Historia del cooperativismo 1

Idealistas y realizadores: el cooperativismo argentino hasta la sanción de la Ley de Sociedades Cooperativas (1926): En esta oportundiad desarrollamos una breve introducción sobre el surgimiento del cooperativismo en la argentina. Son algunos párrafos donde se exponen las caracteristicas que tuvo, las motivaciones y principales reflexiones de esos precursores.

Idealistas y realizadores: el cooperativismo argentino hasta la sanción de la Ley de Sociedades Cooperativas (1926)

 

                                                               Daniel Plotinsky

Las primeras experiencias cooperativas en nuestro país se desarrollaron a partir de las últimas décadas del siglo XIX y estaban vinculadas fundamentalmente a la entrada masiva de inmigrantes europeos, requeridos por el modelo económico impuesto en el país a partir de la organización del Estado. Ellos aportaron no sólo técnicas y procedimientos de trabajo sino también tradiciones y formas mutuales de organización que introducían ideas de solidaridad y cooperación a través de instituciones en que se agrupaban por nacionalidad, colectividad, fe religiosa, clase social, oficio o actividad. Inicialmente ese movimiento se manifestó con mayor fuerza en la ciudad de Buenos Aires, pero luego se fue expandiendo a otras ciudad, pueblos y aun al ámbito rural.

Estas organizaciones comunitarias le servían a los inmigrantes para agruparlos, mantener viva su cultura de origen, representarlos ante el Estado y otros sectores sociales, brindarles acceso a servicios sociales y educativos y construir liderazgo para las asociaciones privadas, sindicatos, entidades mutuales y partidos políticos de la clase obrera. Pese a sus intentos, el Estado oligárquico no pudo penetrar esas organizaciones, que expresaban valores y actitudes muy diferentes del autoritarismo y paternalismo predominante en la vida socio política argentina

La participación en estas instituciones era valorada por diferentes sectores sociales y desde diversas fuentes ideológicas que compartían la concepción de que eran una manera de construir una sociedad libre, moderna, democrática y solidaria. Desde las corrientes del pensamiento vinculadas al socialismo y el anarquismo se las concebía además como una escuela de fraternidad humana.

En este último grupo se encuadraban algunos inmigrantes que venían con experiencia en la organización de actividades políticas y sociales y conocimiento de las ideologías revolucionarias desarrolladas en Europa durante el siglo XIX. Entre estos se destacaron como difusores de los valores u organizadores de emprendimientos cooperativos el francés Alejo Peyret, el catalán Victory  y Suarez y el alemán Germán L’Allemant, que llegaron a nuestra tierra buscando mejores posibilidades de desarrollo o huyendo de la represión desatada en sus países en contra de los intentos de transformación social.

En 1878, el dirigente socialista Alejo Peyret afirmaba en un acto en conmemoración de la fundación de Colonia San José (Entre Ríos):

«No basta fundar una colonia en un punto dado y abandonarla a si misma. Al cabo de algunos años verán reproducirse en su seno los vicios sociales del viejo mundo agregados a los inconvenientes del nuevo: es decir, la ilegalidad, la usura y la explotación del hombre por el hombre. Quisiera, pues, que hubiera en las colonias instituciones cooperativas y bancos de crédito agrícola para proveer de capitales en módicas condiciones a los trabajadores rurales; y ponerlos así al cubierto de un probable desalojo… Quisiera que hubiera depósitos de cooperativas donde el agricultor pudiera guardar su cosecha y esperar el momento de poder venderla a buenos precios… Quisiera que hubiera cooperativas que provean a los socios colonos a “precio de costo” todos los artículos de consumo local…Quisiera que hubiera fábricas cooperativas para el aprovechamiento de los productos agrícolas. Amaos los unos a los otros, dice el evangelio. Pero no basta amarse: es necesario unirse, entenderse y asociarse para sobrellevar con más facilidad la carga de la vida. La fe transporta las montañas e inunda los valles, dice también el Evangelio. ¿Cuál es esta fe todopoderosa? Es la fe de la solidaridad social, de la fraternidad humana»[1]

Al analizar las características de las incipientes entidades cooperativas argentinas, se observa que corresponden a dos tipos de experiencias diferentes:

§         Un grupo de las mismas fue creada por sectores obreros con el fin de liberarse de la explotación capitalista o, por lo menos, atenuar sus efectos. 

