Notas con la etiqueta ‘Cajas de Crédito’

Categorías: Bibliografía

Golpe a golpe. 1958/1966

1212-42-1

La expansión del cooperativismo de crédito encendió las alertas en los sectores de la banca financiera concentrada. El rol del BCRA y la lucha de las entidades nucleadas en el IMFC.

A poco del inicio del proceso de expansión del cooperativismo de crédito, comenzaron las acciones destinadas a dificultarlo, las que se plasmaron en campañas difamatorias e intentos normativos restrictivos. La primera reacción pública conocida provino de la Asociación de Bancos del Interior de la República Argentina (ABIRA), que envió en 1960 un Memorando al Banco Central de la República Argentina (BCRA) en el que expresaba que «es público y notorio que en el país se desarrollan actividades netamente bancarias, sociedades de crédito que, sin estar autorizadas a funcionar como bancos, reciben depósitos de dinero, que manejan y mueven en forma similar a las cuentas corrientes bancarias.

En consecuencia, por las razones precedentes, estas entidades deben ser sometidas íntegramente al régimen legal bancario o, en caso contrario, deben ser liquidadas». La solicitud se apoyaba en las disposiciones del BCRA impulsadas por la reforma bancaria de 1955, que eran restrictivas para la actuación de las cooperativas de crédito: establecían, por ejemplo, que el BCRA podía declarar sujetas a sus disposiciones sobre política monetaria y crediticia a las empresas de ahorro y capitalización y «a las entidades financieras que actúen como intermediarias del crédito».

Como respuesta, el IMFC presentó un Memorial al Banco Central donde distinguía los fines del cooperativismo y los de la banca privada. A la par, en la provincia de Santa Fe, centro neurálgico en esos momentos del nuevo cooperativismo de crédito, se libraba un enfrentamiento en el terreno fiscal: el ministro de Hacienda, Economía e Industria de la provincia introdujo modificaciones al Código Fiscal para gravar impositivamente a las cooperativas.

En respuesta, el IMFC inició una campaña en apoyo de un anteproyecto de Ley de Fomento del Cooperativismo santafesino que se basaba en declarar «de bien público» a las entidades, por el que estas quedaban exentas de todos los impuestos provinciales y el gobierno se obligaba a facilitarles los trámites de obtención de personería jurídica.

Seguir leyendo

Comentá »
Categorías: Noticias

A la memoria de Rubén Cédola

cedola

“Despedimos a un entrañable compañero, a un di­rigente de nuestro movimiento que supo amalgamar su profunda fe cristiana con los principios y valores del cooperativismo a lo largo de toda su fecunda existen­cia”. Con estas sentidas palabras, el lunes 29 de agosto el presidente del IMFC, Edgardo Form rindió el merecido homenaje a Rubén Cédola durante las exequias realizadas en el cementerio de la Loma, en la ciudad de Mar del Plata.

A los 83 años y como consecuencia de una súbita e inesperada descompensación, se extinguió la vida de Cédola, dejando una sen­sación de inmensa tristeza en todos los que tuvimos el honor de conocerlo.

A fines de julio de 2015 Rubén culminó exitosamente su mandato como presidente del Instituto Movilizador y nuestra entidad emitió un comunicado destacando su trayectoria y los logros ob­tenidos en el transcurso de su brillante gestión durante cinco años al frente del Consejo de Administración.

Con legítimo orgullo, él mismo destacó la refunda­ción de la Filial Tucumán del IMFC, la por entonces inminente reapertura de la Filial Cuyo, la remodelación de la sede de la Filial Bahía Blanca, la creciente ope­ratoria de micro créditos en cinco de las siete filiales del Instituto, el fortaleci­miento económico y financiero alcanzado al término del 56º Ejercicio cerrado el 30 de junio de 2015 y la formulación del proyecto para crear el Instituto Universitario de la Cooperación (IUCoop).

