Archivo de la categoría ‘Artículos’

Categorías: Artículos

Propuestas para los desafíos del presente

cooperar-z

La Confederación Cooperativa de la República Argentina (Cooperar) emitió un documento en el cual afirma que “la economía solidaria es el espacio para la innovación organizacional y económica” y llamó a atender las demandas prioritarias a través del “diálogo responsable entre todos los actores políticos y sociales, preservando los intereses nacionales y protegiendo a los más débiles.

El documento, aprobado en la última reunión del Consejo de Administración de Cooperar, apunta a lograr un trabajo articulado entre el movimiento cooperativo y los poderes públicos en temas como trabajo, vivienda, desarrollo local sostenible, defensa del consumidor e integración latinoamericana.

En él queda de manifiesto que “el movimiento cooperativo está en condiciones de contribuir a resolver la generación de fuentes de trabajo decentes, a solucionar el acceso a los bienes de consumo popular para vastos sectores de nuestra sociedad, a la satisfacción del derecho a la vivienda digna, a la cobertura de la salud, la educación de calidad y otros derechos humanos incluidos los denominados económicos, sociales y culturales”.

En ese sentido, postula que “la Argentina de nuestros días requiere la atención impostergable de esas y otras necesidades, las cuales solo podrán resolverse satisfactoriamente en el contexto de la democracia, con participación activa de la ciudadanía y formas de organización social y empresarial como las que brindan las cooperativas”.

Para eso, reconoce “la correspondencia de las empresas cooperativas con la constante reinversión de sus excedentes en nuevos desarrollos de sus actividades, conciliando el rigor económico con la creatividad y la innovación tanto social como económica”.

Desde esta Confederación, que representa a miles de empresas de diversas ramas de actividad en todo el territorio nacional, fueron resaltadas algunas virtudes del modelo cooperativo, demostradas en más de cien años de trayectoria en nuestro país, en busca de promover un trabajo articulado entre el movimiento cooperativo y las distintas instancias de los poderes públicos.

Seguir leyendo

Comentá »
Categorías: Artículos

1976, 24 de Marzo, 2017 - NUNCA MÁS

imfc-circular

Declaración del IMFC por el 41° aniversario del golpe cívico militar

El ejercicio de la memoria es una práctica indispensable para comprender el pasado y, sobre todo, para evitar que los errores y horrores cometidos se vuelvan a repetir.

A medida que transcurre el tiempo histórico y nuevas generaciones se incorporan a la vida ciuda­dana, muchos de los acontecimientos que ocurrieron en los años precedentes pueden borrarse de los recuerdos o bien distorsionarse por falta de información, o a la carencia de una cultura política demo­crática. En particular, para que no prosperen las posturas negacionistas como las que surgieron re­cientemente.

Transcurridos 41 años desde el fatídico golpe cívico militar que instauró la última dictadura, es ne­cesario hacer un recorrido breve pero contundente sobre aquellos hechos luctuosos y sus consecuen­cias, no sólo en términos de las vidas humanas masacradas por el terrorismo de Estado -que fueron 30 mil- sino también por los efectos económicos, sociales y culturales, muchos de los cuales han per­durado hasta el presente. Hagamos memoria, entonces.

El 24 de Marzo de 1976 el diario Clarín titulaba en su tapa “Nuevo gobierno”. Por su parte, el matu­tino La Nación reproducía en su edición del 25 de marzo de ese año la proclama de la Junta de Co­mandantes, bajo el título “Las Fuerzas Armadas y su determinación”.

El texto en cuestión reproduce muchos de los lugares comunes que utilizaron los golpistas desde la primera asonada del 6 de septiembre de 1930, cuando derrocaron al gobierno constitucional de Hipó­lito Yrigoyen. En efecto, el manifiesto destituyente del 76 comenzaba diciendo: “Agotadas todas las instancias del mecanismo constitucional, superada la posibilidad de rectificaciones dentro del marco de las instituciones y demostrada en forma irrefutable la imposibilidad de la recuperación del proceso, por sus vías naturales, llega a su término una situación que agravia a la Nación y compromete su fu­turo”.

Más adelante expresaba: “Las Fuerzas Armadas, en cumplimiento de una obligación irrenunciable, han asumido la conducción del Estado. Una obligación que surge de serenas meditaciones sobre las consecuencias irreparables que podría tener sobre el destino de la Nación una actitud distinta a la adoptada… Es una decisión por la Patria y no supone, por lo tanto, discriminaciones contra ninguna militancia cívica ni sector social alguno”.