Otro grupo de entidades fueron promovidas por integrantes de las capas medias y la pequeña y mediana burguesía con el objetivo de buscar soluciones a sus problemas sociales y económicos y poder desarrollar su actividad comercial o industrial.

[1] Peyret, Alejo. Discurso en el XXI aniversario de la Colonia San José (2/07/1878).


Post relacionados:

  1. Historia del Cooperativismo 10: El Congreso Argentino de Cooperativas (Rosario, 1958) y la expansión del cooperativismo de crédito
  2. Historia del Cooperativismo 3: Primeras experiencias de cooperativismo agrario
  3. Historia del cooperativismo 2: Primeras experiencias en el cooperativismo de consumo
  4. Historia del cooperativismo 9: El cooperativismo de crédito en las décadas del 40 y 50
  5. Historia del Cooperativismo 4:

Etiquetas:

4 comentarios para “Historia del cooperativismo 1”

  1. Hablar del Cooperativismo y Economia Solidaria en el Peru del siglo XXI , es hablar de gente de éxito ,de gente feliz y de gente con ideales, hombres de pensamientos de cambio social con un proposito legitimo en su corazon y que luchan por alcanzarlo.

    Es posible el renacimiento del TERCER SECTOR SOCIAL el Peru (conocido como la Economia Solidaria) y es una necesidad urgente. En el ambito academico –cientifico se tiene la experiencia internacional del OIBESCOOP, CIRIEC, UIDESCOOP, y RULESCOOP,( http://www.oibescoop.org) pero ese aporte tecno-cientifico debe ir acompañado del éxito de sus modelos empresariales en sector rural y urbano al servicio de millones de peruanos que encuentran en este modelo de “Empresa Social “ sin fines de lucro una oportunidad para dejar ser peruanos anonimos , sin vision de pais y sin vision de futuro.

    ¡ Basta ya ¡ de tener maestros fabricantes de la miseria en el Peru.

    ¡ Quien nos devuelve la conciencia y la autoestima Nacional ¡

    Jesucristo no lee la mente de los ricos ni de los pobres, menos de los politicos, asi que no piensen en poco su pensamiento tiene que ser de mente brillante y de como lograr alcanzar la libertad financiera

    Tenemos que salir del encarcelamientos de las ideas sobre la Economia Social y el Cooperativismo en el Peru ,las nuevas necesidades se podran solucionar solo a travez de la redes sociales.

    Lic. Walter Choquehuanca Soto

    Conferencista Internacional del Cooperativismo y la Economia Solidaria

    videos:
    COOPERATIVAS DE TRABAJO Y DISCAPACITADOS

    http://www.youtube.com/watch?v=yAXe0QYLJ9A&feature=channel

    Cooperativismo para niños

    http://www.youtube.com/watch?v=TP7vaIridVE&feature=channel_page

  2. No menciones a jesucristo porque no cabe en tu discursos, ademas lee la biblia para que sepas que aun no has pensado cuando él ya los sabes

  3. Sobre las primeras experiencias cooperativas he investigado y escrito al respecto, la mas antigua a la actualidad que se tenga registro es la Panaderia del Pueblo que comenzo a funcionar en Parana en el año 1858.
    Para mas informacion sobre las primeras experiencias cooperativas podran acceder a traves del buscador http://www.google.com.ar colocando: Ricardo Cesar Bazan Parana Cooperativa.

    Ricardo Cesar Bazan
    Tec. Sup. en Cooperativismo.
    Investigador - Periodista.-

  4. emily dice:

    esto es muy importante sierto

Dejá un comentario

Creative Commons License

Desarrollo y mantenimiento RCC - Red Cooperativa de Comunicaciones C.P.S.L.

Realizado con herramientas de Software Libre bajo licencia GPL