Notas con la etiqueta ‘cooperativismo’

Categorías: Bibliografía

El enfoque de género en la economía social y solidaria: aportes de la economía feminista

foto

La Economía Social y Solidaria, en sus múltiples concepciones, desde las experiencias europeístas a las diversas corrientes autónomas de América Latina, se caracteriza por incorporar una serie de elementos (solidaridad, redistribución, sostenibilidad) que cuestionan el sistema económico imperante, el cual, amparado en la Ley del Mercado total ha dotado a su agente prototípico, el Homo Economicus, con valores asociados a lo masculino: competitivo, egoísta y autosuficiente.

Por su parte, la Economía Feminista ha adoptado una visión muy crítica de los supuestos y cuestionamientos de la escuela neoclásica, ya que tienen un fuerte sesgo de género, aunque se presentan como imparciales y de aplicación universal. Esta corriente recalca la importancia de los hogares como productores de bienes y servicios esenciales (trabajos domésticos y de cuidados) para la calidad de vida de las personas y que han sido sistemáticamente olvidados e ignorados en los análisis económicos.

Por todo ello, en la construcción de iniciativas de desarrollo (local) bajo los parámetros de un sistema alternativo social y solidario, la inclusión de la perspectiva de género es fundamental, analizando para ello el papel de la mujer en la sociedad y en el territorio, reconociendo las diferencias de roles y la situación desigualitaria desde la que parten en cualquier ámbito de análisis (económico, social, cultural y ambiental).

No es casual que, además de la experiencia de nuestro territorio, el resto de visiones que aquí se exponen pertenezcan a distintos países de América Latina. Pese al crecimiento experimentado en muchas de las economías de estos países, también se ha venido produciendo, al igual que en el sistema español, una «crisis de los cuidados».

El sistema económico neoliberal ha venido excluyendo de manera sistemática a amplios sectores de la población del acceso a recursos básicos necesarios para satisfacer sus necesidades de reproducción, biológica y social. Esta crisis de los cuidados se ha producido como consecuencia de avanzar hacia un proceso de globalización en el que el mercado libre aparece en el epicentro y el objetivo último es la acumulación de capital, empleando a las personas y a la naturaleza como recursos para ser explotados.

Revertir este sistema pasa por construir teorías críticas cuyos postulados avancen hacia la consecución de otros objetivos con diferentes principios y valores. La Economía Feminista (EF) y la Economía Social y Solidaria (ESS) abordan aspectos involucrados en la crisis de reproducción de amplios sectores de la población, y en particular de las mujeres.

El patriarcado, la naturalización de lo reproductivo como una responsabilidad femenina, la separación entre producción y reproducción son factores presentes en la construcción hegemónica de lo que se ha entendido como «economía», dando lugar a procesos de injusticia estructural. Bajo estas premisas, surgen las siguientes cuestiones: los sistemas económicos sociales y solidarios, ¿están incluyendo la perspectiva de género?; ¿qué papel tiene la mujer en la conformación de estos modelos?; ¿cuál es la aportación de la Economía Feminista en este nuevo sistema?; ¿quiénes lo están llevando a cabo?; ¿en estos nuevos modelos económicos, el triple rol de la mujer se perpetúa?; ¿por qué es importante hablar del enfoque de género?

Seguir leyendo

Comentá »
Categorías: Bibliografía

‘CIRIEC-España Nº 89. Revista de economía pública, social y cooperativa’

ciriec-89

Está disponible la versión “on-line” de un nuevo número, el 89, de la revista científica ‘CIRIEC-España, revista de economía pública, social y cooperativa’. El número incluye ocho artículos, que analizan temas como la internacionalización de las empresas de economía social, formación en postgrados, contratos públicos, igualdad, gasto en discapacidad, autónomos dependientes y Tercer Sector

Abre este número un artículo de Teresa Fayos, Haydeé Calderón y Marisela A. Almanzar, sobre ‘Las capacidades dinámicas en la internacionalización de las empresas y cooperativas agroalimentarias integradas en clusters‘. El trabajo tiene como principal aportación evidenciar que la pertenencia de una empresa del sector agroalimentario a un cluster provoca la aparición de capacidades dinámicas que la hacen más competitiva, entre otros ámbitos en el de la internacionalizació.

