donde vivas¡

  9. MILTON_GTS dice:

    hola FELICIDAdES por la investigacion.
    me siento feliz al saber mas de mi tierra linda.
    Es un honor y orgullo ser de UNCIA
    viva uncia!!!
    y felicidades nuevamente

  10. Los Felipez de Uncia dice:

    Hola, Felicitarles a los creadores de este sitio web, la verdad esta muy bueno, espero que los Uncieños puedan crear mas sitios web para poder publicar las novedades pasadas y actuales dela querida Uncia. Bueno, saludos a los Uncieños que se encuentran en los nueve departamentos, en particular a los Sucre y Cochabamba.

  11. pacha dice:

    Una alegría poder comunirrse por este medio con todos los paizano de la linda Uncía, aunque seguro estoy de que faltan algunos aspectos de la masacre de Uncía y protagonistas me place que por este intermedio conozcan los bolivianos donde nacio el Sindicalismo boliviano.
    Muchas felicidades a los creadores de esta página, estare en comunicación permanente, saludos a los uncieños diseminados en todos los pueblos del Estado Plurinacional de Bolivia.

  12. ARNOLD QUISPE dice:

    Oye que lindo que muestren la historia de nuestra tierra solo un comentario tienen que hacerlo concer por las emisoras de Uncía para que todos lo visiten y ayuden a profundisarlo todo sobre los uncieños

  13. carlos dice:

    es bueno saber de nuestra lljta kerida…pero lo mas interesante es saber la historia de como fue desarrollando uncia..debemos ser orgullosos de donde venimos y nacimos…yo estoy orgullosos de ser uncieño a pesar de que radico en cbba..pero nunca dejo de ir a uncia,,,que viva uncia cara….

  14. cochalo dice:

    estube trabajando en uncia ijugando futbol en la cuadrilla los gallos los racupis los corias i surinan de los moldes felis de haber estado en uncia ahora vivo en virginia estados unidos saludos a mira flores ahi vivi yo soy m MNR saludos salo illanes i atodos los uncienos At cochalo

  15. Jaime dice:

    Uncieño de cepa,varios años que partí de esa tierra querida,gratos recuerdos de infancia y de muchos amigos que tambien migraron a otros distritos.
    Me alegra tener algo escrito de aquellos años en que la minería era la que manejaba la economía, dias aciagos para la población trabajadora, forjadora de los destinos del pais, aunque actualmente y desde hace tiempo casi nadie se acuerda que allí nació el sindicalismo boliviano y que lamentablemente hoy está venido a menos.
    Sería bueno que se investigue mas sobre la historia de ese lindo terruño.
    Felicidades a todos los uncieños

  16. tomas dice:

    Vivo em el Brasil. estudie el secundário em el Colégio Rafael Bustilho, passe mi infância e adolecencia em Uncia, yo acompañe el movimento sindical de toda essa época, vi todo os momentos em que o governo militar cercava todo el centro minero, el dia do massacre de Siglo XX, a las 19 horas esta passando por LLallagua , era la época de vacaciones de medio año de la Universidade Maior de San Andres, época que siempre volvia a casa. em la noche de San Juan se hizo la foguera como era todos os años, al dia siguente de mañana, la noticia del massacre fue llegando com detalles, el intierro fue outro imagem inesquesible. Estava com um poco de melancolia por ser el dia de todos los santos, el recuerdo de mis padres e algunos Hermanos que já falleciron, me hicierom procurar fotos de Uncia. que foi motivo para que muitas recordaciones pasaran por mi mente.
    um dia talvez coloco em papel todas as recordaciones vividas em esa tierra lleno de encantos, cercada dos cerros que abrigan muita historia. um grande abrazo a todos os Potosinos,

Dejá un comentario

Creative Commons License

Desarrollo y mantenimiento RCC - Red Cooperativa de Comunicaciones C.P.S.L.

Realizado con herramientas de Software Libre bajo licencia GPL