Archivo de Mayo de 2009

La Guerra de Canudos desde el Cordel

Canudos (II Parte)

 

Los cordelistas más importantes y reconocidos por la importancia de sus obras de este período son: Leandro Gomes de Barros, Joao Martins de Atayde, Francisco das Chagas Batista y Joao Melchíades Ferreira da Silva.

 Precisamente este último, Joao Melchíades Ferreira da Silva (1869-1933), fue quién no sólo escribió sobre los hechos de actualidad, sino que fue el autor de un texto primordial en la literatura de Cordel, la “Guerra de Canudos”. Su obra la escribió una vez finalizados los acontecimientos, el hecho de haber participado en ellos hizo que su relato sobre los enfrentamientos se haya consagrado como poesía popular. 

Este viejo soldado Joao Melchiades Ferreira da Silva, al retirarse del ejército registro y publicó su testimonio de la Guerra de Canudos para siempre en Cordel.     

La historia de Antonio Conselheiro y la Guerra de Canudos fue el primer gran evento nacional registrado por un escritor conocido y pionero en la literatura de Cordel. Para los lectores humildes de la crónica de Cordel tenia un sentido, por primera vez, se presentaba la oportunidad de vivir un acontecimiento que marcó la realidad del nordeste, una “historia en verso”, una historia en forma de “poesía popular”. 

Los hechos narrados en Cordel envolvían a un líder, Antonio Vicente Mendes Maciel, quién era conocido de varias maneras: Antonio Conselheiro, Buen Jesús Conselheiro o Santo Antonio Conselheiro para las masas que lo veneraban. No se sabe porqué abandonó Ceará para llevar una vida nómade, vestido de fraile, pregonando una extraña y rígida moralidad a través de un mensaje que se caracterizaba como un culto fanático. Andando por regiones poco pobladas, pasando por Sergipe, hasta llegar al Arraial de Canudos, en el interior de Bahía. Luis da Camara Cascudo lo describe como un “luchador, austero, exigente, disciplinador y casto”, un líder que ejercía autoridad y controlaba a sus seguidores, que le ofrecían total obediencia dado que creían en sus títulos divinos[1].

Construyó iglesias, cementerios y pregonaba un evangelio basado en el combate del pecado harto del castigo. Era conocido como un “Santo Vivo”, exigía ayunos prolongados, abstinencia al alcohol y trabajo diario a los vagabundos; también rechazaba las leyes de la República e inclusive el casamiento civil.

Pero las dificultades y enfrentamientos comenzaran con hechos de poca importancia, como por ejemplo, el incumplimiento de un acuerdo para entregar madera a Canudos por parte de un comisario de la policía de Juazeiro, por este hecho Conselheiro empezó a reclamar. A su paso por las haciendas y las villas de la región recibía las quejas de los robos y hechos de corrupción y falsedad por parte del gonierno. El líder y su grupo eran conocidos y llamados por las fuerzas policiales como el grupo de los “insubordinados y armados”.

En 1896, las tropas locales de Bahía son enviadas a la región de Canudos para poner fin a los levantamientos que se estaban produciendo por el levantamiento de Conselheiro y sus seguidores, pero estos resistieron y lograron derrotar al ejército. En enero de 1897, el ejército, al mando del Coronel Febronio de Brito, nuevamente fue derrotado. En marzo de ese mismo año, una nueva expedición militar fue derrotada, además el Comandante y Coronel de ésta fueron muertos en combate.

La cuarta expedición se realizó en septiembre de 1897, el ejército, encabezado por el General Artur Oscar de Andrade, se armó fuertemente llevando casi seis mil hombres y cañones de guerra.

Antonio Conselheiro murió, pero no en combate, sino enfermo de disentería, una enfermedad aguda caracterizada por diarrea sanguinolenta y fuertes dolores intestinales; pero sus seguidores siguieron la lucha hasta la muerte. El 5 de octubre de 1897 se sucedieron los últimos enfrentamientos y muertes en Canudos. El “arraial” fue dinamitado, quemado y destruido; y el cadáver de Antonio Conselheiro fue desenterrado y decapitado para ser llevado a Bahía y ser exhibido como trofeo de guerra por parte del Estado.

 

Alejandro E. Pisnoy

Prof./Invest. CCC.