A continuación, Amparo Melián, Vanessa Campos y Joan Ramon Sanchis analizan en su artículo si la educación de postgrado en Economía Social en la universidad española es todavía una asignatura pendiente. El trabajo revela la “todavía incipiente” oferta formativa en estudios de máster que tienen como eje temático la Economía Social, y define sus características principales, entre ellas su presencia en las áreas geográficas en las que tradicionalmente el cooperativismo ha tenido y tiene un peso específico importante.

El tercer artículo, de Artitzar Erauskin, Mikel Zurbano y Elena Martínez Tola examina las Contrataciones Públicas en Economía Social, con un estudio de caso de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU), como institución pública de enseñanza e investigación. El objetivo del análisis es identificar y contabilizar, tanto en número como en importes, las adjudicaciones y formalizaciones de contratos públicos de la UPV/EHU realizados con el universo de la economía social vasca, durante el periodo 2012-2014.

También en el ámbito del País Vasco y de la gestión pública, los autores Jon Morandeira, Victoria de Elizagarate y David García analizan en su artículo la orientación al mercado de un servicio público, y sus consecuencias, tomando como ejemplo una unidad básica de actuación administrativa, en concreto la unidad de fomento de la Economía Social del País Vasco.

El número 89 de la revista de Economía de CIRIEC-España continúa con el trabajo de Santiago Murgui y Rosa Mª Dasí, sobre el gasto público en discapacidad en la UE, con una estimación y análisis por culturas administrativas y modelos de Estado del bienestar. El período analizado es 2005-2013, lo que permite estudiar la evolución desde los años previos a la crisis económica hasta los últimos datos disponibles.

En el sexto artículo, sus autores, Ricardo Palomo, Milagros Gutiérrez y Yakira Fernández analizan la cuestión del género en los órganos de gobierno de la banca cooperativa. En el trabajo se advierte que lograr una adecuada diversidad de género en los Consejos de Administración no constituye sólo un desafío en el plano de la ética, de la política y de la responsabilidad social corporativa; puede ser también un objetivo de eficiencia, cuya veracidad se analiza en este artículo en las cooperativas de crédito españolas.

A continuación, Virginia Navajas, Mª Carmen López y Antonio Ariza se adentran en el fenómeno de los trabajadores autónomos dependientes en Europa, estudiando sus principales características y comparando su perfil con los empleados por cuenta ajena y los trabajadores por cuenta propia “tradicionales”. Además, se analizan las condiciones de trabajo de los tres grupos para mostrar las diferencias entre ellos.

Por último, cierra este número de ‘CIRIEC-España, revista de Economía Pública, Social y Cooperativa’ un artículo Fernando Carnero, Cristino Barroso y Juan Sebastián Nuez, que ofrece las dimensiones socioeconómicas del Tercer Sector en Canarias. Desde CIRIEC aprovechamos esta reseña para recordar al profesor Fernando Carnero, quien falleció repentinamente pocos días antes de ver publicado este artículo.

Acceso a la Revista: http://ciriec-revistaeconomia.es/index.php?id_pagina=7&id_revista=99&ci=esp

Seguir leyendo

Comentá »
Categorías: Bibliografía

REVISTA PUEBLOS Nº 71. Más allá del capitalismo, economía social y solidaria

portada71_pequena

La Economía Social y Solidaria (ESS) es una economía de personas. Y se hace de, desde, por y para las personas.

Esta afirmación que a priori puede parecernos un epíteto, tiene sin embargo hoy más sentido que nunca en este sistema hiperfinanciarizado, donde todo son índices y dividendos que no “olemos”, donde las páginas salmón son códigos cifrados de difícil comprensión y las cuestiones económicas asuntos de expertos, por más que sus decisiones nos afecten en lo más profundo de nuestras vidas.

