Notas con la etiqueta ‘Cooperativas de crédito’

Categorías: Bibliografía

B.C.R.A. y cooperativismo de crédito: una relación conflictiva (1960-1973)

tapa-217-final-curvas-bcra-1

B.C.R.A. y cooperativismo de crédito: una relación conflictiva (1960-1973)

Daniel Plotinsky

Historia del cooperativismo

Número 217 / Año 2015 /

El desarrollo de todas las entidades cooperativas está íntimamente ligado al contexto en el que deben desenvolverse, al mismo tiempo que actúan sobre el mismo, modificándolo. En ese sentido, debe analizárselas entendiendo la particular forma de relacionarse con el entorno en que desempeñan su accionar, por lo que las transformaciones producidas a lo largo del tiempo en el cooperativismo de crédito argentino pueden explicarse, fundamentalmente, a partir del juego de las potencialidades y limitaciones del mismo, y de sus relaciones con el contexto político, institucional y económico.

En ese marco, el trabajo analiza la conflictiva relación entre el Estado y las entidades cooperativas de crédito a partir de la explosiva expansión en la cantidad, la operatoria y la dispersión geográfica de las mismas provocada por la creación del IMFC en 1958.

Ese desarrollo provocó la oposición de los bancos y de sectores de la gran burguesía, lo que generó a partir de 1960 una serie de normativas y acciones restrictivas por parte del Banco Central de la República Argentina, las que se agudizaron durante el gobierno dictatorial surgido del Golpe de Estado de 1966.

Artículo completo

http://www.idelcoop.org.ar/sites/default/files/revista/articulos/pdf/revista-217-web-historia.pdf

B.C.R.A. and credit cooperatives: a conflictive relationship (1960-1973). The development of all cooperative entities is deeply linked to the context in which they have to operate, and which they interact with and modify. That is why, cooperatives should be analyzed taking into account the particular way in which they interact with the environment where they operate. Therefore, the changes that have occurred over time in Argentine credit cooperativism can be explained, mainly, by the interplay of its possibilities and limitations, and by its relations with the political, institutional and economic context.

Seguir leyendo

Comentá »
Categorías: Artículos

La caja del pueblo. Sociedad Cooperativa de Créditos del Sud

185-32-1

En 1943 Lanús veía nacer a una de las entidades más emblemáticas del movimiento que, años más tarde, se nuclearía en el IMFC.

Corría el año 1943 cuando un grupo de vecinos y dirigentes de la localidad de Lanús se reunió en una casa particular con el objetivo de conformar una entidad que permitiera resolver las necesidades crediticias de los habitantes de la zona. Esa reunión sería el hito fundacional de lo que pronto se conocería como la Sociedad Cooperativa de Créditos del Sud, una de las cajas emblemáticas del movimiento cooperativo nucleado en el Instituto Movilizador, que realizó un destacado desempeño durante más de 30 años de existencia.

Con una primera oficina ubicada en la calle Pavón, la caja comenzó funcionando apenas dos días a la semana. Sin embargo, pronto la cooperativa inició un camino de crecimiento que, años más tarde, se consolidó en la comunidad con créditos orientados a comerciantes, pequeños industriales y obreros que buscaban impulsar sus actividades o emprendimientos personales.

De fuerte vinculación con el Centro Cultural Israelita I. L. Peretz -muchos dirigentes de la caja provenían de esa institución- la Sociedad Cooperativa de Créditos del Sud se forjó inicialmente al calor de recordados pioneros como Adolfo Krivopisk, Jowel Lerer, José Gamarnik o Boris Schvartz. «La gente se conocía mucho entre sí. Las personas que integraban el Consejo de Administración conocían a los socios o a la gran mayoría de ellos. Había una interrelación muy fluida entre el socio y el miembro del consejo. El personal también estaba integrado a lo que era la difusión de los conceptos cooperativos. También había mucha vida social», recordaba Simón Gamarnik, hijo del fundador de la caja, en una entrevista del Archivo Histórico del Cooperativismo de Crédito sobre la dinámica social que guiaba a la cooperativa de crédito de Lanús.

Seguir leyendo

Comentarios (3) »
Categorías: Artículos

Bancos Cooperativos: Mantener la esencia.

182-32-1

Estatuto marco. Tras la imposición dictatorial de reconvertir las cajas de crédito, en 1979 el IMFC diseñó un nuevo concepto de banco cooperativo.

Apoco de culminar el año 1979, el Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos (IMFC) encaró uno de los mayores retos de su historia institucional y dirigencial: la elaboración de un estatuto tipo, herramienta de ordenamiento que sugería que fuera adoptada por los nuevos bancos cooperativos integrados tras la fusión de las legendarias cajas de crédito.