Obviamente, no había referencia alguna al nefasto Plan Cóndor, del que participaron las fuerzas represivas de todo el Cono Sur, bajo la supervisión del Departamento de Estado de los EE.UU. de Nor­teamérica.

Pero el sentido profundo del avasallamiento de las libertades públicas y el genocidio perpetrado por los dictadores se puso de manifiesto a los pocos días del golpe, cuando el ministro de Economía del gobierno de facto anunció su plan el 2 de abril de 1976.

Ese día, José Alfredo Martínez de Hoz puso en marcha un conjunto de medidas cuyo eslogan lo ex­plicaba todo claramente: “achicar el Estado es agrandar la Nación”.

Seguir leyendo

Comentá »
Categorías: Artículos

¿Propiedad privada o derecho al trabajo?

bauen

Nuevamente el cooperativismo es blanco de difamaciones en los medios de comunicación hegemónicos. No se trata de una excepción, sino de la perspectiva neoliberal que se afianza apañada por un gobierno nacional en abierta oposición ala organización del  trabajo autogestionado.

Frente a esta situación, queremos poner  nuevamente en escena qué son y cuál es la finalidad de las empresas recuperadas por sus trabajadores/as, para mostrar que de ningún modo se puede hablar de “ocupaciones y ocupantes ilegales”.

No sorprende el ciego apoyo al sector empresario y la aguerrida defensa de la propiedad privada, mediante la negación del interés público y la obligación del Estado de garantizar el derecho al trabajo, en consonancia con el veto del presidente Mauricio Macri de la Ley de expropiación del Hotel BAUEN, una Ley sancionada por amplia mayoría en el Congreso de la Nación.

El Decreto presidencial contradice la decisión de los representantes del pueblo y habilita una nueva orden de desalojo prevista para el próximo 19 de abril. La ley de expropiación resolvía una disputa de más de 14 años en favor de los/as trabajadores/as que se hicieron cargo de un hotel quebrado frente a la estafa y el abandono de sus dueños, en plena crisis de 2001.

Los/as trabajadores/as lo hicieron, en un principio para mantener su fuente de ingresos. Luego el proyecto se consolidó y logró incorporar nuevos/as asociados/as e invertir en la mejora de las instalaciones. El resultado, como ellos mismos cuentan, es un espacio social y cultural de puertas abiertas, un hotel al servicio de la comunidad.

Para los/as 130 integrantes de la cooperativa y sus familias, el BAUEN representa mucho, es un trabajo digno y un proyecto de vida por el cual están dispuestos a seguir luchando. Para organizaciones sociales y políticas, intelectuales, artistas nacionales e internacionales y ciudadanos/as que todos los días nos acercamos a expresar nuestra solidaridad, es un proyecto a defender. Por eso conviene hablar de legitimidad, reconocimiento social y derecho al trabajo, tres cuestiones que caracterizan claramente a esta empresa recuperada y son sistemáticamente negadas por el gobierno nacional y los medios de comunicación dominantes que acompañan un posicionamiento en contra del trabajo y los/as trabajadores/as.

El veto la Ley de expropiación y esta nueva orden de desalojo no son hechos aislados ni afectan exclusivamente a los/as trabajadores/as del BAUEN, son un modo de concebir una sociedad para pocos y un modelo económico que excluye las formas solidarias, autónomas y democráticas de organización del trabajo cooperativo y los avances en la construcción jurídica y política en favor de los/as trabajadores/as.

Las cooperativas no buscan el beneficio individual ocupando un espacio privado, sino que construyen ámbitos sociales, culturales, educativos y simbólicos de integración social.

Seguir leyendo

Comentá »
Categorías: Artículos

¿Quiénes son los ilegales?

bauen-1

Los trabajadores del Bauen les responden a la editorial sin firma del Diario La Nación titulada “Ocupaciones ilegales”.

15 de marzo de 2017. Revista Cítrica

El martes 14 de marzo, el diario La Nación publicó una editorial en la que se lamentaba, con su habitual prosa anacrónica, por las “ocupaciones ilegales” y la falta de respeto que existe en Argentina por la propiedad privada. Teorizaba sobre que la multiplicación de villas de emergencia era una consecuencia directa de eso; hacía una superficial reseña de las fábricas recuperadas, a las que calificó como “toma de fábricas”; y ubicaba al Hotel Bauen como un episodio “paradigmático” de las violaciones a este derecho: el derecho a la propiedad.