Blanca Crespo, Daniela Osorio-Ortega, Susana Ortega, Amaia Naveda Sáenz de Ugarte, Zaloa Pérez Hernandorena y Magdalena León colaboran en el dossier del número de Pueblos de octubre de 2016, que hemos coordinado con REAS Euskadi - Red de Economía Alternativa y Solidaria, y en el que abordamos la apuesta de la economía solidaria por las personas frente al lucro, su apuesta decidida por la economía feminista y los cuidados, la construcción de un Mercado Social que funciona con criterios éticos, la Auditoría Social como herramienta de seguimiento y mejora, el potencial transformador de la economía solidaria en diferentes territorios; y finalmente, las tendencia y desafíos en América Latina.


CONTENIDOS:

EDITORIAL

OPINIÓN

ENTREVISTA

FOTOGRAFÍA

MIRADAS: Alternativas desde lo local

DOSSIER: Más allá del capitalismo, economía social y solidaria

MULTINACIONALES Seguir leyendo

Comentá »
Categorías: Bibliografía

REVESCO, Revista de Estudios Cooperativos Nº 123

revesco-nueva

Ha sido publicado en Internet el número 123 de ‘REVESCO, Revista de Estudios Cooperativos’, que editan la Asociación de Estudios Cooperativos (AECOOP) y la Escuela de Estudios Cooperativos de la Universidad Complutense de Madrid.

El número, correspondiente al primer cuatrimestre de 2017, contiene 10 artículos sobre temas diversos de interés del cooperativismo y la economía social, entre ellos sobre Responsabilidad Social, desempeño, régimen societario, modelos de gestión, función social, recursos humanos, políticas públicas y peso sectorial y territorial.

Abre esta edición un artículo de Cristina Aragón, Cristina Iturrioz y Lorea Narvaiza, sobre la Responsabilidad Social Proactiva (RSP) de las cooperativas en periodos de crisis. El trabajo examina cómo impactan las crisis económicas en las cooperativas a distintos niveles, y pretende identificar cómo la RSP también puede recuperarse en periodos de recesión. Para ahondar en el comportamiento organizativo se ha empleado el enfoque de estudio de caso aplicado a tres cooperativas industriales situadas en el País Vasco.

A continuación, Ana María Bandeira, Deolinda Meira y Vera Alves identifican en su artículo los diferentes tipos de resultados en las cooperativas portuguesas, comprendiendo el tratamiento jurídico y contable de los mismos y evaluando si la normativa contable vigente permite constatar sus especificidades. Utilizando la metodología cualitativa, mediante el análisis de contenidos y un estudio de caso múltiple, se procede a una reflexión sobre el régimen jurídico y contable de los resultados de las cooperativas portuguesas.

El tercer artículo, de Encarnación García Ruiz, analiza el régimen societario de las sociedades laborales en la nueva Ley 44/2015, de 14 de octubre, de Sociedades Laborales y Participadas. El trabajo se ciñe al aspecto societario de las sociedades laborales, analizando las modificaciones realizadas en torno a los elementos tipológicos y de régimen jurídico de estas figuras organizativas, para constatar si la ley vigente es el instrumento necesario y suficiente para alcanzar el reto propuesto.

Por su parte, Irene Garrido, Idana Salazar y Pilar Vargas analizan en su trabajo los diferentes modelos de gestión que pueden presentar las sociedades cooperativas en España. Tras una descripción de los modelos monista y dualista, así como de las distintas variantes que puede presentar este último modelo, se analizan los factores determinantes de su elección.

El quinto artículo, de Raquel Marbán, se pregunta si las ONG microfinancieras peruanas siguen manteniendo su misión social. Explica que en los últimos años el crecimiento del sector microfinanciero ha sido considerable, hecho que ha venido en paralelo a la aparición de marcos reguladores. En el caso de Perú, sin embargo, varias ONG han decidido no convertirse en instituciones reguladas, argumentando que esto las alejaría de la función social para la que fueron creadas. En un mercado competitivo, con un marco legislativo que impulsa la formalización de las instituciones microfinancieras, se analiza el papel de estas ONG que no se han acogido a la regulación.

El número continúa con un artículo de Silvia Martín, Ana José Bellostas y Francisco J. López Arceiz, que estudia la relación entre los dos tipos de recursos humanos de las fundaciones, los trabajadores y los voluntarios, en el marco de las fundaciones de origen familiar de Aragón, que se estima constituyen el 24% del total de fundaciones activas en dicha comunidad autónoma. El trabajo se basa en una muestra de 117 fundaciones, para concluir que en términos generales existe una relación de complementariedad entre ambos tipos de recursos humanos.