En la sesión del Consejo de Administración del IMFC celebrada el martes 30 de agosto del año en curso, recordamos que Rubén Cédola desempeñó un papel clave para lograr el equilibrio presupuestario de nuestra institución y potenciar todas sus posibilidades para la organización y prestación de servicios a las cooperativas asociadas, así como el fortalecimiento de la presencia institucional en los ámbitos de integración del movimiento.

Rubén impulsó muy especialmente la participación de los jóvenes en nuestro movimiento, brindándoles su respaldo y transmitiéndole su pasión por el cooperativismo. Una prédica y una práctica que ha fructificado en un crecimiento de la presencia juvenil, muchos de cuyos integrantes estuvieron presentes a la hora de su dolorosa despedida.

Cédola inició su camino en el movimiento en la dé­cada de 1960, en la Caja de Crédito Cooperativa de Berisso, provincia de Buenos Aires. Desde entonces se relacionó con el Instituto Movilizador y muy especial­mente con Floreal Gorini, por quien tenía un profundo respeto y admiración.Años más tarde ocupó la gerencia de la Filial Berazategui del Banco Credicoop y, posteriormente, pasó a formar parte del Con­sejo de Administración del IMFC ocupando primero la Secretaría y luego la Presi­dencia.

En octubre de 2015, durante el brindis de confra­ternidad organizado por el Consejo de Administración del Banco Credicoop, su titular, Carlos Heller dedicó un cálido mensaje de reconocimiento a Rubén Cédola, destacando el cariño unánime que sentimos por él y la valoración de su compro­miso inclaudicable y la lealtad manifestada durante todo su desempeño. Ese día, con emoción y justificada alegría, Rubén concurrió acompañado por Ada, su esposa, que siempre estuvo a su lado cons­truyendo una hermosa familia.

Nos duele su partida, más allá de asumir lo inevita­ble de esta triste circunstancia. Pero al mismo tiempo nos reconforta el saber que su existencia ha dejado marcas imborrables y su ejemplo de hombre bueno y comprometido con los mejores ideales, ha pasado a formar parte de la historia grande del Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos.

Seguir leyendo

Comentá »
Categorías: Bibliografía

B.C.R.A. y cooperativismo de crédito: una relación conflictiva (1960-1973)

tapa-217-final-curvas-bcra-1

B.C.R.A. y cooperativismo de crédito: una relación conflictiva (1960-1973)

Daniel Plotinsky

Historia del cooperativismo

Número 217 / Año 2015 /

El desarrollo de todas las entidades cooperativas está íntimamente ligado al contexto en el que deben desenvolverse, al mismo tiempo que actúan sobre el mismo, modificándolo. En ese sentido, debe analizárselas entendiendo la particular forma de relacionarse con el entorno en que desempeñan su accionar, por lo que las transformaciones producidas a lo largo del tiempo en el cooperativismo de crédito argentino pueden explicarse, fundamentalmente, a partir del juego de las potencialidades y limitaciones del mismo, y de sus relaciones con el contexto político, institucional y económico.

En ese marco, el trabajo analiza la conflictiva relación entre el Estado y las entidades cooperativas de crédito a partir de la explosiva expansión en la cantidad, la operatoria y la dispersión geográfica de las mismas provocada por la creación del IMFC en 1958.

Ese desarrollo provocó la oposición de los bancos y de sectores de la gran burguesía, lo que generó a partir de 1960 una serie de normativas y acciones restrictivas por parte del Banco Central de la República Argentina, las que se agudizaron durante el gobierno dictatorial surgido del Golpe de Estado de 1966.

Artículo completo

http://www.idelcoop.org.ar/sites/default/files/revista/articulos/pdf/revista-217-web-historia.pdf

B.C.R.A. and credit cooperatives: a conflictive relationship (1960-1973). The development of all cooperative entities is deeply linked to the context in which they have to operate, and which they interact with and modify. That is why, cooperatives should be analyzed taking into account the particular way in which they interact with the environment where they operate. Therefore, the changes that have occurred over time in Argentine credit cooperativism can be explained, mainly, by the interplay of its possibilities and limitations, and by its relations with the political, institutional and economic context.