Como parte involucrada en esta historia, nos gustaría hacer una aclaración que La Nación no contempló, y que se torna sustancial a la hora de analizar el caso del Bauen: se habla de propiedad privada cuando una persona o una empresa obtiene, controla o compra un bien, algo que la firma Mercoteles concretó de manera por lo menos dudosa. La familia Iurcovich -titulares de Bauen Sacic y Mercoteles S.A.- nunca pagó el Hotel. Pidió una serie de créditos hipotecarios que tampoco saldó. Entonces, antes de enfocarse en el derecho a la propiedad, estaría bien preguntarse ¿de quién es el Hotel verdaderamente? ¿De todos los argentinos y del Estado, que prestó un dinero que nunca fue devuelto? ¿O de estos capitalistas sin capital, que aprovecharon las distintas oportunidades crediticias estatales para conformar una sociedad que, de modo sistémico, deshonró sus deudas?

En su editorial, La Nación cuestiona el funcionamiento parlamentario -que aprobó, en sus dos cámaras, el proyecto de ley de expropiación y cesión del hotel a sus trabajadores- y avala el veto de Mauricio Macri, al marcar que “está fundado y le evita al Estado el desembolso de unos 30 millones de dólares”.

Esos 30 millones de dólares de los que habla representan un número ficticio. Es un precio de mercado que se estipuló vagamente. ¿De dónde salió esa cifra? Bastante fácil de explicarlo: la familia Iurcovich alega que, en la actualidad, el metro cuadrado en Callao y Corrientes cuesta dos mil dólares. Lo multiplicó por los 15 mil metros cuadrados que tiene el hotel y listo: la calculadora marcó 30 millones.

Seguir leyendo

Comentá »
Categorías: Artículos

¿Cómo construimos entre todas vidas más habitables?

ffff1

Comunicado del REAS Red de Redes de Economía Alternativa y Solidaria (España) para el 8 de marzo:

El capitalismo heteropatriarcal nos presenta un mundo compuesto por dos esferas dicotómicas -productiva y reproductiva-, aparentemente armónicas, que, sin embargo, está plagado de tensiones.

Cuando nos dicen que sólo el ámbito productivo genera riqueza y aumenta el PIB, nosotras respondemos que los hogares son productores de bienes y servicios esenciales para la vida y que han sido sistemáticamente olvidados en los análisis económicos, con todos los efectos perversos que esa constante invisiblización tiene para la vida de las mujeres. Cargas ingentes de cuidados escasamente repartidas que nos enferman y empobrecen y que se ven como una limitación en un mercado laboral excluyente que nos relega a sectores feminizados muy mal remunerados.

Cuando nos cuentan que el crecimiento económico revierte en toda la sociedad y que la mejor manera de crecer es producir más, nosotras les recordamos, por un lado, que el funcionamiento del libre mercado no responde a las necesidades de la mayoría de las personas ni de los pueblos; y, por otro, que la idea de que el crecimiento es deseable e, incluso, posible en un mundo finito, no tiene ningún sentido.

Cuando insisten en que el mercado es autónomo, que se autoregula y que las personas son libres para elegir y moverse en él, nosotras decimos que se ha dejado en manos de las mujeres la responsabilidad de la subsistencia y el cuidado de la vida, y nos preguntamos quién cuidaría de la vida si mujeres y hombres nos comportáramos con absoluta libertad, dando prioridad absoluta a la participación en el mercado capitalista.

Y cuando nos dicen que la Vida no puede estar en el centro de la economía, nosotras respondemos que la economía es la gestión de la Vida y que es precisamente la sostenibilidad de esta vida lo que debería estar en el centro de cualquier análisis o toma de decisión en el ámbito económico.

Tenemos claro que el cuestionamiento y la confrontación con el patriarcado y el capitalismo son elementos clave para la construcción de alternativas. Y, también, que para construir una economía solidaria y feminista debemos transformar no sólo nuestras formas de hacer, sino también a nosotros y nosotras mismas, y a nuestras organizaciones.