A continuación Jarrison Martínez Collazos reflexiona en su artículo sobre las políticas públicas que se han diseñado e implementando en Colombia para la economía solidaria. Sostiene que en el país se institucionalizó una mirada “restrictiva” de la economía solidaria, que ha tenido profundas implicaciones en el desarrollo de este sector y en las políticas diseñadas hacia él. El autor asegura que hoy, cuando la sociedad colombiana busca caminos para poner fin a un conflicto armado que la ha afectado por décadas y construir una sociedad en paz, se requiere volver la mirada sobre la solidaridad y la economía solidaria, lo que implica revisar los paradigmas.

Seguir leyendo

Comentá »
Categorías: Bibliografía

Edición digital de Revista Idelcoop Nº 221

tapa-221-final

Sumario:

REFLEXIONES Y DEBATES

El BAUEN es de los trabajadores y las trabajadoras

Imen, Pablo y Daniel Plotinsky

3° Balance Social Cooperativo del Banco Credicoop Coop. Ltdo. Herramienta de evaluación sistemática de una gestión cooperativa democrática y participativa

López, Ana Laura

IV Cumbre Cooperativa de las Américas en Montevideo

Buffa, Gabriela

Gobernanza y competitividad en cooperativas pesqueras de ribera del sistema lagunar Topolobampo-Ohuira-Santa María en Sinaloa, México

Cassio Madrazo, Erika e Isabel Cristina Taddei Bringas,

La flora nativa como el bien común de los apicultores del noroeste de Córdoba. Desafíos para su gestión

Barreda, Miguel, Clemencia Barberena, Sara Molina Ortiz y Sandra Ledesma

Economía social y solidaria en Río Negro y Mendoza. Políticas públicas, sujetos y espacialidades en debate

Jurado, Emanuel y Mahuén Gallo

EXPERIENCIAS Y PRACTICAS

Una mirada cooperativista del Encuentro Nacional de Mujeres

Nacht, Gabriela, Natalia Stoppani, Julia Villafañe, Marta Gaitán, Magalí Bertini, Paula Lucía Aguilar, Verónica De Luca y Ana Laura López,

El financiamiento de la economía social. La experiencia de microcréditos del Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos

Arpe, Patricia, Paula Cabrera, Daniela Tumburús y Juan Manuel Pico,

EDUCACION

Hacia una pedagogía de la solidaridad. Idelcoop y un proyecto educativo del y desde el cooperativismo transformador

Imen, Pablo

HISTORIA DEL COOPERATIVISMO

130 años de cooperativismo de crédito en Argentina

Plotinsky, Daniel

RESEÑAS

Economía feminista. Cómo construir una sociedad igualitaria (sin perder el glamour) de Mercedes D’Alessandro

Aguilar, Paula Lucía

Economía feminista. Cómo construir una sociedad igualitaria (sin perder el glamour) de Mercedes D’Alessandro

Mattos, Ernesto

DOCUMENTOS Y DECLARACIONES

Ni una menos, Vivas nos queremos Seguir leyendo

Comentá »
Categorías: Noticias

El feminismo reclama su lugar dentro de la economía alternativa y solidaria

femimadrid

Por Alba Mareca para La Marea

Replantear la división sexual del trabajo, cooperativizar los cuidados o generar estrategias que empoderen a las mujeres dentro de la economía social y solidaria.

Estas han sido algunas de las cuestiones que se han abordado en el I Congreso madrileño de Economía Social y Solidaria que se ha celebrado este fin de semana y que ha situado a la economía feminista en un primer plano, junto a otros ejes como las sinergias entre la Universidad y el tejido cooperativista, el papel de las políticas públicas dentro del cooperativismo o las formas de consumo.

Al encuentro asistieron más de 300 personas pertenecientes a empresas, cooperativas, asociaciones, fundaciones, sindicatos, así como trabajadoras y trabajadores autónomos y personas consumidoras.