Base imprescindible del funcionamiento de las nuevas entidades, el estatuto aparecía como una necesidad del movimiento ante el renovado contexto que exigía afinar y readecuar los principios y objetivos con los cuales los bancos cooperativos iban a desarrollar su quehacer cotidiano.

«Es necesario comprender que este desafío que se le plantea al movimiento no se gana solo con una óptima organización de servicios, un excelente sistema de organización y la presencia de alta tecnología que no obstante tenemos y usaremos. Lo que cuenta aquí -en esta hora y siempre- es la respuesta de los hombres y mujeres por quienes existe y a los cuales sirve la institución cooperativa. Se ha dicho también que este cuerpo legal, elaborado por el IMFC, si bien no era el deseado, constituye, de acuerdo a las circunstancias en las que surgió, el más adecuado para estos momentos».

Así reflejaba Acción, en diciembre de 1979 -luego de la ofensiva de la dictadura cívico-militar al cooperativismo de crédito- el inicio de un ciclo de reuniones destinadas a debatir un tema fundamental: los aspectos clave del estatuto tipo elaborado por la central cooperativa y adoptado por los nuevos bancos cooperativos integrados, como por ejemplo, el Banco Credicoop.

Descentralización de los recursos, democracia interna y el respeto por las autonomías locales eran algunos de los postulados que daban cuerpo al texto que actualizaba la vida institucional de las entidades. «La forma institucional que se avecina es nueva y quienes fueron hasta hoy los herederos y administradores de una sociedad ya fundada, se convierten en esta etapa en los fundadores de las nuevas entidades, consecuentemente, en los responsables de definir su rostro futuro y colocar la piedra basal de su tradición», comentaba Acción sobre las exigencias y responsabilidades que marcaba el nuevo escenario.

Como sostiene Daniel Plotinsky en el texto “Cooperativismo y gestión participativa en contextos turbulentos. El Banco Credicoop en la Argentina de la convertibilidad y la crisis” http://www.idelcoop.org.ar/revista/199/cooperativismo-y-gestion-participativa-contextos-turbulentos-banco-credicoop-argentina, el cambio organizativo liderado por el IMFC planteó el desafío de preservar la naturaleza cooperativa adecuándose a los nuevos requerimientos económicos y políticos de la época.

Seguir leyendo

Comentá »
Categorías: Artículos

El paso fundacional. Congreso Argentino de Cooperativas de 1958

180-32-1

Palanca motora de economías regionales, el IMFC logró sumar en su primer ejercicio más de 200 cooperativas a las casi 50 iniciales.

La creación del Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos tiene su origen en el Congreso Argentino de Cooperativas. Los días 22 y 23 de noviembre de 1958, en la ciudad de Rosario, se puso en marcha un importante encuentro de entidades solidarias, cuyo resultado final fue coherente con el objetivo que se habían planteado sus promotores: la creación de un organismo de segundo grado -el IMFC- con la misión de integrar el accionar de las cooperativas de crédito y promover su formación en todo el territorio nacional.

El congreso fue el punto de llegada de un largo recorrido. Desde abril de 1958, se desplegó un intenso proceso de trabajo que se expresó en 26 reuniones de la comisión organizadora, numerosos encuentros zonales y una conferencia preparatoria nacional en la que se debatió sobre los principales problemas sociales y económicos del país, los caminos para superarlos y el aporte que podían hacer las entidades cooperativas al respecto. De las diferentes actividades realizadas, participaron delegados de cooperativas de crédito, agrarias, de consumo, de transporte y eléctricas que avanzaron en la concreción del Instituto Movilizador.

«Era necesario buscar la forma o la organización a través de la cual el pueblo, que crea con su trabajo disponibilidades de dinero, sea quien disponga qué se hace con él, y para que ello se concrete, el mismo pueblo sea quien maneje estas organizaciones», explicaba el dirigente Jaime Kreimer, en 1980, en un artículo de la Revista de Idelcoop sobre la necesidad de integración del sector cooperativo y el crecimiento de las entidades solidarias. Las ideas iniciales de coordinar el accionar de las cooperativas de crédito surgieron de los dirigentes de la Caja de Créditos Rosario, una cooperativa tradicional de la colectividad judía que intentaba tomar ritmo operativo bancario con la apertura de cuentas corrientes y la utilización de órdenes de pago.

Seguir leyendo

Comentá »
Categorías: Noticias

Asamblea de Credicoop: Rumbo sostenido

158-29-21

Cientos de delegados de todo el país celebraron la máxima instancia estatutaria del banco cooperativo.

Como cada año, Parque Norte recibió a delegados de todo el país para celebrar la Asamblea Anual Ordinaria de Credicoop, acto que pone de relieve la naturaleza democrática y participativa del único banco cooperativo del país. Más de 700 asistentes convalidaron el 37º ejercicio y aprobaron la Memoria y Balance General correspondiente al bienio 2013-2014.