¿Por dónde empezar? Avanzamos y compartimos (al menos) doce propuestas…

1. Sensibilizar y generar conciencia crítica a nuestro alrededor. Formarnos y capacitarnos.

2. Que nuestros compañeros de la economía solidaria comiencen con esa revisión de la masculinidad hegemónica que exige cuestionar y renunciar a privilegios de género.

3. Mirarnos hacia lo interno. Realizar diagnósticos de la situación de mujeres y hombres en nuestra organización para identificar dónde están las desigualdades y establecer acciones concretas que nos permitan ir eliminándolas.

4. Promover procesos de empoderamiento de las mujeres. Preguntarnos ¿dónde están y dónde participan las mujeres de nuestra organización? ¿existe el techo de cristal, dificultades para acceder a los espacios de toma de decisiones? ¿Qué modelos de participación tenemos?

5. Transformar nuestros procesos de trabajo. Diseñar planes operativos que incluyan TODAS las tareas (productivas y reproductivas) que hacen sostenibles nuestras causas y preguntarnos quién hace cada una de ellas, cómo se traducen en términos de valor monetario, etc.

6. Revisar  nuestra cultura organizacional, analizar los valores que predominan en nuestras organizaciones, muchas veces, contaminadas por la idea de “militancia heroica” valorando y premiando a aquellas personas que trabajan muchas horas, que nunca dicen que no, que nunca están cansadas y que no son emocionales. A aquellas para las que el empleo es el centro de sus vidas y de su proyecto vital.

Seguir leyendo

Comentá »
Categorías: Artículos

Una alianza necesaria: derechos de la mujer y democracia económica

8mguerco

Dr. Ariel Enrique Guarco. Presidente de la Confederación Cooperativa de la República Argentina (COOPERAR)

Nuestra sociedad está atravesada por desigualdades que bloquean el desarrollo sostenible. Una de las principales es la desigualdad entre los géneros. De acuerdo a los datos de Naciones Unidas, en los países en desarrollo las mujeres trabajan un 13% más tiempo que los hombres, con el agravante de que el 63% de su trabajo son tareas domésticas no remuneradas: cuidado, alimentación, limpieza, etc. La situación es similar en los países desarrollados. Las mujeres también trabajan más y el 64% son tareas no remuneradas.

En lo que hace a las tareas remuneradas, en el mundo la presencia de la mujer es más alta en los trabajos de menor calificación y mayor precariedad. Entre el 70 y 80% del trabajo doméstico es femenino, mientras que esta participación se reduce al 32% en las actividades de tecnologías de información y la comunicación.

La menor autonomía económica de las mujeres, resultado de sus dificultades para acceder a trabajos en igualdad de condiciones que los hombres, se reproduce en todos los ámbitos de la actividad humana. Solo el 22% de los parlamentarios, el 18% de los integrantes de gabinetes ministeriales y el 19% de los integrantes de las cortes supremas son mujeres.

En la dirección de los sindicatos sólo el 5% son mujeres. En el ámbito de las grandes corporaciones, donde reside el poder económico, la situación no es mejor.

Sólo el 4% de quienes ocupan el puesto de CEO son mujeres; la mitad de las grandes empresas de tecnologías de la comunicación no tienen ni una mujer en sus directorios.

Estos son sólo algunos indicadores de una desigualdad que debe superarse como condición necesaria para el desarrollo y la paz.

La ONU ha convocado cuatro conferencias mundiales sobre la mujer desde 1975. En la última de ellas (Beijing, 1995) se aprobó una Declaración y Plataforma de Acción donde se reconoce que la “potenciación del papel de la mujer y la plena participación de la mujer en condiciones de igualdad en todas las esferas de la sociedad, incluidos la participación en los procesos de adopción de decisiones y el acceso al poder, son fundamentales para el logro de la igualdad, el desarrollo y la paz”.

Es decir, lo que está en discusión es el acceso al poder por parte de la mujer en todas las esferas. Como luego agrega la plataforma, adoptada por 189 países “esto supone el establecimiento del principio de que mujeres y hombres deben compartir el poder y las responsabilidades en el hogar, en el lugar de trabajo y, a nivel más amplio, en la comunidad nacional e internacional”.

Cooperativas y democratización del poder económico

Si se trata de compartir el poder, el primer paso es democratizarlo. Aquí es donde resulta necesaria la convergencia de la lucha por los derechos de la mujer y la lucha por la democracia económica.