“El feminismo debe irrumpir con toda su magnitud en la economía social y solidaria”, explica Alicia Rius, del Instituto de Mujeres y Cooperación (IMC). En este sentido, “este congreso trae como novedad que se ha oficializado una comisión de feminismos dentro de la Red de Economía Alternativa y Solidaria (REAS) de Madrid, como ya existe en otros territorios como Euskadi y Aragón”, cuenta Rius.

Integrar prácticas feministas: un reto pendiente de la economía social

Seguir leyendo

Comentarios (2) »
Categorías: Artículos

¿Cómo construimos entre todas vidas más habitables?

ffff1

Comunicado del REAS Red de Redes de Economía Alternativa y Solidaria (España) para el 8 de marzo:

El capitalismo heteropatriarcal nos presenta un mundo compuesto por dos esferas dicotómicas -productiva y reproductiva-, aparentemente armónicas, que, sin embargo, está plagado de tensiones.

Cuando nos dicen que sólo el ámbito productivo genera riqueza y aumenta el PIB, nosotras respondemos que los hogares son productores de bienes y servicios esenciales para la vida y que han sido sistemáticamente olvidados en los análisis económicos, con todos los efectos perversos que esa constante invisiblización tiene para la vida de las mujeres. Cargas ingentes de cuidados escasamente repartidas que nos enferman y empobrecen y que se ven como una limitación en un mercado laboral excluyente que nos relega a sectores feminizados muy mal remunerados.

Cuando nos cuentan que el crecimiento económico revierte en toda la sociedad y que la mejor manera de crecer es producir más, nosotras les recordamos, por un lado, que el funcionamiento del libre mercado no responde a las necesidades de la mayoría de las personas ni de los pueblos; y, por otro, que la idea de que el crecimiento es deseable e, incluso, posible en un mundo finito, no tiene ningún sentido.

Cuando insisten en que el mercado es autónomo, que se autoregula y que las personas son libres para elegir y moverse en él, nosotras decimos que se ha dejado en manos de las mujeres la responsabilidad de la subsistencia y el cuidado de la vida, y nos preguntamos quién cuidaría de la vida si mujeres y hombres nos comportáramos con absoluta libertad, dando prioridad absoluta a la participación en el mercado capitalista.

Y cuando nos dicen que la Vida no puede estar en el centro de la economía, nosotras respondemos que la economía es la gestión de la Vida y que es precisamente la sostenibilidad de esta vida lo que debería estar en el centro de cualquier análisis o toma de decisión en el ámbito económico.

Tenemos claro que el cuestionamiento y la confrontación con el patriarcado y el capitalismo son elementos clave para la construcción de alternativas. Y, también, que para construir una economía solidaria y feminista debemos transformar no sólo nuestras formas de hacer, sino también a nosotros y nosotras mismas, y a nuestras organizaciones.

¿Por dónde empezar? Avanzamos y compartimos (al menos) doce propuestas…

1. Sensibilizar y generar conciencia crítica a nuestro alrededor. Formarnos y capacitarnos.

2. Que nuestros compañeros de la economía solidaria comiencen con esa revisión de la masculinidad hegemónica que exige cuestionar y renunciar a privilegios de género.

3. Mirarnos hacia lo interno. Realizar diagnósticos de la situación de mujeres y hombres en nuestra organización para identificar dónde están las desigualdades y establecer acciones concretas que nos permitan ir eliminándolas.

4. Promover procesos de empoderamiento de las mujeres. Preguntarnos ¿dónde están y dónde participan las mujeres de nuestra organización? ¿existe el techo de cristal, dificultades para acceder a los espacios de toma de decisiones? ¿Qué modelos de participación tenemos?

5. Transformar nuestros procesos de trabajo. Diseñar planes operativos que incluyan TODAS las tareas (productivas y reproductivas) que hacen sostenibles nuestras causas y preguntarnos quién hace cada una de ellas, cómo se traducen en términos de valor monetario, etc.

6. Revisar  nuestra cultura organizacional, analizar los valores que predominan en nuestras organizaciones, muchas veces, contaminadas por la idea de “militancia heroica” valorando y premiando a aquellas personas que trabajan muchas horas, que nunca dicen que no, que nunca están cansadas y que no son emocionales. A aquellas para las que el empleo es el centro de sus vidas y de su proyecto vital.