Seguir leyendo

Comentá »
Categorías: Artículos

Una caja legendaria. Cooperativa Popular de Crédito de Berisso

berisso

La entidad bonaerense tuvo a lo largo de su historia una gran incidencia en la vida social y económica de la zona.

Durante 1959 un grupo de dirigentes institucionales, algunos provenientes de lo que se conoció como el «Consejo de la Comunidad», junto con vecinos obreros de la localidad bonaerense de Berisso, decidieron dar los pasos iniciales para crear una entidad que resolviera las necesidades de crédito de quienes no podían acceder al financiamiento de la gran banca. Es así como el 10 de abril de ese año fundan la Cooperativa Popular de Crédito de Berisso, una de las cajas más representativas en la historia del cooperativismo argentino de crédito nucleado en el Instituto Movilizador de Fondos de Cooperativos.

Bautizada localmente en un principio como «la cooperativa de los pobres» por su orientación obrera y popular, la caja de Berisso fue un ejemplo de desarrollo solidario ideado desde la iniciativa comunitaria, que a lo largo de los años impactó y transformó de manera profunda la realidad económica de la zona.

«Nosotros estábamos ubicados frente al frigorífico Swift, a pocas cuadras del frigorífico Armour, cerca del taller naval de YPF, lo cual hacía que tuviéramos mucha preponderancia en el sector de obreros y empleados de esas plantas, además de lo que podría significar para los comerciantes que operaban con la cooperativa», relataba Rubén Cédola, exgerente de la caja y expresidente del IMFC, sobre la composición de la entidad, durante una entrevista ofrecida en 2011 al Archivo Histórico del Cooperativismo de Crédito.

Seguir leyendo

Comentá »
Categorías: Artículos

Pueblo por pueblo. Las primeras cooperativas creadas por el IMFC

174-32-1

A pocos meses de su nacimiento, el Instituto Movilizador comenzaba a fundar cajas de crédito en Santa Fe y Entre Ríos.

El cooperativismo de crédito argentino inició, a fines de la década del 50, un camino de expansión fomentado por el  Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos, que había sido fundado en noviembre de 1958. El primer gran impulso estuvo dado, en 1959, por la creación de la Caja de Créditos de San Genaro -primera entidad nacida en una zona agraria a instancias del Instituto-, iniciativa que sirvió como motor para que el departamento de promoción de IMFC transmitiera la experiencia a las poblaciones vecinas.

Hasta la fundación del IMFC, este tipo de entidades cooperativas de crédito solo se habían desarrollado en el marco del proceso colonizador impulsado por la Jewish Colonization Association y en el seno de la colectividad judía en algunos grandes centros urbanos. Su difusión en el ámbito rural se produjo como consecuencia de la creación del Instituto Movilizador, que entre 1959 y 1966 creó cajas de crédito en 79 pequeñas localidades santafesinas cuya actividad económica dependía fundamentalmente de la producción agropecuaria.

La proximidad geográfica entre los pueblos, sobre todo de la zona sur de Santa Fe, facilitó la ampliación de una red que tuvo como epicentro inicial al territorio santafesino pero que luego se extendió a otras provincias. En palabras de Floreal Gorini, comenzaba a gestarse «una explosión cooperativa»: los vecinos de distintas localidades se enteraban de los resultados positivos de las cajas de crédito cercanas y, apoyados por el Instituto, emprendían distintas acciones para constituir sus propias entidades.

Seguir leyendo

Comentarios (1) »
Categorías: Bibliografía

Campo popular. El IMFC y las luchas sociales

172-32-1

Desde su origen, el IMFC apoyó las luchas de sectores como el agrario y el industrial, mostrando interés por la economía nacional.