Seguir leyendo

Comentá »
Categorías: Artículos

Ni muros ni globalización financiera: Paz y Economía Solidaria

20170213_agpaz

El presidente de la Confederación Cooperativa de la República Argentina, Ariel Guarco, repasa en el siguiente artículo los históricos compromisos del cooperativismo con la paz mundial y propone una serie de reflexiones acerca del rol que deben cumplir estas organizaciones ante los desafíos actuales.

La globalización hegemonizada por el capital financiero concentrado está poniendo en riesgo los acuerdos internacionales en base a los cuales los seres humanos intentamos convivir en Paz, dando lugar a nacionalismos xenófobos y belicistas, que sólo profundizarán las desigualdades sociales y territoriales.

Ello ocurre porque todo el sistema político internacional, laboriosamente forjado luego de las grandes guerras del siglo XX, pierde legitimidad cuando los derechos sociales son groseramente vulnerados y la concentración de la riqueza adquiere grados que afectan la sostenibilidad económica, social y ambiental del planeta.

Migrantes que huyen desesperados de sus países para chocar con los miedos de los habitantes de las regiones más desarrolladas, aumento de la xenofobia incluso en el discurso de primeros mandatarios o de candidatos a serlo, construcción de muros, restricciones arbitrarias a la inmigración, exacerbación de nacionalismos: todo esto no puede menos que evocar las peores experiencias de la historia moderna.

En nuestro continente, el peor ejemplo de esta tendencia es el muro que el gobierno de EEUU quiere construir en su frontera con México.

Justo allí, en esa frontera donde la violencia para evitar la inmigración ya lleva más muertos que el muro de Berlín. A 28 años de la caída de aquel muro que pretendía separar autoritariamente los sistemas, estamos viviendo el apogeo de nuevos muros que pretenden separar con violencia a los pueblos para defender a un mismo sistema.

Tanto entonces como ahora, al construir muros se está reconociendo la propia incapacidad para convivir y por lo tanto la incompetencia para liderar el destino de la humanidad.

Seguir leyendo

Comentá »
Categorías: Artículos

Revista Idelcoop suma sugerencias para una escritura no sexista

rev

A partir de la edición 220, la Revista Idelcoop incorpora en sus NORMAS de PUBLICACIÓN una guía de sugerencias para escritura no sexista.

En el marco del debate sobre las formas de construcción de una sociedad que respete todas las identidades de género, Revista Idelcoop asume el compromiso de alentar la discusión y proponer un pequeño aporte en el plano de la comunicación y la escritura académica para contribuir a la erradicación de la violencia patriarcal y machista.

La propuesta es compartir sugerencias para promover una escritura no sexista con los y las autores/as que postulan sus trabajos e invitarlas/os a pensarlo juntos/as. ”Ciertamente pueden encontrarse dificultades prácticas a la hora de escribir un texto con lenguaje no sexista, ya que nuestro idioma está estructuralmente definido de otra manera. Por eso, más allá de la forma que se encuentre para lograrlo, el objetivo y sentido de nuestra propuesta apunta a que se problematice y visibilice que el lenguaje que se pretende universal, es masculino y heteronormativo”, destaca la guía.

Por otra parte, el Comité Editorial se propuso fomentar específicamente la publicación de artículos que aborden los debates, discusiones, deudas y problemáticas sobre géneros en la economía social y el cooperativismo, considerando que es una perspectiva transversal  que debe estar presente en la línea editorial. Es por eso, que se invita especialmente a quienes trabajen el tema  a postular sus materiales de manera permanente con artículos de investigación, de divulgación, entrevistas, reseñas, relatos de experiencia, etc.

Cronograma 2017 y normas de publicación: http://www.idelcoop.org.ar/revista/convocatoria-articulos

Consultas y envío de artículos: revista@idelcoop.org.ar

Fecha límite de envío de artículos para la próxima edición (N° 221): 27 de enero de 2017. Seguir leyendo

Comentá »
Categorías: Artículos

A nuestros/as compañeros/as, los/as trabajadores/as de la Cooperativa de Trabajo Hotel BAUEN

bauen1

Un veto a las cooperativas, a la solidaridad y a los/as trabajadores/as
El 27 de diciembre, Mauricio Macri vetó la Ley de expropiación del Hotel BAUEN, sancionada por amplia mayoría en el Congreso de la Nación. Los fundamentos del decreto aluden principalmente al costo fiscal de una medida que favorece “exclusivamente a un grupo particularizado y sin traducirse en un beneficio para la comunidad en general”. Sus argumentos muestran un profundo desconocimiento de la naturaleza de las cooperativas, su historia y contribución a la generación de riqueza y trabajo en la Argentina.