Seguir leyendo

Comentá »
Categorías: Artículos

Una alianza necesaria: derechos de la mujer y democracia económica

8mguerco

Dr. Ariel Enrique Guarco. Presidente de la Confederación Cooperativa de la República Argentina (COOPERAR)

Nuestra sociedad está atravesada por desigualdades que bloquean el desarrollo sostenible. Una de las principales es la desigualdad entre los géneros. De acuerdo a los datos de Naciones Unidas, en los países en desarrollo las mujeres trabajan un 13% más tiempo que los hombres, con el agravante de que el 63% de su trabajo son tareas domésticas no remuneradas: cuidado, alimentación, limpieza, etc. La situación es similar en los países desarrollados. Las mujeres también trabajan más y el 64% son tareas no remuneradas.

En lo que hace a las tareas remuneradas, en el mundo la presencia de la mujer es más alta en los trabajos de menor calificación y mayor precariedad. Entre el 70 y 80% del trabajo doméstico es femenino, mientras que esta participación se reduce al 32% en las actividades de tecnologías de información y la comunicación.

La menor autonomía económica de las mujeres, resultado de sus dificultades para acceder a trabajos en igualdad de condiciones que los hombres, se reproduce en todos los ámbitos de la actividad humana. Solo el 22% de los parlamentarios, el 18% de los integrantes de gabinetes ministeriales y el 19% de los integrantes de las cortes supremas son mujeres.

En la dirección de los sindicatos sólo el 5% son mujeres. En el ámbito de las grandes corporaciones, donde reside el poder económico, la situación no es mejor.

Sólo el 4% de quienes ocupan el puesto de CEO son mujeres; la mitad de las grandes empresas de tecnologías de la comunicación no tienen ni una mujer en sus directorios.

Estos son sólo algunos indicadores de una desigualdad que debe superarse como condición necesaria para el desarrollo y la paz.

La ONU ha convocado cuatro conferencias mundiales sobre la mujer desde 1975. En la última de ellas (Beijing, 1995) se aprobó una Declaración y Plataforma de Acción donde se reconoce que la “potenciación del papel de la mujer y la plena participación de la mujer en condiciones de igualdad en todas las esferas de la sociedad, incluidos la participación en los procesos de adopción de decisiones y el acceso al poder, son fundamentales para el logro de la igualdad, el desarrollo y la paz”.

Es decir, lo que está en discusión es el acceso al poder por parte de la mujer en todas las esferas. Como luego agrega la plataforma, adoptada por 189 países “esto supone el establecimiento del principio de que mujeres y hombres deben compartir el poder y las responsabilidades en el hogar, en el lugar de trabajo y, a nivel más amplio, en la comunidad nacional e internacional”.

Cooperativas y democratización del poder económico

Si se trata de compartir el poder, el primer paso es democratizarlo. Aquí es donde resulta necesaria la convergencia de la lucha por los derechos de la mujer y la lucha por la democracia económica.

Seguir leyendo

Comentá »
Categorías: Bibliografía

Sindicalismo y economía social y solidaria

vasco

Introducción

Xabier Anza Manu Robles-Arangiz Institutua

Cuando se habla de economía social y solidaria, y también de cooperativismo, no puedo sino recordar lo que nuestro sindicato (junto a otros muchos) era en las décadas previas a la guerra civil en nuestro caso y a la II guerra mundial en el caso europeo.

El sindicalismo protagonizó una experiencia singular de protección social y generación económica, toda vez que los sistemas públicos de seguridad social y de bienestar en general no se habían desarrollado. Sindicatos como el nuestro conformaron una importante red de economatos, cooperativas, seguros médicos y de fallecimiento para las familias, además de caja de resistencia para las huelgas, etc.

Ahora, en el contexto de la actual crisis, cuando los estados dejan de garantizar la protección por el imperativo de la austeridad, cuando se aplican sin misericordia las políticas de ajuste estructural, además del consiguiente empobrecimiento de las masas populares, se están creando lo que algunos han venido a llamar vacíos de estado. ¿Quién va a proteger cuando los estados no protegen?