Las vinculaciones del Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos con las organizaciones, movimientos y luchas sociales anteceden su propia existencia. Son heredadas, en verdad, de las cooperativas que participaron en el proceso de su creación. De manera que, desde sus primeras acciones, el IMFC entendió que su ideario de reivindicaciones era inseparable -como lo fueron en la historia las mejores manifestaciones del cooperativismo- de las diferentes formas que en el campo popular expresaban su lucha por lograr una sociedad más justa y solidaria. Y no hubo, en ese aspecto, exteriorizaciones de esas luchas que no contaran de algún modo con su participación y su apoyo.

Una ligazón fuerte de la entidad se desarrolló durante los primeros años de vida del Instituto, con las reivindicaciones y luchas agrarias: en 1959, el IMFC adhirió a una multitudinaria manifestación de trabajadores agrarios llevada adelante en la ciudad bonaerense de Rojas, en la que estuvieron presentes más de 500 cooperativas del sector que bregaban por la necesidad de una reforma agraria. Este interés del Instituto por las reivindicaciones del campo ya estaba presente en su congreso fundacional -el Congreso Argentino de Cooperativas- que a través de una de sus resoluciones planteó «la urgente necesidad de una profunda reforma agraria, única manera de poblar, engrandecer el campo argentino y terminar radicalmente con el problema de los latifundios que frena el desarrollo progresista de la economía nacional».

A su vez, en 1960, el Congreso de Defensa de la Economía Nacional también contó con el aval del Instituto, que acompañó además en 1961 el recorrido del Congreso de la Confederación General Económica, el cual resolvió apoyar a las cooperativas de crédito a partir de la ponencia del IMFC hecha en el marco de esa actividad.

Durante el periodo 1963-1965, el IMFC participó activamente de numerosas iniciativas que fortalecieron el vínculo entre la entidad y distintos movimientos. La primera edición del Congreso Nacional Empresario se desarrolló entre el 21 y el 23 de junio en la ciudad de Buenos Aires y contó con la representación del IMFC a través de los dirigentes Jaime Kreimer, Nicolás Nicanovich y Plácido Grela en un encuentro que tuvo como finalidad discutir los problemas económicos, sociales y financieros que atravesaba el país. En ese marco, el congreso aprobó por unanimidad un despacho referido al cooperativismo de crédito que bregaba para que «el Estado declare -a la cajas cooperativas- entidades de bien público» debido a «su decisivo aporte para contribuir a disminuir las angustias crediticias de vastos sectores productivos del campo y la ciudad».

Ese congreso analizó también la situación económica considerando que el país estaba afectado desde hacía diez años por crisis periódicas que se originaban en «deficiencias estructurales típicas de los países subdesarrollados» y destacó que en ese momento la crisis había alcanzado manifestaciones más agudas, que se expresaban en un brusco descenso de la producción industrial, una intensa retracción del consumo, desocupación, récord en los quebrantos comerciales, reducción de producción agropecuaria, inflación de costos, aumento del déficit presupuestario y disminución del producto bruto nacional.

Seguir leyendo

Comentá »
Categorías: Bibliografía

Archivo Histórico del Cooperativismo de Crédito

archivo

El Archivo Histórico del Cooperativismo de Crédito aspira a reunir toda la información disponible sobre las entidades de crédito cooperativo argentinas: cajas de crédito, cajas populares, cooperativas de crédito y bancos cooperativos.
El cooperativismo de crédito argentino tiene su origen a comienzos del siglo XX desarrollando actividades vinculadas a la operatoria financiera basadas en criterios de solidaridad y participación democrática. Estas instituciones crecen hasta convertirse en un importante movimiento socio-económico, fundamentalmente a partir de la fundación del Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos (1958).
Funciona en la ciudad de Buenos Aires (República Argentina) desde 1995. Su Director es Daniel Plotinsky.

OBJETIVOS

  1. Recuperar, crear, organizar y preservar documentación histórica sobre el cooperativismo de crédito.
  2. Ofrecer a la sociedad una fuente de documentación abierta a investigadores e interesados en general.
  3. Fomentar las investigaciones y estudios sobre las cooperativas de crédito.
  4. Organizar cursos, talleres, jornadas y otras instancias de capacitación e intercambio académico.
  5. Generar un ámbito para que el movimiento cooperativo difunda sus realizaciones.
  6. Proporcionar elementos para la elaboración de material didáctico y la realización de exposiciones.