El sector cooperativo de nuestro país a lo largo de su historia, se ha desarrollado en distintas ramas de actividad como la provisión de servicios públicos y privados, actividades agropecuarias, producción de bienes de consumo, ayuda económica y financiamiento, construcción de viviendas, educación, salud, turismo, etc. Así como también, vienen desarrollando actividades culturales y educativas para la sociedad en su conjunto. En la actualidad, de acuerdo al registro de INAES, existen alrededor de 33.000 cooperativas en todo el país. Por su magnitud y alcance, tiene una importante incidencia en la economía nacional y el arraigo territorial de sus prácticas potencia los recursos de las localidades y comunidades donde se desarrolla.

Entre la diversidad de experiencias, nos encontramos con las empresas recuperadas por sus trabajadores -como el Hotel BAUEN-, surgidas muchas de ellas como respuesta a la crisis de 2001. Estas experiencias cooperativas representan una alternativa de trabajo y un modo de satisfacer las necesidades de manera solidaria y colectiva, responden a un modo de producción centrado en el trabajo, la solidaridad, la democratización de los medios de producción y la redistribución de la riqueza, en pos del bien común.

A lo largo de estos años, estas organizaciones han crecido - según datos del Programa Facultad Abierta de la UBA, existen 367 empresas recuperadas con casi 16.000 trabajadores/as. Estas experiencias tienen un importante reconocimiento y legitimación social dada su política de puertas abiertas a la comunidad y por albergar a distintas organizaciones sociales que requieren de un espacio para su desarrollo. Su fortalecimiento fue acompañado por un conjunto de instituciones y políticas públicas desde 2003 que tuvieron como objetivo la construcción de un modelo social, político y económico que puso en el centro la inclusión social, la distribución de la riqueza y la generación de trabajo. Medidas que el actual gobierno pone en cuestión y, con sus políticas, pretende desmantelar.

Por eso, el veto de esta Ley no es un hecho aislado ni afecta exclusivamente a los/as trabajadores/as del BAUEN como afirma el decreto, sumado a que es un modus operandi del actual presidente desde su asunción como Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires donde lo tomó como una práctica sistemática (más de 20 cooperativas fueron afectadas por estas medidas). Este es un veto a un modelo de organización del trabajo, a los avances en la construcción jurídica y política en favor de los/as trabajadores/as.

Las cooperativas genuinas no buscan el usufructo individual de un espacio privado, sino que construyen ámbitos sociales, culturales, educativos y simbólicos de integración social. Por eso el veto a la expropiación del BAUEN es un golpe al trabajo digno y sin explotación,  a una forma de trabajo que demostró que a partir de la organización colectiva y la autogestión se puede integrar a quienes los representantes de los empresarios en un sistema económico en crisis, quieren dejar afuera. No se trata de un problema de falta de recursos económicos, sino de una maniobra contra el trabajo autogestionado.

Por todo lo expuesto, porque creemos que otro economía y otro mundo es posible, los/as abajo firmantes nos solidarizamos con los/as trabajadores/as del BAUEN, quienes siempre nos recibieron con las puertas abiertas y de los que hemos aprendido que la única lucha que se pierde, es la que se abandona.

El BAUEN es de los/as trabajadores/as! Por eso hoy más que nunca, NOS PONEMOS LA CAMISETA DEL BAUEN!

Firman

Montserrat Miño, Malena Hopp, Leandro Rubertone, Fernando Zuker, Pablo Godoy, María Florencia Rodríguez, Verónica Cortiñas, Rubén Matos, Leonardo Chiesa, Ernesto Burgos, Bernardo Sampaolesi, Ulises Camino, Valeria Mutuberría Lazarini, Malena Fallacara, Eleonora Feser.

