Miércoles 06 de octubre: Iconos, estereotipos y política. Un recorrido por la historieta Argentina.

Inauguración Miércoles 06 de octubre 19hs

Iconos, estereotipos y política. Un recorrido por la historieta Argentina.

Colección de originales de Gustavo Cristi.

landru_b

LA HISTORIETA ARGENTINA

Junto a la canción popular, la historieta argentina es acaso la forma marginal que mejor nos define en nuestras posibilidades de crear un medio de expresión propio, auténticamente creador, no dependiente y por lo tanto enriquecedor de nuestra cultura entendida como medio de adquirir un perfil de identidad definido y coherente.

Nacida a la época de oro a mediados del 40 – pero con formas válidas que se remontan veinte años para atrás – prolongó dicho apogeo hasta comienzos del 60 marcando dos décadas en que, a grosso modo, pueden señalarse hitos: Patoruzú, Rico Tipo, Patoruzito, las revistas de Abril – sobre todo Misterix – y luego las de Editorial Frontera: Hora Cero y Frontera con sus distintas formas.

En ese período, la historieta nacional configuró una propuesta cultural integral en que se completaba un circuito continuamente realimentado: creadores – Dibujantes, guionistas, humoristas -, medios y consumidores nacionales unidos por una problemática que no soslayaba la cotidianeidad argentina ya fuera a través de la aventura, el humor o la sátira costumbrista. Divito, Ferro, Calé, Lino Palacio, Landrú por un lado; Oesterheld, Pratt, Breccia, Solano López y los restantes dibujantes de aventuras por otro, supieron darle al humor y la aventura argentinos una identidad definitiva.

Si en el campo del humor se han sucedido desde entonces el costumbrismo y la humorada política según las alternativas de permisibilidad – Tía Vicenta, Satiricón y variantes, Mafalda, el fenómeno de Hortensia – la historieta propiamente dicha ya sea en tiras diarias o en revistas, presenta un panorama en cierto modo ejemplar acerca de la situación que atraviesan las formas de nuestra cultura de consumo masivo. El desarrollo técnico y la profesionalidad alcanzados, el nivel excepcional de la producción media y los casos ejemplares de los creadores mayores – de Salinas a Breccia – premiados universalmente, se contraponen con la situación de estrechez que el campo expresivo experimenta, acosado por la censura tácita que obliga a omitir una temática argentina realista mas allá del costumbrismo superficial o el humor mas o menos satírico

“EL domicilio de la Aventura”

Juan Sasturain


Dejá un comentario

Creative Commons License