Seguir leyendo

Comentá »
Categorías: Bibliografía

Historia del cooperativismo de crédito: El IMFC entre 1962 y 1963, tiempos de defensa.

165-32

Ante una manifiesta hostilidad hacia el sector, el cooperativismo
de crédito tuvo que luchar para subsistir en los inicios de los años 60.

Desde 1958 y hasta el golpe de Estado de Onganía en 1966, el crecimiento del movimiento cooperativo de crédito fomentado por el Instituto Movilizador no solo consolidó a las cajas de crédito sino que además representó un período de luchas y defensas ante la oposición de actores financieros que buscaron detener y hasta eliminar el papel del cooperativismo en la economía argentina. Los años 1962 y 1963 fueron, en tal sentido, momentos en los que el IMFC tuvo que fortalecer su rol como entidad aglutinadora en un contexto marcado por el derrocamiento de Arturo Frondizi producto del golpe de Estado del 29 de marzo de 1962, el ascenso al poder de José María Guido y la posterior elección del radical Arturo Illia como presidente.

A lo largo de 1962 el Instituto tuvo que asumir la tarea de responder a las distintas directivas de un Banco Central que desconocía la institucionalidad del cooperativismo de crédito y enfrentar resoluciones que obligaban a las cajas de crédito cooperativas a adaptarse a las normas dictadas para los bancos, lo que generaba graves problemas presupuestarios al disminuir el porcentaje de interés que las entidades podían cobrar a sus asociados. Ante ese escenario, el Instituto inició una etapa de reclamos y solicitudes y adoptó un destacado papel en el resguardo de los valores y acciones de las cooperativas.

Seguir leyendo

Comentá »
Categorías: Artículos

Fortaleza de principios: Persecución a cooperativistas en 1966

162-32-1

A días de iniciada, la dictadura de Onganía embestía con falsas acusaciones contra el movimiento nucleado en el IMFC.

En su edición del 30 de junio de 1966, apenas dos días después de la instauración de la dictadura de Carlos Onganía, el diario La Razón incluía entre sus noticias un breve texto en el que afirmaba: «Ha trascendido de la mejor fuente que las autoridades han dispuesto la detención de los integrantes del directorio del Fondo Movilizador de Cooperativas» (sic). Escueta pero contundente, la noticia colocaba al movimiento cooperativo en un intenso período de lucha y defensa frente a lo que sería una persistente campaña de ataque para debilitar al sector y minar su protagonismo creciente en la economía nacional y, particularmente en el caso del IMFC, en el sistema financiero.

La acusación al IMFC aludía a una supuesta evasión de cerca de 50 millones de dólares. Ese fue el pretexto para proceder inicialmente al encarcelamiento de quienes integraban el consejo de administración de la entidad. «Al día siguiente de salir la información en el diario, tres coches con policías nos levantaron a cada uno de los miembros del consejo del Instituto y directamente nos metieron presos», relataba el dirigente Julián Ostrovsky en una entrevista brindada en 1996 al Archivo Histórico del Cooperativismo de Crédito.

Seguir leyendo

Comentarios (1) »
Categorías: Bibliografía

Bibliografía sobre cooperativismo

sin-titulo1

El sitio web del Archivo Histórico del Cooperativismo de Crédito brinda acceso a bibliografía actualizada sobre la historia del cooperativismo argentino, en particular sobre el cooperativismo de crédito.
Para acceder a la misma: http://www.archicoop.com.ar/biblioteca.htm

Seguir leyendo

Comentá »
Creative Commons License

Desarrollo y mantenimiento RCC - Red Cooperativa de Comunicaciones C.P.S.L.

Realizado con herramientas de Software Libre bajo licencia GPL