El presidente de la entidad, Carlos Heller, encabezó el acto junto con otros miembros de la mesa directiva, quienes continuarán en sus respectivos cargos durante el próximo ejercicio: Ricardo Sapei, vicepresidente 1º; Horacio Giura, vicepresidente 2º; Raúl Guelman, tesorero; Carlos Louzán, protesorero 1º; Néstor Callegari, protesorero 2º; Melchor Cortés, secretario; Basilio Chalak, prosecretario; Horacio Raffo Quintana, prosecretario 2º; y Jorge Lorenzo, síndico. También formaron parte de la mesa el gerente general de la entidad, Gerardo Galmés; el gerente general del Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos, Edgardo Form; y el presidente del IMFC, Rubén Cédola, quien brindó un mensaje a los presentes en el que, con motivo del décimo aniversario del fallecimiento de Floreal Gorini, leyó una frase del recordado dirigente: «La sociedad debe decidir si opta por una cultura consumista, individualista, violenta, egoísta, frívola, o por una cultura que persiga los valores del humanismo, la justicia y la igualdad, que persiga no solo el crecimiento económico sino también el progreso social. Nuestra tarea es hacer, es trabajar para que esa decisión se corresponda con nuestro ideario». Para cerrar su intervención, Cédola afirmó: «Estamos en este camino pero todavía nos falta. Los convoco a intensificar nuestros esfuerzos para lograr estos objetivos que teníamos planteados en la Propuesta del IMFC».

Desempeño anual

Seguir leyendo

Comentá »
Categorías: Bibliografía

Homenaje a Floreal Gorini (15/10/22 - 03/10/04)

Floreal fue un dirigente clave en la historia y en la construcción del Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos. Militante político y sindical, fue secretario de la Asociación Bancaria, desde la cual participó en la conducción de la histórica huelga del gremio en 1959. A partir de 1961 se incorpora al IMFC, donde tuvo a su cargo la Gerencia General. Entre 1995 y 1997 ocupó una banca en la Cámara de Diputados de la Nación. A partir de 1998 comenzó a diseñar su máxima creación: el Centro Cultural de la Cooperación que, desde marzo de 2005, lleva su nombre.

Comentá »
Categorías: Artículos

El crédito solidario: Tarjeta Cabal

157-32-1

A principios de la década del 80 nacía la herramienta financiera que pronto extendió sus servicios a lo largo de todo el país.

Entre 1980 y 1983, el Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos se propuso aumentar su eficiencia ante la crítica coyuntura económica y financiera derivada de las políticas aplicadas por la dictadura cívico-militar.

En ese contexto, el IMFC formuló cuatro ejes de acción entre los que se encontraba el desarrollo de la banca cooperativa a través de la incorporación progresiva de diversos servicios. Con ese objetivo, en marzo de 1980 comenzó el proceso de creación de tres nuevas prestaciones. Entre ellas figuraba el Departamento de Arquitectura, encargado de la proyección y dirección de obras que pusieran en marcha las entidades adheridas. Por otro lado, se crearon una entidad de seguros -hoy Segurcoop- y una tarjeta que facilitara la obtención de un crédito personal de manera ágil para los asociados de las cooperativas. Esa tarjeta llevaría el nombre de Cabal.

La herramienta financiera del IMFC comenzó su camino meses después, en noviembre de 1980, con la apuesta de 16 bancos que suscribían a la tarjeta. Al mismo tiempo, Cabal comenzó a publicar su revista bimestral, un proyecto que, en su trayectoria, superaría los 200.000 ejemplares distribuidos entre sus suscriptores. Poco después de la fundación de la tarjeta, en enero de 1982, el sistema de Cabal incrementó a 24 el número de bancos y se conformó una red de 20.000 comercios adheridos y más de 40.000 tarjetas circulantes. Hacia finales del mismo año, las tarjetas emitidas superarían las 75.000 marcando el pulso de crecimiento de un servicio que superaba los 3,4 millones de operaciones a poco de lanzarse a los asociados. «Hemos sido un poco una entidad todo servicio», comentaba el dirigente cooperativo Aarón Gleizer en una entrevista realizada en 2008 para el Archivo Histórico del Cooperativismo sobre el desarrollo del IMFC durante principios de la década del 80. «Todo lo que se consiguió, cada ladrillito, cada milímetro que se avanzó, fue el resultado de una lucha. Cuando se decidió emitir la tarjeta de crédito ocurrió lo mismo. Hay que ver esto, conseguir aquello. Es decir, fue una larga historia, tal vez de pequeños logros, pero que, en aquella época, eran importantes y que ahora, vistos a la distancia, ya se toman naturalmente», agregaba Gleizer sobre la creación de Cabal.