El sindicalismo de clase tiene una gran responsabilidad en esta hora. Desde nuestra vocación democrática y progresista, debemos luchar porque no cualquier cosa ocupe esos vacíos. Y debemos construir la red de seguridad que lo haga posible. No creo que hoy el sindicalismo esté en condiciones de reeditar los mecanismos de protección y solidaridad que creo antaño. Pero tampoco creo que eso sea hoy necesario.

Afortunadamente, asistimos a la emergencia de espacios de economía social y solidaria, de movimientos diversos, y cabe pensar que el futuro que debemos alumbrar exige una complicidad nueva entre el movimiento obrero clásico y los nuevos espacios de movilización y de generación económica y social. El sindicalismo tiene sus pecados, es cierto. No es casualidad que cuando se habla de la etapa dorada del sindicalismo europeo, nos refiramos a una etapa en la que la economía de occidente se desarrolló sí, como economía del bienestar, pero también sobre un neocolonialismo, sobre el expolio irracional de los recursos del planeta y evidentemente sobre la explotación y discriminación de la mujer.

Seguir leyendo

Comentá »
Categorías: Bibliografía

Transformando los territorios desde la economía solidaria Herramientas para el impulso de políticas públicas locales

reas

Presentación:

La Economía Social y Solidaria (ESS) aporta un rico y diverso abanico de iniciativas socioeconómicas que funcionan con una lógica diferente a la lógica competitiva de los mercados capitalistas, rescatando modos de funcionamiento basados en la reciprocidad, el altruismo, la solidaridad, la cooperación y poniendo a las personas y la sostenibilidad de la vida, por encima de la obtención de beneficios.

Frente al modelo imperante de desarrollo basado en la especulación y en un modelo crecentista y consumista, cuyo objetivo es la maximización del beneficio, guiado por el principio de la eficiencia económica y centrada su atención en los mercados, la ESS se alinea con un modelo alternativo de desarrollo humano local.

Así, su objetivo se orienta a la expansión de las oportunidades y capacidades humanas, pone el foco de atención en las personas y su medio, y se guía por la equidad y la justicia. Hay que reconocer que el término Economía Solidaria (o Economía Social y Solidaria) hace referencia a un conjunto heterogéneo de concepciones y enfoques teóricos, diversos movimientos socio-económicos y realidades institucionales, así como a iniciativas empresariales y asociativas con diferentes acentos.

Realidades, además, que adoptan formas de organización y grados de institucionalización geográficamente muy diferentes. Sin embargo, toda esta plural -y en continuo aumento- realidad, va fraguando un creciente sentido de pertenencia a un movimiento, corriente o forma alternativa de entender el papel de la economía y los procesos económicos en nuestras sociedades y en el mundo

En la actualidad, la ESS está presente a través de diversas iniciativas en todo el ciclo económico: en la creación (cultura, bienes comunes, agroecología, educación transformadora…), la producción (a través de empresas cooperativas, de inserción, asociaciones sin ánimo de lucro…), la comercialización y consumo (mercados sociales, ferias, cooperativas de consumo, compra pública responsable, comercio justo, bancos del tiempo, trueque, consumo colaborativo…) y en las finanzas y distribución de excedentes (finanzas alternativas, banca ética, crowdfunding, seguros éticos, monedas sociales…) .

Iniciativas que conectan con un tipo de desarrollo local definido como una estrategia de intervención territorial para generar capacidad local y aumentar las condiciones y oportunidades para los ciudadanos y ciudadanas, promoviendo el desarrollo humano, desde los principios de igualdad de oportunidades, sostenibilidad, participación y empoderamiento y garantizante de derechos humanos, sociales y de ciudadanía.

Este enfoque alternativo propone pensar y actuar desde cada sociedad para construir proyectos colectivos que tengan como referencia un desarrollo basado en las personas consideradas individual y colectivamente.

Seguir leyendo

Comentá »
Creative Commons License

Desarrollo y mantenimiento RCC - Red Cooperativa de Comunicaciones C.P.S.L.

Realizado con herramientas de Software Libre bajo licencia GPL