La Guerra de Canudos desde el Cordel

Canudos (II Parte)

 

Los cordelistas más importantes y reconocidos por la importancia de sus obras de este período son: Leandro Gomes de Barros, Joao Martins de Atayde, Francisco das Chagas Batista y Joao Melchíades Ferreira da Silva.

 Precisamente este último, Joao Melchíades Ferreira da Silva (1869-1933), fue quién no sólo escribió sobre los hechos de actualidad, sino que fue el autor de un texto primordial en la literatura de Cordel, la “Guerra de Canudos”. Su obra la escribió una vez finalizados los acontecimientos, el hecho de haber participado en ellos hizo que su relato sobre los enfrentamientos se haya consagrado como poesía popular. 

Este viejo soldado Joao Melchiades Ferreira da Silva, al retirarse del ejército registro y publicó su testimonio de la Guerra de Canudos para siempre en Cordel.     

La historia de Antonio Conselheiro y la Guerra de Canudos fue el primer gran evento nacional registrado por un escritor conocido y pionero en la literatura de Cordel. Para los lectores humildes de la crónica de Cordel tenia un sentido, por primera vez, se presentaba la oportunidad de vivir un acontecimiento que marcó la realidad del nordeste, una “historia en verso”, una historia en forma de “poesía popular”. 

Los hechos narrados en Cordel envolvían a un líder, Antonio Vicente Mendes Maciel, quién era conocido de varias maneras: Antonio Conselheiro, Buen Jesús Conselheiro o Santo Antonio Conselheiro para las masas que lo veneraban. No se sabe porqué abandonó Ceará para llevar una vida nómade, vestido de fraile, pregonando una extraña y rígida moralidad a través de un mensaje que se caracterizaba como un culto fanático. Andando por regiones poco pobladas, pasando por Sergipe, hasta llegar al Arraial de Canudos, en el interior de Bahía. Luis da Camara Cascudo lo describe como un “luchador, austero, exigente, disciplinador y casto”, un líder que ejercía autoridad y controlaba a sus seguidores, que le ofrecían total obediencia dado que creían en sus títulos divinos[1].

Construyó iglesias, cementerios y pregonaba un evangelio basado en el combate del pecado harto del castigo. Era conocido como un “Santo Vivo”, exigía ayunos prolongados, abstinencia al alcohol y trabajo diario a los vagabundos; también rechazaba las leyes de la República e inclusive el casamiento civil.

Pero las dificultades y enfrentamientos comenzaran con hechos de poca importancia, como por ejemplo, el incumplimiento de un acuerdo para entregar madera a Canudos por parte de un comisario de la policía de Juazeiro, por este hecho Conselheiro empezó a reclamar. A su paso por las haciendas y las villas de la región recibía las quejas de los robos y hechos de corrupción y falsedad por parte del gonierno. El líder y su grupo eran conocidos y llamados por las fuerzas policiales como el grupo de los “insubordinados y armados”.

En 1896, las tropas locales de Bahía son enviadas a la región de Canudos para poner fin a los levantamientos que se estaban produciendo por el levantamiento de Conselheiro y sus seguidores, pero estos resistieron y lograron derrotar al ejército. En enero de 1897, el ejército, al mando del Coronel Febronio de Brito, nuevamente fue derrotado. En marzo de ese mismo año, una nueva expedición militar fue derrotada, además el Comandante y Coronel de ésta fueron muertos en combate.

La cuarta expedición se realizó en septiembre de 1897, el ejército, encabezado por el General Artur Oscar de Andrade, se armó fuertemente llevando casi seis mil hombres y cañones de guerra.

Antonio Conselheiro murió, pero no en combate, sino enfermo de disentería, una enfermedad aguda caracterizada por diarrea sanguinolenta y fuertes dolores intestinales; pero sus seguidores siguieron la lucha hasta la muerte. El 5 de octubre de 1897 se sucedieron los últimos enfrentamientos y muertes en Canudos. El “arraial” fue dinamitado, quemado y destruido; y el cadáver de Antonio Conselheiro fue desenterrado y decapitado para ser llevado a Bahía y ser exhibido como trofeo de guerra por parte del Estado.

 

Alejandro E. Pisnoy

Prof./Invest. CCC.

 

Referencias Bibliográficas:

Curran, Mark J. A Literatura de Cordel. Ed. Universidade Federal de Pernambuco. Recife. 1973.

Curran, Mark J. História do Brasil em Cordel. Ed. Universidade de Sao Paulo.  Sao Paulo. 2001.

Dos Santos, Estela. Antonio Conselheiro y la Guerra de Canudos. En: Brasil/Cultura. Año VII. N° 50. Bs. As. Diciembre 1982.

Iglesias, Francisco. Breve Historia Contemporánea del Brasil. Ed. Fondo de Cultura Económica. México. Colección Popular. 1995.


[1]da Camara Cascudo, Luis. En: Curran, M. Op. Cit. pg. 50.

Post relacionados:

  1. La Guerra de Canudos desde el Cordel
  2. Levantamientos en América Latina, fines del siglo XIX y comienzos del XX.

Etiquetas: , , , , , , ,

Un comentario para “La Guerra de Canudos desde el Cordel”

  1. editor dice:

    Hello , we are glad you liked the blog , thank you!
    We don´t know what RSS is ,could you tell us?
    Let us know.
    Bye

Dejá un comentario

Creative Commons License

Desarrollo y mantenimiento RCC - Red Cooperativa de Comunicaciones C.P.S.L.

Realizado con herramientas de Software Libre bajo licencia GPL