Seguir leyendo

Comentarios (2) »
Categorías: Bibliografía

Crédito y comunidad. Debates, esquemas y experiencias en el campo de las finanzas solidarias

cefidar1

Crédito y comunidad. Debates, esquemas y experiencias en el campo de las finanzas solidarias

Autores:

Ariana Sacroisky y Andrea Urturi

Documento de Trabajo Nº 56 - abril de 2014 - Seguir leyendo

Comentarios (1) »
Categorías: Artículos

El gran constructor: Floreal Gorini

155-301

A una década de su muerte, su obra persiste en el movimiento cooperativo. Compromiso y entrega en la lucha por un mundo mejor.

«Nuestro movimiento está lleno de hombres de coraje, con una voluntad transformadora generada por el ideal de un mundo mejor, que luchan por su concreción. ¡En esa lucha se nos va la vida, pero es una linda forma de vivir con amor y dignidad!», afirmaba premonitoriamente Floreal Gorini en el que sería su último discurso. Fue, precisamente, la búsqueda constante de los caminos para alcanzar ese mundo mejor lo que caracterizó la rica trayectoria política y sindical de Floreal, cuya entrega y compromiso dejaron una marca indeleble en el movimiento cooperativo de crédito nucleado en el Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos.

Nacido en el barrio porteño de Villa Crespo el 15 de octubre de 1922, en un hogar de militantes comunistas, Gorini se nutrió de aquellos valores desde niño. Su educación formal, mientras tanto, se desarrolló en la escuela industrial, de la que egresó como técnico químico. A los 21 años comenzó a trabajar en una fábrica de sombreros, en la que llegó a ser segundo jefe del sector de la tintorería, aunque dos años después sería despedido por su participación en una huelga. Su segunda experiencia laboral fue en el Banco Industrial, al que ingresó en 1945. Allí desplegó una actividad sindical que lo llevó a ser, luego de 1955, secretario general adjunto de la Asociación Bancaria y, por lo tanto, uno de los líderes de las huelgas bancarias de 1958 y 1959. La lucha terminó con el despido de miles de dirigentes sindicales, entre los que estuvo Floreal.

En setiembre de 1960, el Instituto Movilizador, que había comenzado su actividad en la ciudad de Rosario dos años antes, decidió instalar una sede en la ciudad de Buenos Aires, y los dirigentes porteños lo convocaron como gerente, por sus conocimientos bancarios y su trayectoria social. En 1973 Gorini asumió la gerencia general del IMFC, y, al jubilarse, en 1992, fue designado para integrar el Consejo de Administración como secretario, dada su rica experiencia y su capacidad de conducción. Finalmente, en 1998 fue electo presidente del Instituto.

Rol estratégico

Más allá de la responsabilidad específica que fue asumiendo en cada momento, Gorini encarnó una figura fundamental en la vida del cooperativismo de crédito. Así, en 1966, luego del golpe de Estado que se ensañó brutalmente con él, tuvo un rol decisivo en el diseño de la estrategia para la defensa de las cajas de crédito. Rogelio Canosa, funcionario del IMFC y compañero en sus luchas en el gremio bancario, recuerda que, en una larga asamblea en que se decidía el destino del movimiento, llegó un momento del debate en que «Gorini hizo un repaso de la situación y una síntesis del debate, y a continuación refirió que históricamente en las luchas por la independencia hubo momentos muy dramáticos, de gran incertidumbre, donde sólo la claridad de la gente y su deseo de luchar por una causa justa determinaba el triunfo. Eso provocó una ovación extraordinaria, porque eso era lo que había que decir. Y entonces no hubo más debate, no se habló más y nos fuimos todos, pero sabiendo lo que debíamos hacer. Porque ese es el papel de los dirigentes en los trances decisivos de una batalla: lograr sintetizar la naturaleza de la situación, medir el estado de ánimo de la gente y marcar el sentido de la lucha». De igual modo, con la muñeca propia de los estadistas, Gorini marcó el rumbo del Instituto en el peor momento de la historia de nuestro país, cuando se impuso la dictadura cívico-militar de 1976 y las cajas debieron transformarse en bancos cooperativos.

Seguir leyendo

Comentarios (1) »
Categorías: Noticias

Jornadas de Historia Económica Argentina: Mesa Cooperativismo y Economía Solidaria

logo-1

Del 1º al 3 de octubre se desarrollará en la ciudad de Rosario las XXIV Jornadas de Historia Económica Argentina. En el marco de las mismas, el viernes 3 de 8,30 a 13, 00 y de 14,30 a 17,00 funcionará la Mesa Cooperativismo y Economía Social, en la que se presentarán 10 ponencias sobre cooperativismo agrario, financiero, de trabajo y empresas recuperadas. Seguir leyendo

Comentá »
Creative Commons License

Desarrollo y mantenimiento RCC - Red Cooperativa de Comunicaciones C.P.S.L.

Realizado con herramientas de Software Libre bajo licencia GPL