Investigadores/as del Departamento de Cooperativismo del Centro Cultural de la Cooperación “Floreal Gorini”

Seguir leyendo

Comentá »
Categorías: Artículos

Sin patrones. En estas fiestas compre cuir de cooperativas trans

soy

Si bien la deuda que el Estado y la sociedad mantienen con la comunidad trans en materia de oportunidades de trabajo no se ha modificado y amenaza con ampliarse, la autogestión y las redes de solidaridades afectivas y creativas avanzan. La revolución es ahora, sigue siendo el lema. Desde la primera cooperativa trava y trans del mundo que funda la activista Lohana Berkins han surgido muchas a lo largo de todo el país. Aquí un panorama de sus logros, las razones de sus tropiezos y también una oferta concreta de productos elaborados para comercializar en estas fiestas.

Por Matías Máximo

Tomado del Suplemento SOY. Página12. www.pagina12.com.ar

A mediados de 2008 Lohana Berkins concretó la idea que venía gestando con un grupo de compañeras travestis y trans: generar una fuente de ingresos por fuera del destino común de la prostitución, sin patrones y con una estructura horizontal, donde el compromiso y la ganancia fuera para todas equitativa. Así nació la primera cooperativa T del país y del mundo, la Nadia Echazú, con unas 60 socias que aprendieron un oficio y  comenzaron a producir tramas textiles que marcaron un camino. “No sólo resolvemos un problema económico y social, sino que corremos el velo de la hipocresía”, dijo en la inauguración Berkins, tomada de un brazo de la madrina del proyecto, la madre de Plaza de Mayo Hebe de Bonafini. Desde entonces, el Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (INAES) recibió a más de 20 cooperativas T en todo el país, que tuvieron mayor o menor éxito en su pelea por conseguir y mantener la clientela suficiente para ser rentables.

Para fundar una cooperativa con todos los papeles en regla, primero hay que hacer un curso en el INAES, abrir una cuenta bancaria, tener contaduría y elegir una autoridad, más allá que todas las personas integrantes sean en efecto socias. Quitando excepciones, uno de los requisitos es contar con diez asociados, de los cuales cada cual tiene un voto a la hora de tomar cada decisión. Si el INAES lo aprueba, se concede una matrícula, a través de la que se puede pedir subsidios -en los últimos meses, cada vez más escasos- para darle cuerda al emprendimiento. La diferencia entre el universo de las cooperativas y los modelos T consultados por SOY, es que la totalidad de estos últimos incluyen dentro de sus proyectos estadías de formación, teniendo en cuenta que muchas personas travestis y trans, sobre todo las mayores de 25 años, tuvieron dificultades de todo tipo para acceder a la educación formal o el aprendizaje de un oficio.

Dentro de lo favorable del trabajo cooperativo está que no hay jefes y eso genera, en los mejores casos, un compromiso y cierta hermandad: una familia laboral, un espacio de contención. Entre los puntos difíciles, al sostenerse fuera del mercado de capitales tradicional, cada pérdida o dificultad de la empresa tiene impacto mayor, haciendo que muchos proyectos queden en el camino. Por otro lado, ser rentable a baja escala no es lo mismo que para una gran empresa, por lo que hacer líneas de producción competitivas pide más esfuerzos. Un empujón para las cooperativas T que se sostienen en el tiempo, fue que muchas lograron acuerdos de venta con el Estado, produciendo insumos para hospitales, colegios o colaborando en producciones culturales. Pero en el último año, y en esto hay coincidencias, la caída de las ventas y un vaciamiento de incentivos está volviendo más compleja la actividad. “A las compañeras no les alcanza con lo que ganan en la cooperativa y lamentablemente muchas tienen que pararse en una esquina para poder ganarse el peso y llegar a pagar las cuentas”, explicó Cintia Anahí Pili, coordinadora de la cooperativa textil marplatense Claudia Pía Baudracco, integrante del movimiento social Atahualpa.

Otra variante amiga de las cooperativas T, y en algunos casos un paso posterior, es emprender un negocio por cuenta propia, asumiendo la responsabilidad de dedicarle una porción del día a buscar clientes y manejar una caja chica para la compra de materias primas. Desde Ar/tv trans (primera experiencia de arte y teatro) pasando por imprentas, peluquerías y proyectos textiles administrados por personas T, hay muchos casos que funcionan a pesar de las adversidades. Pensando que en época de fiestas se hacen filas y amontonamientos para buscar regalos, SOY preguntó precio entre algunas cooperativas y emprendedores para armar una lista a su medida.

Seguir leyendo

Comentá »
Creative Commons License

Desarrollo y mantenimiento RCC - Red Cooperativa de Comunicaciones C.P.S.L.

Realizado con herramientas de Software Libre bajo licencia GPL