 

Referencias Bibliográficas:

Curran, Mark J. A Literatura de Cordel. Ed. Universidade Federal de Pernambuco. Recife. 1973.

Curran, Mark J. História do Brasil em Cordel. Ed. Universidade de Sao Paulo.  Sao Paulo. 2001.

Dos Santos, Estela. Antonio Conselheiro y la Guerra de Canudos. En: Brasil/Cultura. Año VII. N° 50. Bs. As. Diciembre 1982.

Iglesias, Francisco. Breve Historia Contemporánea del Brasil. Ed. Fondo de Cultura Económica. México. Colección Popular. 1995.


[1]da Camara Cascudo, Luis. En: Curran, M. Op. Cit. pg. 50.

Comentarios (1) »

La Guerra de Canudos desde el Cordel

El Cordel (I Parte)

presentacion-literatura-de-cordel

 

Es conocido que la colonización europea en Latinoamérica ha sido fundamentalmente protagonizada por España y Portugal. También lo es el hecho de que Brasil es un país cuya influencia más cercana la encuentra en el segundo de los países mencionados.  

             Brasil ha sido el país latinoamericano que más esclavos de origen africano ha recibido en el transcurso de la historia. De aquí la presencia de sectores poblacionales bien diferenciados tanto desde el punto de vista étnico-racial como desde el punto de vista económico. Si bien los europeos radicados en América no fueron precisamente aquellos cuyas condiciones de vida eran las óptimas.

             En primer lugar, las influencias europeas (portuguesa y española) en materia religiosa, económica y cultural han sido tales que aún hoy se dejan ver en los actos más sencillos de la vida de los latinoamericanos. La Literatura de Cordel constituye uno de esas construcciones sociales derivadas de la influencia cultural. 

            Esta forma de expresión y de comunicación se caracterizó, desde mediados del siglo XIX, por divulgar historias tradicionales, narrativas de época que la memoria popular fue conservando y transmitiendo, temáticas religiosas y personalidades de importancia nacional o hechos sociales que llamaban la atención popular. La publicación –previa impresión- estaba a cargo, muchas veces, de los mismos poetas. El formato de presentación eran pequeñas hojas que luego se vendían en mercados o ferias colgados de un cordel en algunos puestos[1].

            En segundo lugar, reviste importancia la cuestión de la inmigración esclava en la medida que es desde esta base (y con la contribución de las acciones políticas sucesivas) que se configura en Brasil una masa poblacional pobre o marginal. Pues serán estos los principales espectadores –y muchas veces protagonistas- de lo que la Literatura de Cordel tiene para ofrecer.

 

Según Curran, M.[2], el primer gran acontecimiento registrado por la literatura de Cordel tradicional del nordeste fue la Guerra de Canudos, es un relato escrito por un soldado de campaña que sería un pionero de este tipo de literatura. Curran enmarca a esta etapa de la literatura en un período que comienza en 1896 (junto con dicha guerra), y finaliza en 1918 por dos razones: por un lado porque coincide con el fin de la Primera Guerra Mundial, y por otro porque muere el principal poeta y editor de la época, Leandro Gomes de Barros. Curran señala no obstante, que antes de 1896 este tipo de literatura existió previamente a los acontecimientos de Canudos; de hecho, narraciones elaboradas en el siglo XX hablan del momento de la Independencia, en 1822, la Guerra del Paraguay (1865-1870), etc.

La realidad socioeconómica de la región, es fundamental para comprender el Cordel, ya que los primeros poetas de la tradición oral nordestina, los cantadores y los primeros cordelistas, como así también sus lectores, se vieron afectados por una infancia dramática dada las cantidad de mudanzas que debían hacer las familias a causa de la esclavitud[3] o en busca de trabajo y mejores condiciones de vida. 

 

Alejandro E. Pisnoy

Prof./Invest. CCC.


[1] En la Literatura de Cordel, el negro o el personaje marginado es definido negativamente; se atribuye el racismo a que, liberado de la esclavitud, competía con los trabajadores de la periferia, que eran en su mayoría blancos. 

[2] Curran, Mark. A Literatura de Cordel. Ed. Universidade Federal de Pernambuco. Recife. 1973.

