Nadie ama lo que no conoce

El tango, la difusión, la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual y la multitudinaria concentración frente a los Tribunales para que la nueva legislación pueda entrar en vigencia. Reflexiones de Osvaldo Pugliese por Hamlet Lima Quintana.

Por Germán Marcos*

El jueves 15 de abril se realizó una masiva marcha que partió desde el Congreso de la Nación y llegó al Palacio de Tribunales para exigir a la Justicia, y específicamente a la Corte Suprema, la aplicación de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, aprobada por amplia mayoría en las dos cámaras legislativas y que hoy se encuentra paralizada por un fallo de una Cámara Federal de Apelaciones de Mendoza, a través de una resolución de la jueza Olga Pura de Arrabal quien hizo a lugar a un amparo presentado por el diputado Enrique Thomas que objetó la medida por cuestiones de procedimiento. Por su parte, la jueza mendocina tiene probadas vinculaciones familiares con uno de los socios mayoritarios del segundo multimedios del país, el grupo Vila Manzano.

La ley nueva, aprobada por diputados y senadores nacionales, quienes le aplicaron aproximadamente 200 modificaciones desde su ingreso a las comisiones, propone un cambio estructural en el diseño comunicacional del país. Desde la propiedad de los medios hasta la cantidad de licencias de emisoras de televisión y radio que un mismo dueño puede tener en una determinada ciudad o área geográfica. Al mismo tiempo, regula el ingreso de nuevas tecnologías que permitirán la aparición de un gran número de nuevas señales que, sin duda, modificarán el esquema de medios imperante. Medios que marcan una agenda política y sobre todo cultural, donde el tango no tiene espacio.

Quienes se acercan al tango -y también a otras músicas populares y folclóricas- conocen que la principal problemática que enfrentan los artistas actuales que crean desde el tango es la falta de difusión. Esta ley prevé un porcentaje mínimo de difusión musical para la programación de artistas nacionales. Concretamente, se determinó que un 30 por ciento del total deberá ser programado con música nacional. Ese porcentaje, que ya es mucho en comparación con el esquema actual de difusión que otorga muy pocos espacios para los artistas nacionales, es sustancialmente menor a las regulaciones que existen en países europeos o en Estados Unidos, naciones que suelen ser mostradas como ejemplos a seguir por quienes hoy se manifiestan en contra de esta ley.

Más allá de esta introducción la idea es acercar un material que fue publicado en un libro escrito por el poeta Hamlet Lima Quintana sobre el pianista y director Osvaldo Pugliese, publicado por las Ediciones del Centro Cultural de la Cooperación. En estas dos reflexiones queda de manifiesto la importancia que tienen los medios para la vida y obra de un género de música identitaria, tradicional y popular como es el tango.

“Qué difícil ha resultado siempre al poder, acallar las voces de los artistas populares, casi imposible esa tarea. Podrá silenciarlas por un tiempo, marginarlas de los medios, pero la memoria colectiva es el caldo de cultivo más poderoso para la resurrección, una suerte de Ave Fénix que se restituye a sí misma, recrea sus valores, decanta las permanencias, amplía sus pulmones para, al final, insuflar el aire necesario dentro del globo que mantendrá a flote la cultura de su propio pueblo”.

Para comprender la relevancia de estos párrafos se debe recordar que el tango, desde principios de los 90, fue perdiendo sistemáticamente visibilidad de los medios audiovisuales y que solo hubo programas aislados que nunca llegaron a consolidarse y que no configuran una difusión sustentable para un género vivo como lo es el tango.  No es necesario mencionar qué músicas llenaron esos espacios que el tango dejó ni quiénes fueron los ideólogos y ejecutantes de dichas políticas que modificaron la realidad cultural del país.

Hoy el tango no está prohibido de facto, pero los productores de la libertad de expresión no necesitan órdenes dictatoriales porque la regulación del mercado marca la política empresarial que muchas veces se confunde interesadamente con libertad de expresión. Quienes creemos en la libertad de expresión, apoyamos esta ley y reclamamos que se cumpla la libertad de expresión que la cultura nacional necesita. El tango, en tanto cultura popular, merece una cantidad de espacios -no solo uno- acorde a la capacidad creativa que nuestra sociedad demuestra desde hace 15 años aproximadamente, desde que los jóvenes volvieron a pensar y a construir en tango.

“La intención de las prohibiciones, hecho que se vio con mayor claridad durante la luctuosa dictadura militar, además del directo problema económico, apuntaba a borrar al artista de la memoria popular como resultado de la ausencia. Al mismo tiempo que provocaba un profundo vacío generacional por falta de continuidad en el conocimiento. (Nadie ama lo que no conoce). Después de 10 años de dictadura militar, quienes estuvimos prohibidos no existíamos para las generaciones más jóvenes y hubo que comenzar de cero para ubicar los peldaños rotos en la escalera generacional”.

* Integrante del Depto. La Ciudad del Tango (CCC Floreal Gorini), periodista de Fractura Expuesta Radio Tango.

Post relacionados:

  1. Tango “Patrimonio de la Humanidad”
  2. El nuevo secretario de Cultura de la Nación habla acerca del tango
  3. Hacia la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

3 comentarios para “Nadie ama lo que no conoce”

  1. LA ASOCIACIÓN CORDOBESA DE TANGO PERSONERÍA JURIDICA NR 180 ENTIDAD OFICIAL DEL TANGO EN CORDOBA ARGENTINA APOYA LA APLICACIÓN DE LA LEY.

  2. juan nilo núñez dice:

    AMIGOS APOYAMOS SU LUCHA QUE ES LA LUCHA DE TODOS LOS QUE AMAN EL ARTE EN CUALQUIERA DE SUS EXPRESIONES .

    SALUDOS JUAN NILO DESDE URUGUAY

  3. eErgio maure dice:

    ENRIQUE THOMAS
    EN DICIEMBRE DE 2004 TAPÓ UN MURAL DE APROXIMADAMENTE SEISCIENTOS METROS CUADRADOS, REALIZADOS POR ARTISTAS DE MENDOZA EN LA PARED SUR DEL EDIFICIO DEL INSTITUTO NACIONAL DE VITIVINICULTURA DEL CUAL ERA SU PRESIDENTE. OBVIO ES QUE ELIGIÓ PARA DESTRUIR UNA OBRA DEL PATRIMONIO DE LOS MENDOCINOS UN COLOR VERDE MILITAR.

    AGRAVIÓ A LOS ARTISTAS PLÁSTICOS DE MENDOZA.
    A LA CULTURA Y PATRIMONIO DE LOS MENDOCINOS.
    INTENTAS TAPAR LA LEY DE MEDIOS AUDIOVISUALES.POR ESTE HECHO HAY UNA CAUSA JUDICIAL DEMORADA POR LA “JUSTICIA” MENDOCINA

Dejá un comentario

Creative Commons License

Desarrollo y mantenimiento RCC - Red Cooperativa de Comunicaciones C.P.S.L.

Realizado con herramientas de Software Libre bajo licencia GPL