[3] La esclavitud y el gobierno Imperial llegan a su fin en 1889 con el arribo al poder del Mariscal Deodoro da Fonseca instaurando la llamada Nueva República. Esto no impidió que el sistema de explotación esclavista se haya seguido realizando, con un nuevo nombre, trabajo asalariado, en beneficio de los hacendados y los terratenientes para obtener un mayor rédito en sus negocios.

Comentá »

GEOPOLÍTICA DE MAHAN

Es en la última década del siglo XIX, concretamente ante la problemática surgida en torno a la dominación de Cuba y todo el entorno antillano definido como Mare Nostrum por Estados Unidos, que las doctrinas geopolíticas se desarrollan con ímpetu en las usinas ideológicas de ese país. El Capitán de Navío (USN) Alfred Thayer Mahan perfecciona teóricamente el “Destino Manifiesto”.

Mahan determina que la cuestión de la extensión del poder continental para los Estados Unidos pasa por el control de los océanos y pasos internacionales marítimos, a partir de una poderosa flota militar y mercante. En la competencia por el poder entre los Estados, ubica como preponderantes  los factores geográficos (que incluyen la ubicación geográfica, la capacidad defensiva y los recursos naturales), los humanos y sociales. Sus propuestas se basaban en la fortaleza militar necesaria para los fines propuestos y criticaba a los gobiernos elegidos democráticamente por ser generalmente improvisadores y anti militaristas. Su solución ante estas “debilidades” era la creación de “grupos de presión” interesados en formar y mantener una poderosa armada. Aseguraba que los Estados Unidos de Norteamérica poseía las capacidades latentes necesarias para ejercer un control global de los océanos y de las líneas de comunicaciones marítimas.

Desde esa concepción, Mahan planteó la necesidad de construir un canal en Centroamérica para resolver el rápido traslado de la flota de guerra de una costa a la otra, en caso de conflictos, dado que la travesía por el estrecho de Magallanes insumía, en esa época, más de sesenta días. Una vez que se construyera el canal, se suscitaría el problema de su defensa para evitar que cayera en manos extranjeras. Al respecto señala el sociólogo puertorriqueño Ramón Grosfoguel:

 

Como una manera de asegurar la defensa del futuro canal, Mahan recomendó que antes de construirlo Estados Unidos debía adquirir Hawai y controlar militarmente las cuatro rutas marítimas caribeñas al noreste del canal. Las cuatro rutas que él identificó fueron: Paso de Yucatán (entre Cuba y México), Paso de los Vientos (la principal ruta norteamericana de acceso al canal entre Cuba y Haití), Paso de la Mona (entre Puerto Rico y la República Dominicana) y Paso de Anegada (cerca de St. Thomas en las aguas orientales de Puerto Rico). Mahan recomendó a las élites norteamericanas la construcción de bases navales en estas zonas como paso previo a la construcción de un canal y como paso indispensable para transformar a los Estados Unidos en una superpotencia.[1]

 

El Oficial de Estado Mayor de la Armada chilena, Capitán de Navío Alexander Tavra Checura, en un artículo publicado en 1996, titulado “Geopolítica. Pensamiento de Mahan”, concluye lo siguiente:

 

Las teorías de Mahan fueron exitosamente adoptadas por los Estados Unidos de Norteamérica entre fines del siglo pasado y las primeras décadas de este siglo, llevando a dicho país a alcanzar todos sus objetivos políticos, económicos y militares, hasta convertirlo en un poder global incontrarrestable a la fecha.

En ellas se fundamentaron la guerra Hispano- norteamericana (1898), la adquisición del archipiélago de Hawai, las conquistas de los archipiélagos de las Filipinas, Marianas y otras posesiones en el Pacífico Occidental y la creación artificial de Panamá y su canal, al promover una revolución contra Colombia, dueña de dicho territorio[2].

 

Horacio A. López

 

mapa-de-america-central-y-el-caribe


[1] Ramón Grosfoguel. “Los límites del nacionalismo: lógicas globales y colonialismo norteamericano en Puerto Rico”, en Jorge Enrique González, Editor. Nación y nacionalismo en América Latina, CLACSO. Buenos Aires, 2007.

Comentarios (2) »
Creative Commons License

Desarrollo y mantenimiento RCC - Red Cooperativa de Comunicaciones C.P.S.L.

Realizado con herramientas de Software Libre bajo licencia GPL